“Quienes rechazan el Servicio Cívico Voluntario es porque no quieren entender el programa”

Una de las impulsoras de la iniciativa, la senadora Laura Montero, detalló el proyecto que ya fue aprobado en el Senado y aclaró que el tema de los cuarteles “no es excluyente”. Aseguró que el programa tiende a dar formación y contención.

La senadora nacional Laura Montero, quien presentó el proyecto de ley de Creación del Servicio Cívico Voluntario impulsado por Julio Cobos y que ya cuenta con la aprobación del Senado, lo defendió puntualizando que “los argumentos de quienes lo rechazan son porque no entienden el programa o no lo quieren entender”.

En declaraciones a Radio de la Ciudad – AM 110, la legisladora señaló que “si bien la ministra de Defensa Nilda Garré posiblemente no esté de acuerdo, hubo un cambio de la mirada política hacia el programa, porque durante el gobierno de Néstor Kirchner fue apoyado para que se haga en Mendoza con una experiencia muy buena, cuando en Defensa estaba José Pampuro, quien presentó un proyecto de características similares, tal vez con mayor militarización. El actual es más educativo y social”.

En este marco, la senadora cobista aclaró: “El tema de los cuarteles no es excluyente. En Mendoza, sólo el 10 por ciento de las instalaciones donde se llevó a cabo era en el ámbito de las Fuerzas Armadas, pero porque había algunos talleres específicos que se desarrollaban allí”. Seguidamente, explicó: “Los chicos, fundamentalmente, se insertan en la escuela más cercana donde van a recibir oficios. El resto de la formaciones se dio en al ámbito de los centros de capacitación para el trabajo y también en las universidades, ya que se hicieron convenios mediante los cuales los chicos de los últimos años, inclusive graduados, hacían de tutores y participaban en esa formación”.

Al hacer referencia a los basamentos de su proyecto, Montero puntualizó: “El programa tiende a darles formación, contención desde el punto de vista sanitario, formación de valores y que reciban gestos solidarios, ya que sabemos que son chicos que no tienen un proyecto de vida formado”.

Y en esa dirección, puntualizó: “El Servicio está dirigido a la población de gente joven entre los 14 y los 24 años que no está inserta en la escuela y tampoco trabaja. Lo que se trata es de coordinar esfuerzos entre algunos programas existentes e infraestructura ociosa existente para poder darles una terminalidad educativa y ciertos oficios”. La iniciativa está dirigida a jóvenes en situación social de riesgo y además prevé una beca de unos 660 pesos mensuales para cada uno, equivalente a tres Asignación Universal. Según se estima, en el país hay 1.500.000 jóvenes que no trabajan ni estudian.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password