Testigos descreen que Macri esté involucrado en las escuchas ilegales

A pesar de no haber brindado grandes aportes al caso, los testigos que declararon ante la Comisión Especial dejaron como saldo su descreimiento de que el jefe de Gobierno pudiera estar involucrado en la causa de las escuchas ilegales mediante las que interceptaron sus teléfonos.

El gerente Comercial y de Políticas de Precios de la empresa Coto, Rodrigo Blas Velazco, ligó las escuchas telefónicas clandestinas a su teléfono celular (cedido por Coto) y el particular instalado en su domicilio, a los establecimientos que compiten en el mercado con la firma a la cual el declarante estaba ligado. En ese sentido, remarcó que responsabiliza a las empresas pertenecientes a la competencia por el espionaje telefónico al que fue sometido.

“Tuve la sensación de que me metían en la cama”, acotó el testigo.

En esa línea manifestó su presunción de que eran “empresas de la competencia las que podrían estar comprometidas con las escuchas ilegales ya que a través de sus teléfonos solía intercambiar con ejecutivos de COTO respecto a costos, rentabilidad u ofertas”.

Asimismo afirmó su convicción de que el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, era ajeno al sistema de escuchas telefónicas que, según sostuvo, le fue informado desde el despacho del juez Norberto Oyarbide.

Saint Porres

A su vez, la testigo Susana Saint Porres expresó que jamás había tenido contacto con Mauricio Macri o con miembros de la fuerza política que éste lidera.

Sí ratificó que fue su esposo, Valentín Breitman, quien le manifestó que había efectuado un aporte dinerario para la campaña electoral del año 2007 a favor de la fuerza Propuesta Republicana, aunque sostuvo que esa afirmación fue realizada en el seno del domicilio conyugal y que de ello no había testigos.

Aseguró que desconocía los vínculos que ligaban a su marido con Mauricio Macri y expresó que fue desde el juzgado del juez Norberto Oyarbide de donde le notificaron que su teléfono estaba “pinchado”. En esa línea expresó que en dos oportunidades declaró por la causa en el mencionado juzgado y que en ambas oportunidades y percibió que su declaración “pretendía ser direccionada hacia la persona de Mauricio Macri”.

La señora Saint Porres mostró firmeza al responder negativamente respecto a si el jefe de Gobierno podría tener intención de interceptar su teléfono y por el contrario afirmó que estaba persuadida de era su “esposo que por celos estaba involucrado en las escuchas ilegales”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password