“En política exterior no pueden existir posiciones opuestas sino consensuadas”

Producto de la nueva composición legislativa, la Comisión de Relaciones Exteriores quedó en manos de la oposición. Su titular, Alfredo Atanasof, se maneja prudentemente al frente de la misma, con la convicción de que se debe trabajar coordinadamente con la Cancillería. Y en diálogo con Parlamentario, dejó claro que a la hora de negociar, no se deben buscar ganadores ni perdedores, sino un acuerdo.

Tras haber recorrido altos cargos dentro del Ejecutivo nacional -no durante la era kirchnerista, claro está-, Alfredo Atanasof ha vuelto a un cargo que conoce muy bien. Es que este dirigente del peronismo bonaerense ejerció como diputado nacional durante dos períodos consecutivos, a partir de 1995.

En rigor, no completó ese segundo ciclo como legislador, ya que en 2002 se integró al gabinete de Eduardo Duhalde como ministro de Trabajo de esa presidencia nacida en el medio de la emergencia de un país que se incendiaba.

En 2003 escaló al primer lugar dentro de ese equipo ministerial, al ser designado por Duhalde como jefe de Gabinete de Ministros. En 2003 no fue uno de los ministros que se integraron al gobierno de Néstor Kirchner. Por el contrario, Alfredo Atanasof se fue alejando de las posiciones de ese Gobierno y la primera derrota legislativa del kirchnerismo lo encontró militando en el sector que se impuso, el de Unión PRO.

Hoy cercano a Francisco de Narváez, Alfredo Atanasof es uno de los principales operadores del vencedor de las elecciones bonaerenses del 28 de junio de 2009 y en el Congreso ocupa la presidencia de una de las principales comisiones que quedaron en manos de la oposición. Hombre vinculado al mundo del trabajo -comandó durante tres décadas las actividades más importantes del gremio de trabajadores municipales de la República Argentina-, supo presidir la Comisión de Legislación del Trabajo. Sin embargo hoy no está al frente de esa comisión, que sigue en manos del oficialismo, sino de la de Relaciones Exteriores de la Cámara baja, aquilatando entre sus antecedentes internacionales la condición de presidente de la Unión Latinoamericana de Trabajadores Municipales.

– ¿Cómo evalúa el papel de la Comisión de Relaciones Exteriores en la reconstrucción de las relaciones con los países del Mercosur y de la Unión Europea?

– Es una de las más importantes tareas de la comisión el afianzar el Mercosur y construir con la Unión Europea una agenda común de temas, entre los cuales Malvinas y retomar las negociaciones para avanzar en pos de un tratado de libre comercio Mercosur-UE, son prioridad. Hay mucho que se puede hacer a nivel parlamentario. La Comisión de Relaciones Exteriores cumple un rol fundamental, ya que la misma funciona como ámbito de discusión donde se concensúan los distintos enfoques y miradas de los partidos que la conforman, buscando aunar criterios para mantener una clara posición respecto a la política exterior nacional. En el marco del funcionamiento de la misma, se invitan a los representantes políticos de los países del Mercosur y de la Unión Europea para llevar a cabo reuniones de trabajo que permiten fijar posiciones y acercar las partes, buscando mediante el diálogo, la articulación política necesaria para lograr consenso y acuerdo.

– ¿Las mismas pueden tener incidencia en la política exterior de Argentina?

– Si se refiere al rol o a las acciones que se producen desde la comisión, absolutamente. A través de las mismas se pueden identificar problemas y soluciones, proponer cambios y ajustes o aprobar tratados y acuerdos que deben ser refrendados desde el Poder Ejecutivo para su ejecución.

– ¿Cuáles son los ejes estratégicos de la comisión?

– Básicamente son cinco los principales ejes de acción. La cuestión Malvinas; Mercosur; Unasur; la relación bilateral entre Argentina y la UE y la alianza estratégica entre la UE y el Mercosur.

– ¿Cómo analiza usted la situación que se está dando con el Reino Unido en torno a la exploración de petróleo que están desarrollando en las Islas Malvinas?

– Desde la comisión hemos expresado nuestro más enérgico repudio a la decisión unilateral e ilegítima del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, de autorizar a empresas privadas a realizar tareas de exploración y explotación de hidrocarburos en el área de la Plataforma Continental Argentina, desconociendo las sucesivas resoluciones sobre la cuestión de las Islas Malvinas adoptadas por la Asamblea General y el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas. Asimismo hemos expresado nuestro beneplácito por el respaldo diplomático de los 32 países de América Latina y el Caribe al aprobarse sin objeciones la Declaración por la Cuestión Malvinas y el Comunicado Especial por la Exploración de Hidrocarburos en la Plataforma Continental del Atlántico Sur, en ocasión de la XXIII Cumbre de Unidad celebrada el 22 y 23 de febrero de 2010 en Cancún, México. Desde la comisión, mantenemos la decisión de reafirmar los legítimos derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y los espacios marítimos circundantes.

– Con el recambio de autoridades en las comisiones, tanto en la Cámara alta como en la Baja, las presidencias de las comisiones de Relaciones Exteriores están en poder de la oposición. ¿Es un obstáculo para trabajar con la Cancillería?

