Ahora la prioridad son los números K

Cuando se reanude el trabajo en ambas cámaras, las miradas estarán puestas en Diputados, donde la primera minoría, el FpV, y sus aliados, buscarán el dictamen favorable para el Presupuesto nacional 2010. Una de las batallas finales del año. Se tensa la relación entre Ricardo Alfonsín y Oscar Aguad.

“Que paguen el costo político de dejar al Gobierno sin Presupuesto, su principal herramienta de gestión”. Con esa consigna, la bancada que lideran Agustín Rossi avanzará para lograr el dictamen favorable al Presupuesto nacional 2011 en la Comisión de Presupuesto y Hacienda que preside el santafesino Gustavo Marconato, quien tiene a su cargo el monitoreo de las rúbricas con la ayuda de Rossi, Díaz Bancalari y dicen que también de la Casa Rosada y de la Quinta Presidencial de Olivos, que mantienen un diálogo permanente con los gobernadores para limar las asperezas respecto de las partidas, en particular las vinculadas a las obras públicas y las economías regionales.

En ese sentido los diputados del kirchnerismo confían en lograr las firmas necesarias para que sea debatido a la brevedad en el recinto, ya que es la prioridad entre los temas pendientes en lo que resta para que culmine el 128° período de sesiones ordinario el 30 de noviembre.

Al igual que en los últimos años, se desarrolló un raleado desfile de funcionarios del Ministerio de Economía para justificar su aprobación y fundamentalmente el destino de las partidas. En ese contexto, aseguran que extramuros se produjeron varias reuniones con los diputados que pedían garantías para el oxígeno económico destinado a sus distritos, algo clave para un año electoral.

El último funcionario en pasar por la Comisión de Presupuesto y Hacienda fue precisamente el secretario de Obras Públicas, José López, quien señaló que “en el año 2010 se terminarán ejecutando más de 31 millones de pesos en obras públicas” y que para el 2011 “se estiman unos 37.600 millones de pesos, lo que representa aproximadamente un 17 por ciento más”.

López puso énfasis en destacar la importancia de la política del Gobierno nacional en la materia, y resaltó que “por estas y otras acciones la economía crece”. Mostró además estadísticas sobre “el crecimiento del sector de la construcción”, contemplando la cantidad de obras, de empresas constructoras, de empleados y de producción del cemento.

Lógicamente ensalzó la importancia de la ejecución de obras en forma descentralizada que “llegan al 95 por ciento, y que están en manos de las provincias y de los municipios”.

Las preguntas de los diputados, sobre todo de la oposición, apuntaron en las partidas específicas y el nivel de ejecución de las obras en sus distritos.

Además, se realizaron cuestionamientos sobre el acceso a las planillas y a las cifras de la Secretaría y sobre los criterios de decisión para la realización de las obras, lo que no hace más que reafirmar que la centralidad del Presupuesto pasa, entre otras cosas, por las obras públicas, generadoras de puestos de trabajos y de reactivación de las economías regionales.

Resta entonces la última pulseada entre los K y sus aliados, y el conjunto de la oposición cuando se ponga a consideración de los presentes el dictamen favorable del Presupuesto nacional 2011, con las quejas de los diputados de la UCR, el PRO, el PF y la CC, para quienes los “números están dibujados”. Pero al igual que años anteriores nadie presentará un Presupuesto alternativo, salvo puntuales pedidos de cambios.

Recinto cerrado

En esta oportunidad el fallecimiento del diputado nacional del FpV de Formosa Luis María Fernández Basualdo obligó a cancelar todas las actividades, no sólo en el recinto sino también en varias comisiones, con lo quedaron postergados una serie de dictámenes favorables a una serie de iniciativas que dada la altura del año tiene destino más que seguro para la agenda del año que viene.

La oposición había previsto una sesión especial para que quede demostrado quienes de la oposición asisten a las sesiones, es decir contar los porotos propios y no estar pendientes de la bancada de Agustín Rossi, los que no sientan a sus miembros hasta que el tablero electrónico canta 129.

Es que crecen los rumores sobre determinadas ausencias, en particular de la UCR, que son enmarcadas en la pelea interna y fundamentalmente en las encontradas posiciones sobre determinadas leyes que los tiene envueltos en peleas intestinas, como se reflejó en la última reunión del bloque y en las parciales. Además, se aproxima el recambio de autoridades de la Cámara, o sea que Ricardo Alfonsín se debe hacer cargo de la presidencia del bloque, mientras que el cordobés Oscar Aguad debe sucederlo en la vicepresidencia de la Cámara baja, según lo acordado el año pasado para evitar rupturas, las que no se concretaron públicamente, pero sí internamente a la hora de la sanción de las leyes.

