Las parlamentarias

125 legisladoras integran el Parlamento nacional en el año del Bicentenario. 99 diputadas y 26 senadoras. Sólo el 34% son mujeres.

Por Julio El Alí

Hace doscientos años se conformaba el primer gobierno patrio luego de la Revolución de Mayo. De aquella Primera Junta no participó ninguna mujer, aunque algunas damas cumplieron un rol importante en la lucha por la independencia.

En cambio, en el Bicentenario de aquel grito de libertad, las mujeres ocupan un lugar fundamental en la dirigencia política.

En el sistema político argentino, en el cual la función del Jefe de Estado es clave en la conducción del país se destaca que la Presidencia de la Nación se encuentre en manos de una mujer: Cristina Fernández de Kirchner.

Además de Cristina, varias mujeres ocupan funciones ministeriales como Alicia Kirchner (Ministerio de Desarrollo y Bienestar Social), Débora Giorgi (Ministerio de Producción) y Nilda Garré (Ministerio de Defensa).

En tanto, dos mujeres también conforman la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Ellas son Carmen Argibay y Elena Highton de Nolasco.

Por su parte, en el Poder Legislativo, luego de la renovación de las cámaras producida el 10 de diciembre de 2009, este año serán 125 legisladoras nacionales. Es decir, 99 diputadas y 26 senadoras, lo que representa un 34 por ciento del total del Congreso, cumpliendo con lo que establece la Ley de Cupo Femenino.

En total, entre ambas cámaras, 36 diputadas del Frente para la Victoria junto a 8 aliadas y 12 senadoras oficialistas y 2 aliadas, conforman un conjunto de 58 legisladoras que defienden el proyecto kirchnerista. Es decir que el 46,77% del total de las mujeres, apoyan al Gobierno nacional y el 53,23% son opositoras, lo que refleja también en la composición femenina la nueva conformación del Congreso, adversa al Gobierno, aunque sigue siendo el oficialismo la primer minoría.

Por parte de la oposición, el peronismo disidente es el bloque que cuenta con mayor presencia de mujeres con 11 diputadas y 7 senadoras. Mientras que el radicalismo, la segunda minoría en el Parlamento (44 diputados y 14 senadores), sólo 11 son mujeres (9 diputadas y 2 senadoras). De tal manera, sólo el 18,96% son legisladoras en el radicalismo. En cambio, el PRO es el bloque que, sin participación en el Senado, cuenta con la mayor participación de mujeres, ya que de 11 miembros, 7 son damas. Por lo tanto, en el bloque que lidera Federico Pinedo las mujeres alcanza el 63,64%.

Senadoras en baja

En 2004, el porcentaje de mujeres en la Cámara alta fue récord con un 40% entre los 72 senadores, o sea, 29 legisladoras, tres más que en la actualidad. En 2010, tras la renovación, hay 26 senadoras nacionales, de las cuales 8 tienen mandato hasta el año próximo mientras que 9 finalizarán su periodo en 2013. Las ocho flamantes senadoras tienen mandato hasta 2015. Entre ellas, se encuentra la santafesina Roxana Latorre, quien acompañando a Carlos Reutemann logró renovar su banca, siendo la única que logró triunfar en las elecciones del 28 de junio del año pasado.

Después de la última derrota electoral del oficialismo, la repartición de bancas desfavorable para el Gobierno se evidencia en las senadoras porque si bien de un total de 26, 14 apoyan al Poder Ejecutivo y 12 son opositoras, del total de las oficialistas seis se van en 2011, mientras que de las nuevas sólo dos son kirchneristas.

En relación al partido que más presencia femenina posee, el Frente para la Victoria el bloque con mayor participación con 12 kirchneristas puras y dos aliadas. Luego continúa el peronismo disidente con 7 representantes, y muy relegado el partido radical con sólo dos senadoras en un bloque de 14 legisladores. De esta manera, se demuestra que los dirigentes del partido centenario son mucho más reacios a cederle espacios políticos a la mujer, ya que el 86% de la bancada radical en la Cámara alta son hombres. En cambio, en el oficialismo el 55% son mujeres.

Sin embargo, a pesar de ser el bloque con mayor participación femenina, será el más perjudicado -a priori- con los próximos recambios legislativos porque el año que viene se termina el periodo de 6 senadoras; en 2013 de 4 y 2 aliadas; y en 2015 de sólo dos. Todo lo contrario ocurre con la UCR. Sus dos únicas senadoras -Laura Montero y Blanca Monllau – finalizan el mandato dentro de seis años.

Entre las senadoras que finalizan su mandato el próximo año se encuentran Hilda “Chiche” Duhalde y Liliana Negre de Alonso, dos peronistas enfrentadas al kirchnerismo pero reconocidas por su pares por la tarea que realizan en la Cámara alta. Durante el año pasado, la esposa del ex presidente desarrolló unas jornadas sobre seguridad pública en búsqueda de una solución legislativa a la problemática social. En tanto, Negre de Alonso realizó junto a sus asesores un estudio exhaustivo sobre el centenar de normas que poseen facultades delegadas al Poder Ejecutivo. Por parte del oficialismo, cumplen su periodo las senadoras Liliana Fellner y Adriana Bortolozzi, entre otras.