– No sólo se puede, sino que también se debe trabajar coordinadamente con la Cancillería, independientemente de quien esté en el Ejecutivo. Como ya dije anteriormente, hemos llevado a cabo varias reuniones de comisión con funcionarios de la Cancillería y mediante el consenso, en diversos encuentros hemos apoyado proyectos que demuestran el buen funcionamiento y la madurez de la misma. En temas de política exterior no pueden existir posiciones opuestas, sino consensuadas y unidas.

– En principio en esta comisión la oposición en general funciona consensuando los temas; en cambio otras comisiones se han convertido en campos de batalla. La fragmentación ha generado un freno a las iniciativas anunciadas. ¿Es factible recuperar la unidad? ¿De qué depende?

– El diálogo y la búsqueda de consenso son el camino. Al menos, esa es nuestra metodología de trabajo que está dando óptimos resultados. En una negociación, cuando se llega a un acuerdo, no hay ganadores ni perdedores.

– La comisión se reunió con los embajadores del Grula (Grupo de embajadores Latinoamericanos) y con los embajadores de la Unión Europea. ¿Cual fue el objetivo de esos encuentros?

– Por el lado del Grula, participaron los embajadores de Chile, Venezuela, Brasil, Cuba, México, República Dominicana, Ecuador, Colombia, Guatemala, Perú, Bolivia, Costa Rica, Panamá, Uruguay, Paraguay y Haití. En la reunión se acordó trabajar para fortalecer la integración regional, poniendo énfasis en la diplomacia parlamentaria y en aspectos particulares como la educación, energía, justicia y conectividad. En cuanto a la reunión con los embajadores de la UE se trató el tema de la integración regional entre la Unión Europea y el Mercosur y el relanzamiento del diálogo político. Por otro lado, los representantes expresaron su inquietud por las restricciones a las importaciones de alimentos. Desde la comisión, nos comprometimos a iniciar algún tipo de acción si se concreta la medida. Hubo una expresión unánime por parte de todos los legisladores de que no sería el camino adecuado cerrar la frontera. Todavía no hay ninguna norma que determine esta situación, pero si esto se concretara, claramente pensamos que iría en sentido contrario a lo que es el objetivo, que es el fortalecimiento de esta alianza estratégica de la Unión Europea y el Mercosur.

– Un tema que involucra a Malvinas. ¿Qué les dijeron a los embajadores?

– Que colaborarán para acercar posiciones para que el Reino Unido y la Argentina avancen en las negociaciones bilaterales y en los organismos internacionales para dar una solución pacífica y definitiva sobre Malvinas. Lógicamente, le hemos señalado la reivindicación de nuestro derecho soberano sobre esas tierras.

– La Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados avaló el ingreso de Argentina a la Unasur, pero evitó cualquier respaldo a la designación de Néstor Kirchner como secretario general del organismo regional. ¿Por qué?

– Haber aprobado el ingreso al tratado de la Unasur, que une a la Comunidad de Naciones Andinas y al Mercosur, es una decisión correcta en política internacional para la región. Así lo entendieron por unanimidad los diputados de todas las bancadas. Sobre la designación de Kirchner, había expresiones encontradas que no se pudieron consensuar. Pero con muy buen criterio, se decidió retirar ambas posturas, ya que cualquier pronunciamiento a favor o en contra de la Cámara de Diputados no tiene ningún efecto vinculante con la decisión que tomaron doce presidentes de la Unasur.

– ¿De Narváez y el PJ disidente van a dar pelea en la interna del partido?

– Nuestra intención es que sí. Está claro que el PJ está en crisis por la conducción de Kirchner y necesita un fuerte debate interno. Pero todavía falta reglamentar la ley de internas abiertas, simultáneas y obligatorias. Si no hay certezas y reglas claras para que todos puedan participar en igualdad de condiciones y con garantías para que eso se cumpla, va a ser difícil.

– ¿Cómo imagina Atanasof el papel del peronismo no kirchnerista en el escenario de la próxima campaña electoral?

– Lo considero unido y convertido en una propuesta electoral renovadora. Un peronismo predispuesto a trabajar fuertemente en un diseño de país con una mirada estratégica para los próximos años.

– Duhalde quiere enfrentar en las internas a Néstor Kirchner. ¿Se sumará a esa pelea De Narváez?

– De Narváez ha dicho que pretende participar de las internas del PJ. El le ganó a Kirchner en la provincia de Buenos Aires. Debemos continuar trabajando en la construcción de una alternativa dentro del justicialismo que permita consensuar voluntades y proyectos en común.

– Reformulo la pregunta: ¿podrán unificar posiciones Duhalde y De Narváez para ir juntos en las próximas elecciones?

– El Partido Justicialista está frente a una crisis profunda, su presidente Néstor Kirchner decidió competir el año pasado en una provincia que no era la suya y perdió a manos del propio justicialismo. Cualquier partido en esas condiciones entra en crisis, y de allí se sale con propuestas y proyectos. Yo valoro sobremanera el aporte al debate que están haciendo todos los que aspiran a ser candidatos, este será un año de debate y aportes de propuestas programáticas, luego trabajaremos para convertirnos en una sola opción. Desde esa posición, deberemos generar las propuestas que la gente espera. Creo que la alternativa será superadora y a su vez, permitirá la reconstrucción de nuestro partido.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password