Un senador correcto y humilde

Tras el desempate de Julio Cleto Cobos, las sonrisas de los opositores eran interminables. No sólo se había ganado una votación: las arcas antikirchneristas esperan ansiosas el veto de la…

Tras el desempate de Julio Cleto Cobos, las sonrisas de los opositores eran interminables. No sólo se había ganado una votación: las arcas antikirchneristas esperan ansiosas el veto de la Presidenta de la Nación, algo que podría influir de cara a las elecciones de 2011.

Pero más allá de los festejos, un legislador opositor -bastante respetado en la Cámara alta- tuvo la deferencia de desplazarse hasta la sala de periodistas del Senado y dijo: “Gracias por quedarse muchachos”. De repente, se escuchó una voz: “Felicitaciones senador”. La respuesta fue contundente: “No me feliciten a mí, sino a los jubilados”. El señor, correcto y humilde.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password