Fondo para el abatimiento de arsénico

La Cámara de Diputados bonaerense aprobó un proyecto de ley que promueve la creación de un Fondo provincial para el abatimiento del arsénico y otros elementos contaminantes en el agua de consumo humano.

La Cámara de Diputados bonaerense aprobó un proyecto de ley que promueve la creación de un Fondo Provincial para el abatimiento del arsénico y otros elementos contaminantes en el agua de consumo humano. La iniciativa pasó al Senado de la provincia de Buenos Aires, donde recibirá sanción definitiva.

La iniciativa del diputado bonaerense del FpV/PJ, José Bucca, contempla como eje central la articulación entre los distintos organismos de la Provincia con competencia en la materia como el Organismo de Control de Aguas Buenos Aires, la Autoridad del Agua, el Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento Rural, y el Ministerio de Infraestructura.

Entre otras disposiciones la iniciativa también promueve la creación de una Comisión Bicameral con el objeto de fiscalizar el plan rector de obras que disponga la autoridad de aplicación y la supervisión de la administración de los recursos que componen el fondo.

Asimismo, se establece, en cabeza de las Entidades Prestadoras del servicio, la obligación de suministrar en forma alternativa y hasta tanto finalice la construcción de las obras de adecuación y corrección de los niveles de arsénico, agua potable para consumo humano.

“Como el arsénico en el agua potable debe ser tratado pos extracción, presentamos este proyecto de ley para la creación de un fondo provincial para darle al gobierno una herramienta para un tratamiento específico de abatimiento de arsénico y otros elementos contaminantes del agua para consumo”, explicó el diputado peronista.

En cuanto a los distritos más comprometidos, el legislador manifestó que son aquellos “donde el agua potable se extrae del agua subterránea porque el arsénico es un metaloide natural que contamina el acuífero. Aquellos distritos donde se utiliza el agua dulce, están exentos de esta ley”.

Cabe recordar que el proyecto de ley cuenta con el aval de la Cátedra de Toxicología y Química de la Universidad de Buenos Aires, quien realizó los estudios a los habitantes implicados. El alto consumo de arsénico produce problemas dermatológicos, hepáticos, renales, cardiovasculares, y neurológicos, entre otros.

“Hay un estudio retrospectivo de veinte años, comencé a estudiar la cuestión como observador medico, preocupado por lo que pasaba en mi comunidad. En el año 2000 empezamos a hacer un estudio observacional a través de las personas. Fuimos acumulando pruebas, y acompañamos la iniciativa con fotos y biopsias”, señaló Bucca.

Según expresó el diputado “el arsénico es uno de los elementos más toxicos y cancerígeno presente en el agua y de mayor impacto en la salud de las personas, cuando este supera limites tolerables y su consumo es sostenido en el tiempo”

El legislador de la séptima sección expresó, “con este proyecto lo que buscamos es acondicionar la cantidad de arsénico, que no pase de 10 microgramos por litro de agua, que es lo que determina la Organización Mundial de la Salud, medida que ha sido incorporada por las normas nacionales en el año 2007. Esto es difícil de lograr pero lo importante es empezar a trabajar para ello”.

Por último, el diputado manifestó “este proyecto, hoy con media sanción, viene a cubrir un vacío legal y a dar una respuesta a todos los distritos bonaerenses afectados por la presencia de arsénico, configurando una herramienta muy importante dado que se establece definitivamente cual es el limite de arsénico permitido en el agua y los recursos con los cuales financiar las obras necesarias para su adecuación.”

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password