“La oposición pone palos en la rueda a la violación de la Constitución”

El presidente de la bancada del PRO en Diputados, Federico Pinedo, impulsa la candidatura del jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, a presidente para el próximo año. Acepta un pacto político con el PJ disidente.

Por Agustín Alvarez Parisi

En pleno enero no hubo vacaciones ni playa para la mayoría de los políticos argentinos porque en los primeros días del año estalló el conflicto entre el presidente del Banco Central, Martín Redrado, y el Gobierno nacional por el uso de las reservas para pagar los vencimientos de la deuda pública.

Sin esquivar los temas de coyuntura, el jefe de bloque de los diputados del PRO, Federico Pinedo, analizó junto a Semanario Parlamentario el triunfo del empresario Sebastián Piñera en Chile y las posibilidades de ser Mauricio Macri el presidente de los argentinos el año próximo. Sin titubear, Pinedo se definió como el mayor impulsor de la candidatura de Macri a presidente, descartó la posibilidad de que Francisco de Narváez sea presidente y criticó la falta de definición del vicepresidente Julio Cobos y la suspensión del viaje de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a China. Un gentleman en acción.

– Usted ha sido uno de los mayores impulsores de la candidatura presidencial de Mauricio Macri. ¿Por qué?

– Porque la política argentina tiene que dar una vuelta página; tiene que dejar una generación atrás; y tenemos que cambiar de dirigencia política, formas de gestión y acuerdos políticos con mayor respeto, menos violencia, menos confrontación, más vinculación con el mundo, más modernidad, más oportunidades, más ejecutividad, más concordia.

– ¿Y cree que Macri puede aportar toda esa renovación?

– Mauricio puede hacer un aporte importante a la política.

– Aparece la figura de Francisco de Narváez en el espacio de Unión PRO. ¿Cómo se va a resolver la candidatura de Macri a presidente?

– De Narváez no aparece como candidato a presidente. Yo creo que debemos fortalecer el acuerdo que hicimos con De Narváez en 2007 y 2009 en la provincia de Buenos Aires.

– ¿Cómo está el partido Propuesta Republicana?

– El PRO es un partido muy nuevo, se está formando porque cuesta mucho la organización a nivel nacional, pero tiene una organización en el ámbito territorial.

– Pensando en la campaña para las próximas elecciones. ¿Cuál va a ser la postura del PRO frente al resto de la oposición?

– En primer lugar, el conjunto de la oposición, todos, debemos garantizar la institucionalidad, dejando de lado cualquier especulación política y, en ese sentido, nuestro compromiso es absoluto.

– Pero van a tener que competir con la UCR, la Coalición Cívica, entre otros…

– Sin dudas, en la generación de distintas alternativas de poder vamos a competir contra el radicalismo y otros, pero una competencia sin ataques ni descalificaciones, desde la convicción de que somos todos argentinos.

– ¿Y cómo será la relación con el PJ disidente?

– Con el peronismo no kirchnerista pretendemos tener una relación de construcción política a futuro.

– ¿Qué opinión le merece la suspensión del viaje a China por parte de la Presidenta?

– Creo que es un tema de política interna, un tema menor que apunta al posicionamiento político de la Presidenta frente a –vicepresidente Julio- Cobos. La suspensión del viaje fue un grave error, perjudicial para la Argentina porque China tiene un gran potencial como financiador de infraestructura para el país. Se pueden hacer una cantidad de obras que permitan complementar la economía nacional con los países vecinos a través de pasos fronterizos, ferrocarriles, rutas o puertos para vincularse con la economía del este asiático. Es una oportunidad revolucionaria para la transformación de nuestro país. Así que dejar de lado eso por un tema de posicionamiento político interno nos parece extremadamente triste.

– El Gobierno está presionando para que Cobos renuncie…

– Pero el afán para que Cobos renuncie no justifica poner en juego las relaciones con la segunda potencia del mundo que tiene una complementariedad con nuestra economía evidente e indiscutible con un potencial enorme. Esto traducido al interés del pueblo resultan miles de millones de dólares en inversiones y cientos de miles de puestos de trabajo en Argentina.

