El fútbol en la mira del Congreso

Con la presencia de varios ex jugadores encabezados por Oscar Ruggeri, y el empresario mediático y presidente de club de fútbol Daniel Vila, la Comisión de Deportes comenzó el debate de la iniciativa del diputado K Gerónimo Vargas Aignasse.

Fútbol, pasión. Pero la violencia por parte de las barras bravas y la corrupción de los dirigentes deportivos borraron aquellos sentimientos y ahora puso en el centro de la discusión la organización del fútbol como deporte integrado por clubes de fútbol.

En este marco, la Comisión de Deportes de la Cámara baja, que preside la diputada sanluiseña Ivana Bianchi (Peronismo Federal) recibió a varios ex jugadores como Esteban “el gallego” González, Mariano Dalla Líbera, Leonel Gancedo y Alfredo Graciani; y los expositores Oscar Rugeri; Daniel Vila, presidente del Club Independiente de Rivadavia de Mendoza; y Gustavo Abreu, titular de la Cátedra de Derecho del Deporte, de la Universidad Austral de Buenos Aires.

Por su parte, el diputado oficialista Vargas Aignasse presentó un proyecto de ley elaborado sobre la base de los reclamos y las propuestas llevadas adelante por Vila y este grupo de ex jugadores.

En líneas generales, según pudo saber Parlamentario.com la iniciativa propone modificar la forma en que está organizado el fútbol nacional, con el objetivo de “federalizarlo” y “transparentarlo”. Entre las propuestas se encuentra la creación de una obra social para los futbolistas.

“De avanzar este proyecto, es tan grande la transformación que vamos a hacer que vamos a sentar precedentes a nivel mundial”, inició su presentación el empresario Daniel Vila, quién no ahorró criticas a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

“Parecía que la AFA era una cosa abstracta que se había encapsulado en la sociedad y las cosas pasaban como un hecho divino. Parecía que estaba prohibido hacer política en el fútbol”, sostuvo el mendocino.

Luego se refirió a la “falta de transparencia” y lo difícil que es obtener información sobre la situación financiera de los clubes. “Nadie sabe cuánto deben los clubes, y eso los daña -sostuvo Vila-. También es la transparencia en lo deportivo con los árbitros elegidos a dedo, y los armados de campeonatos en un escritorio”.
Otro de los aspectos señalados por el empresario fue el del reparto del dinero que el fútbol genera. “En Brasil el fútbol ya es considerado una industria, no un espectáculo, por el dinero que mueve. Acá seguimos encerrados en una mentalidad de los años cuarenta o sesenta, que sigue siendo amateur y el control tiene que ser light”, dijo Vila.

Además agregó que no se sabe cuál es la facturación de la AFA porque “hay actividades que están tercerizadas”.

Por su parte, el titular de la Cátedra de Derecho del Deporte de la Universidad Austral de Buenos Aires, Gustavo Abreu, quién realizó un análisis del “sistema de competición del fútbol” comparó al fútbol local con el de Brasil. “Ellos tienen un sistema federal, representativo. Argentina es el único país que clasifica a los clubes en directamente afiliados e indirectamente afiliados (a la AFA)”, explicó Abreu respecto a la afiliación de los clubes del interior y de la capital del país.

El catedrático también cargó contra la organización de la AFA al sostener: “Siempre los gobiernos nacionales tuvieron intervención directa para elegir las autoridades de la AFA, hoy dependemos de un estatuto que fue pergeñado por José Lope Rega en 1974”, relató Abreu, y argumentó que esto en parte se debe a que “los clubes toda la vida han vivido de pedirle plata al Estado y por eso iban a pedirle el visto bueno para elegir presidente”.

Oscar Ruggeri habló de la situación de los jugadores al momento de su retiro de la actividad. “Nos preparan todos los días para jugar el fin de semana, tenemos toallas, médicos, de todo. Pero no así el día después de dejar de jugar. Tenemos que hacer todos los trámites que no se hicieron, no tenemos obra social”, contó “El Cabezón”, y manifestó estar “muy feliz y contento” de estar incluidos en los planes de este proyecto de ley.

“No queremos dinero, queremos una obra social. No sé si escucharon a (Fernando) Cáceres, que todavía no lo llamaron de la AFA. Tuvimos que hacer un partido a beneficio, y él fue jugador de selección, imaginen el resto”, ejemplificó Ruggeri. Para finalizar dijo: “Hemos dado muchas alegrías, espero que ahora nos den esto”.
A su turno, el diputado Vargas Aignasse sostuvo que el proyecto “se ha elaborado en base a un diagnóstico, a realidades”. “La realidad es una AFA rica y un fútbol del interior con clubes en situación de quebranto. La democratización es fundamental, ¿cómo hacemos para rechazar este proyecto siendo diputados que representamos a las provincias del interior?”, argumentó el autor del proyecto, y resaltó su intención de “federalización y transparencia”.

Algunos diputados como Mario Barbieri (UCR), Carlos Comi (CC), Fernando Iglesias (CC), y el senador Emilio Rached (Frente Cívico por Santiago) – invitado por ser integrante de la Comisión de Deportes de la Cámara alta-, manifestaron sus inquietudes sobre incluir algún punto en la norma que se refiera a la situación de la violencia en el fútbol y la relación con los dirigentes.

“El fútbol es una radiografía de la Argentina. Los violentos tienen vínculos con otros sectores de la sociedad. Los padrinos son padrinos políticos”, dijo Rached, y repasó algunas situaciones de la política nacional haciendo analogías con el deporte.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password