No se votó el proyecto de ley que prevé una modificación en el impuesto a las Ganancias

Los bloques contrarios al Gobierno se quedaron sin quórum para votar un proyecto de ley que prevé que los trabajadores que cobren un sueldo mínimo no paguen el impuesto anual a las Ganancias.

El miembro informante del Grupo A fue el diputado economista Alfonso Prat Gay (CC), quien explicó que el objetivo del proyecto de ley es la modificación de las deducciones personales en el impuesto a las Ganancias para “hacer una actualización”, ya que no se actualizan desde 2008.

En la fundamentación de la iniciativa, Prat Gay sostuvo que “como ha habido inflación, lo que ocurre es que si no se ajustan, los asalariados terminan pagando un impuesto que no corresponde”. Y agregó: “No hacer nada es el equivalente a cobrar un impuesto encubierto”.

Con respecto al costo fiscal que produciría esta quita a las arcas de la Nación, el diputado de la Coalición Cívica afirmó que “no tiene un costo fiscal este proyecto, sino que evita un aumento en los impuestos producto de la inflación”.

En cuestión de números, Prat Gay expresó que “desde septiembre de 2008 a octubre de 2010 fue más del 40 % el aumento de la inflación; la variación del salario fue del 50%; y lo que propone el Gobierno es un aumento del mínimo no imponible del 20%, por lo que se queda corto”.

“Todos estamos de acuerdo de que había que aumentar el mínimo no imponible para que un sector de los asalariados no se vean alcanzados por el pago del impuesto a las Ganancias. Pero no estoy de acuerdo con la variación del salario que utiliza el dictamen de la mayoría. Tenemos una cuestión técnica. La oposición no tomó la eliminación de la ‘tablita de Machinea’ que produjo la posibilidad de la total deducción”, argumentó el diputado oficialista Gustavo Marconato.

“Estamos todos de acuerdo con el aumento del piso del mínimo no imponible, pero no estamos de acuerdo con establecer un 25% en el tema inflacionario y olvidarnos de la tablita Machinea”, dijo Marconato, quien aseveró: “Habrá 2.700 millones menos de recaudación”.

“De 2004 al 2010, fue este Gobierno el que se ha preocupado por la recuperación del salario y, específicamente, de sacar la masa salariar del impuesto a las Ganancias”, sostuvo el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda que adelantó que se abstendrá en general y votará en contra en particular.

A continuación, para que no existan dudas sobre los valores de las deducciones, Parlamentario.com publica el proyecto de ley de la mayoría.

Dictamen de mayoría

MODIFICACIÓN DE LAS DEDUCCIONES PERSONALES EN EL IMPUESTO
A LAS GANANCIAS

Artículo 1° – Sustitúyase el artículo 23 de la Ley de Impuesto a las Ganancias 20.628, texto ordenado por decreto 649/97 y sus modificatorias, por el siguiente:

Las personas de existencia visible tendrán derecho a deducir de sus ganancias netas:

a) En concepto de ganancias no imponibles la suma de trece mil trecientos pesos
($ 13.300), siempre que sean residentes en el país;

b) En concepto de cargas de familia siempre que las personas que se indican sean residentes en el país, estén a cargo del contribuyente y no tengan en el año entradas netas superiores a trece mil trecientos ($ 13.300), cualquiera sea su origen y estén o no sujetas al impuesto:

1. Catorce mil setecientos pesos
($ 14.700) anuales por el cónyuge.

2. Siete mil cuatrocientos pesos
($ 7.400) anuales por cada hijo, hija, hijastro o hijastra menor de veinticuatro años o incapacitado para el trabajo.

3. Cinco mil seiscientos ($ 5.600) anuales por cada descendiente en línea recta (nieto, nieta, bisnieto o bisnieta) menor de veinticuatro años o incapacitado para el trabajo; por cada ascendiente (padre, madre, abuelo, abuela, bisabuelo, bisabuela, padrastro y madrastra); por cada hermano o hermana menor de veinticuatro años o incapacitado para el trabajo; por el suegro, por la suegra; por cada yerno o nuera menor de veinticuatro años o incapacitado para el trabajo.
Las deducciones de este inciso sólo podrán efectuarlas el o los parientes más cercanos que tengan ganancias imponibles.

c) En concepto de deducción especial, hasta la suma de dieciséis mil seiscientos
($ 16.600) cuando se trate de ganancias netas comprendidas en el artículo 49, siempre que trabajen personalmente en la actividad o empresa y de ganancias netas incluidas en el artículo 79. Es condición indispensable para el cómputo de la deducción a que se refiere el párrafo anterior, en relación a las rentas y actividad respectiva, el pago de los aportes que como trabajadores autónomos les corresponda realizar, obligatoriamente, al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones o a las cajas de jubilaciones sustitutivas que corresponda.
El importe previsto en este inciso se elevará tres (3) veces cuando se trate de las ganancias a que se refieren los incisos a), b) y c) del artículo 79 citado. La reglamentación establecerá el procedimiento a seguir cuando se obtengan además ganancias no comprendidas en este párrafo.

Art. 2° – Las disposiciones establecidas en la presente ley serán aplicables para el ejercicio fiscal 2010, iniciado el 1° de enero del corriente año.

Art. 3° – Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Debate en comisión

El diputado Alfonso Prat Gay, de la Coalición Cívica, que ofició de vocero del grupo conformado por su partido, el PRO y la UCR entre otros, explicó que lo que se busca es “aumentar el mínimo no imponible a un 47 por ciento” y que no se les cobre “un impuesto no legislado a los asalariados”.

“Lo que nosotros proponemos es ajustar todos los topes de acuerdo al verdadero aumento de los salarios”, explicó Prat Gay, y precisó que el costo fiscal de la modificación que plantea la oposición es de 4.100 millones de pesos.

El diputado Juan Pais, del Frente para la Victoria, y su par Carlos Heller (Nuevo Encuentro) propusieron un dictamen propio de minoría, mientras que el legislador Claudio Lozano de Proyecto Sur, planteo un tercer proyecto que analice “una reforma más integral” del tributo.

La diputada Graciela De la Rosa (FpV) calificó de “poco serio” el proyecto de mayoría ya que “desde el punto de vista técnico no hay un estudio que diga fehacientemente cuál es el costo fiscal” y advirtió que “debe tenerse en cuenta” que lo que se recauda por el impuesto a las ganancias “financia seguridad social y es coparticipable a las provincias”.

Federico Pinedo, de PRO, aclaró que “lo que se discute no es el costo fiscal sino un aumento de impuestos”.

Para Heller, “el impacto fiscal debe importar” y debe darse “una discusión de fondo” para “proteger los salarios y al mismo tiempo atender el tema fiscal”.

Una propuesta del presidente de la Comisión de Presupuesto, Gustavo Marconato (FpV), para postergar una semana la discusión para tratar de consensuar un dictamen único fracasó ante el rechazo de los bloques mayoritarios de la oposición.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password