Reclaman avanzar en la democratización del movimiento sindical

A propósito del homicidio de un joven, víctima de la violencia irracional, un diputado proveniente del campo sindical reclamó por una vieja deuda pendiente. Y cargó contra la UF.

El diputado nacional Ariel Basteiro volvió a destacar la necesidad de reformar el modelo sindical vigente en Argentina “para evitar que hechos como el de Mariano Ferreyra vuelvan a repetirse”. A su vez, señaló que “las autoridades nacionales deben avanzar en democratizar el movimiento sindical para que situaciones como éstas no vuelvan a repetirse”. A su vez, recordó que seis años atrás, cuando él fue agredido por una patota de la UTA “ya había advertido que de no implementarse políticas que apunten a desarticular las mafias sindicales, sólo era cuestión de tiempo que apareciera un muerto. Y hoy tenemos que lamentar una situación de este tipo”, reclamó.

Basteiro, a su vez, dijo que “a pesar de apoyar gran parte de lo que hace este gobierno, siempre fuimos críticos de la política en términos sindicales. No hay razones para sostener el unicato sindical y favorecer el empoderamiento de organizaciones que no sólo no representan los derechos de los trabajadores sino que operan en contra de ellos. Esta es la gran deuda pendiente de este gobierno y esperamos que avancen en este sentido.

Este año, Basteiro presentó junto con el bloque Nuevo Encuentro Popular y Solidario un proyecto que busca dar respuesta tanto a las recomendaciones internacionales como a las de la justicia argentina sobre libertad sindical. “A través del proyecto se exige al gobierno nacional instrumentar los cambios necesarios para cumplir con los derechos de los trabajadores garantizados en pactos internacionales suscriptos por nuestro país y que tienen rango constitucional. Ya no hay motivos para seguir demorando el tratamiento de este proyecto que vengo presentando desde el año 2002”, indicó.

Basteiro acusó a los dirigentes de la Unión Ferroviaria de ser “los verdaderos responsables de los conflictos, de los despidos, de las tercerizaciones. Hay una responsabilidad primaria de Unión Ferroviaria pero después de aquellos que dejan que esto suceda”.

Por último, Basteiro señaló que hay que “empezar a poner un poco de luz en las estructuras sindicales y en los manejos espurios de aquellos que utilizan patotas para dirimir cuestiones internas”.

Vale recordar que Basteiro en el 2004 fue agredido por unos 30 militantes de la Unión de Transporte Automotor que evitaron a fuerza de golpes una reunión prevista para crear una Federación de Transportes alternativa. Tras las agresiones, Basteiro estuvo internado en el Hospital Argerich junto a otros 4 dirigentes también lesionados por un grupo de gremialistas de la UTA que bajaron de 18 micros para impedir el encuentro en el marco de la CTA.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password