Y cuando todo pintaba para un enroque institucional, las aguas se radicalizaron, ya que Alfonsín dejó trascender que su decisión es poner en lugar de Aguad a uno de sus hombres de mayor confianza para el dedicarse a full a la campaña electoral presidencial, lo que fue objetado por Aguad, quien plantó la bandera: si no es Alfonsín, yo no me muevo, dicen que dijo.
Una situación que tensó los ánimos y por el momento no dan con la solución al problema en función de la paridad interna, aunque los “alfonsinistas” aseguran que los números lo respaldan, en detrimento de los que se ubican junto a Aguad, quien milita en la corriente que impulsa la candidatura presidencial de Julio Cleto Cobos.

“Todavía falta un tiempo para la definición, hay margen para las negociaciones”, fue la respuesta de un integrante de la bancada de la UCR a Parlamentario ante la consulta sobre cómo se resolvería esta diferendo que tiene como telón de fondo los posicionamientos de cara a las elecciones presidenciales. Lógicamente pidió reserva de su nombre.

Recinto abierto

Nadie pudo precisar respecto de las jefaturas de los bloques de la UCR, el PRO, la CC y las dos corrientes del justicialismo, si van a insistir con el pedido de una sesión especial o van acordar con el FpV una sesión habitual, o sea acordar en Labor Parlamentaria los temas a abordar en el recinto.

En principio sigue vigente la idea opositora de avanzar con la sanción con las modificaciones en las deducciones del Impuesto a las Ganancias, el reparto a las provincias del Fondo Acumulado de ATN y la suspensión de ejecuciones a deudores hipotecarios.

Un listado que contempla el tratamiento de las reformas en la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), el Régimen Especifico de Contratación de Publicidad Oficial, la reforma del INDEC y la creación de la Comisión Bicameral de Investigaciones sobre el origen y seguimiento de las negociaciones relativas a la Deuda Pública, entre otros temas, los que pintan fácil para su sanción. Claro, antes deben sentar en sus bancas a 129, sino todo queda en el aire, lo que precisamente quieren evitar a todo costa.

En tanto en el Senado quedó picando un proyecto de ley de Promoción Fiscal de Inversiones que apunta a aumentar la producción industrial, turística y tecnológica, entre otras, en un plenario de comisiones al que no asistieron los varones y mujeres de Pichetto y compañía, quienes adelantaron que no van a dar quórum para su tratamiento en el recinto.
Los senadores de la oposición firmaron un dictamen que reúne alrededor de cinco proyectos que apuntan a extender a todo el país una serie de créditos fiscales para promover las inversiones en esas áreas.

Debido a que algunas provincias ya se encuentran contenidas en otros regímenes de promoción económica e industrial, la senadora radical Laura Montero propuso que esas instancias permanezcan vigentes y que no sean derogadas, como establecían algunos de los proyectos.

A su turno, el jefe del bloque radical Gerardo Morales, propuso que “los créditos fiscales establecidos por esta ley sean mínimos” para los que “se distribuyen sin perjuicio de que una provincia que opte por seguir con los créditos fiscales vigentes”.

Otro punto que se discutió fue el de la autoridad de aplicación de la ley, ya que mientras algunas iniciativas señalaban que debía existir un solo organismo a nivel nacional que cumpliera ese rol, algunos senadores propusieron que hubiera una por cada provincia.

Detalles que estiman terminar de pulir cuando se debata en el recinto si que logran sentar a 37 miembros en sus bancas, aunque puertas adentro del FpV consideran que se puede neutralizar el debate en el recinto, mas pusieron énfasis en la consulta de Parlamentario que el principal tema a resolver es el dictamen de control de los DNU, aunque ya acordaron con la UCR que quede en la lista de espera, lo mismo que la reforma del Consejo de la Magistratura. Y en caso de prosperar su tratamiento en la Comisión de Asuntos Constitucionales, su presidente el santacruceño Nicolás Fernández informó que el texto no se aprobará como vino de Diputados, sino que se van a introducir modificaciones, con lo cual, en caso de prosperar, vuelve a la Cámara baja.

Así entre idas y vueltas se presenta el escenario para las últimas semanas en ambos recintos cuando el reloj ya marca la cercanía del final, lo que tiene a todos al borde de un ataque de nervios por la demora de las sanciones de leyes empujadas de un lado y del otro.

Donde sí hubo unanimidad es en el repudio a los incidentes en las inmediaciones de la estación Hipólito Yrigoyen del ex ferrocarril Roca, que culminaron con el asesinato del militante del PO Mariano Ferreira. Todos pidieron esclarecimiento y castigo a los culpables.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password