– ¿Cobos debe renunciar?

– Lo que tiene que hacer cualquier funcionario es cumplir con el pueblo que lo votó. El problema de Cobos es para cumplir con quiénes lo votaron porque algunos lo votaron junto a Cristina y otra gran parte por ser radical. Entonces, es una decisión que tiene que tomar Cobos.

– ¿Cree que Cobos está poniendo palos en la rueda?

– No. Todo el mundo lo ve que Cobos trata de hacer lo menos posible. Nunca toma decisiones muy contundentes en un sentido o en otro.

– Pero la Presidenta dice que la oposición obstruye…

– La oposición pone palos en la rueda a la violación de la Constitución. Nosotros no queremos que se viole la Constitución, queremos que se respete las reglas de convivencia de los argentinos.

– ¿Hay un complot desestabilizador?

– Eso es un disparate.

Las elecciones trasandinas

– El empresario Sebastián Piñera ganó las elecciones en Chile. ¿Qué significa eso pensando en el 2011?

– Piñera es un hombre extremadamente ejecutivo que va a defender con mucha dureza el interés chileno. El Gobierno de Piñera será un gobierno moderno, moderado y democrático.

– ¿Cómo debe ser la relación con el vecino país?

– Nosotros, más allá de quien gobierne en la Argentina, lo que tenemos que hacer es tener una vinculación inteligente con Chile, Uruguay y Brasil para generar en conjunto un salto de producción y calidad de vida en la región. Esta alianza ABC más Uruguay es un camino necesario.

– ¿Pero cómo cree que será la relación teniendo en cuenta que Piñera es de derecha?

– No creo que en el caso de las relaciones entre países afecte si uno es de centro derecha y el otro de centro izquierda, sino que se vinculan por temas que son de consenso.

– ¿Qué opinión le merece la relación entre el oficialismo y la oposición en Chile?

– Creo que hay un ejemplo de convivencia democrática, de respeto y de convicción de que todos son chilenos y tiran para adelante.

Juicio político a Aníbal Fernández

– ¿Por qué presentaron un pedido de juicio político contra el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández?

– Para que la Comisión de Juicio Político revise el accionar del jefe de Gabinete frente a la Justicia. El primer caso es la situación que se suscito con la lista ganadora en el sindicato de los Aeronavegantes, la cual no era del agrado del Gobierno y por eso Fernández ordenó a la Policía no acatar la medida de un juez. Eso fue gravísimo porque implica que la Justicia puede no existir porque el Gobierno hace lo que quiere. Esto da miedo.

– ¿Hubo hecho que involucró a la jueza Sarmiento?

– Sí. Aníbal Fernández le mandó a la jueza un policía a las 7 de la mañana de un sábado para llevarla a Tribunales para que reciba un escrito improcedente que cuando la jueza lo rechazó, como corresponde, el policía tenía orden del jefe de Gabinete de perseguirla. Por lo tanto, las actitudes del Gobierno nacional parecería que quieren asustar a los jueces y generan una situación de miedo en la sociedad.

– Sin embargo, la Presidenta cree que es una chicana política.

– Para mí no es una chicana, sino un límite para que la gente sepa que no estamos en la ley de la selva y ni el Gobierno ni nadie puede hacer lo que quiere.

– ¿Cómo analiza la denuncia por estafa procesal que le hizo el Gobierno a usted y a la jueza Sarmiento?

– Creo que no es un hecho jurídico, sino que es un hecho político que consiste en tratar de amedrentar al Congreso y al Poder Judicial. Fue una decisión deplorable del Gobierno que nos quiere decir a los legisladores que tengamos cuidado porque nos van a meter presos. Y lo mismo le quieren decir a los jueces. Me parece que es un mensaje nocivo contra la democracia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password