La única representante de las filas de Elisa Carrió, es la senadora María Eugenia Estenssoro, quien cuenta con cuatro años más de mandato. En el 2013, junto con Estensoro finalizan el mandato la oficialista Blanca Osuna (presidenta de la Comisión de Educación) y la salteña Sonia Escudero (PJ disidente), quien fue elegida varias veces Premio Parlamentario a la Mejor Senadora del año por su destacada labor en el Cuerpo.
En las nuevas senadoras se encuentran varias curiosidades. La peronista chubutense Graciela Di Perna es la cuñada del gobernador Mario Das Neves y sería la próxima candidata a gobernadora de Chubut. Lucía Corpaci fue electa por Catamarca, donde era la vicegobernadora de un radical K -Eduardo Brizuela del Moral -, aunque engrosará las filas del bloque que conduce el ultrakirchnerista Miguel Ángel Pichetto.

Por otra parte, tres de las flamantes “Padres de la Patria”-antigua definición de los senadores- pasaron de la Cámara baja a la Cámara alta, ya que eran diputadas. Ellas son la tucumana esposa del gobernador oficialista José Alperovich, Beatriz Rojkés; la mendocina cobista Laura Montero y la cordobesa juecista Norma Morandini, quien todavía no juró, pero lo hará en la sesión preparatoria.

Otra particularidad se observa en la provincia de Santa Cruz, la cual no tiene representación femenina porque al fallecer la senadora Judit Forstmann, su reemplazante fue un hombre Jorge Banicevich, por lo que no se cumplió con la Ley de Cupo Femenino.

Diputadas en alza

En comparación con años anteriores, la Cámara baja contará con la presencia de 99 mujeres, o sea, 38,52% de los 257 diputados.

A diferencia al Senado, la composición femenina refleja la conformación del Parlamento adverso al Gobierno. El oficialismo cuenta con 36 diputadas kirchneristas y 8 aliadas mientras que la oposición en su conjunto suma 55 legisladoras, aunque el kirchnerismo sigue siendo la primera minoría también en las damas a pesar que el 55,55% de las mujeres están en contra del Poder Ejecutivo.

En relación al vencimiento de su mandato, se demuestra la mala elección realizada por el FpV en las últimas elecciones, ya que el año que viene finalizan el período 27 diputadas y sólo ingresaron 17, de las cuales 6 renovaron su banca.

La Cámara de Diputados, al tener mayor cantidad de representantes, permite acceder a las mujeres a puestos de mayor relevancia política en comparación con la Cámara alta. La vicepresidenta segunda del Cuerpo es la oficialista mendocina Patricia Fadel, quien tuvo una destacada labor como secretaria del bloque que lidera Agustín Rossi.

También se encuentran varias mujeres conduciendo bloques parlamentarios como en el caso de Elisa Carrió al frente de la Coalición Cívica y Mónica Fein, quien conduce al Partido Socialista.

Con respecto a las presidencias de las comisiones, se destaca la labor de la peronista Graciela Camaño en Asuntos Constitucionales; la radical Silvana Giudici en Libertad de Expresión; la oficialista Adriana Puiggrós en Educación, entre otras.

Al respecto de la lucha de la igualdad de género, no se puede dejar de mencionar la inagotable labor que realizan la diputada Fernanda Gil Lozano (Coalición Cívica), quien lucha contra la trata de personas, y las diputadas de centroizquierda Cecilia Merchán y Victoria Donda, quienes luchan incansablemente por impulsar los cambios en derechos humanos. Además, la diputada Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro Popular y Solidario) y la ex diputada socialista Silvia Augsburger se destacaron por avanzar en el debate de la legalización del aborto.

Entre las flamantes diputadas, se encuentran la ex vicejefa de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Gabriela Michetti; la líder del GEN, Margarita Stolbizer; la ex esposa del gobernador del Chaco, Sandra Mendoza; y, entre las que renovaron, se destaca la diputada oficialista, miembro del Consejo de la Magistratura, Diana Conti.

A partir del 1º de marzo se esperan grandes debates, donde las mujeres tendrán importantes intervenciones, protagonizadas por Elisa Carrió, Gabriela Michetti, Margaritia Stolbizer, Patricia Fadel, Diana Conti, Vilma Ibarra, Marcela Rodríguez (CC), Patricia Bullrich (CC), Giudici, Claudia Rucci (hija del sindicalista José Ignacio Rucci), María Cristina Cremer de Busti (esposa del ex gobernador de Entre Ríos); Celia Arena (secretaria de Carlos Reutemann), Laura Alonso (ex directora de Poder Ciudadano) o las representantes del campo como Natalia Gambaro (PJ disidente) o Gladys González (PRO).

En conclusión, la Ley de Cupo Femenino ha provocado una mayor inclusión de la mujer en la política nacional, aunque todavía quedan pendientes varios temas en la agenda parlamentaria con referencia a la igualdad de género y derechos de la mujer.

Ellas en cifras

Senadoras 26
Diputadas 99

EN LA CÁMARA BAJA
Oficialistas 44
Opositoras 55

EN LA CÁMARA ALTA
Oficialistas 14
Opositoras 12

Diputadas
FpV 36
Aliadas 8
CC 11
PJ disidente 11
UCR 9
PRO 7
Centroizquierda 6
Provinciales 7
PS 2
GEN 2

Senadoras
FpV 12
Aliadas 2
PJ disidente 7
UCR 2
Provinciales 2
CC 1

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password