La UCR buscará poner límites al Presupuesto 2011

Lo anticiparon los jefes legislativos en el marco de una conferencia de prensa en la que aclararon que no van a reformular el proyecto oficial.

Las autoridades legislativas de la Unión Cívica Radical sentaron públicamente la postura que mantendrán ante el debate que se inicia en torno al Presupuesto Nacional 2011. De la reunión participaron los senadores Ernesto Sanz y Gerardo Morales y el jefe del bloque radical de Diputados, Oscar Aguad.

En diálogo con la prensa, explicaron que la intención de los bloques del radicalismo es realizar “restricciones” sobre el proyecto oficial, con el fin de “controlar y ponerle límites” al Presupuesto 2011 presentado por el Poder Ejecutivo.

Tras aclarar que se trata de “un programa que le corresponde formularlo al gobierno”, y puntualizaron que “lo que pretendemos es que el Congreso no le de un 'cheque en blanco' al Poder Ejecutivo para que gaste discrecionalmente. No vamos a reformar el Presupuesto, pero vamos a ponerle límites y a realizar algunas aclaraciones”.

“Si el oficialismo quiere excusas de que no se lo deja gobernar, no lo va a conseguir”, aclaró el diputado Oscar Aguad, al remarcar que “el tema de la discrecionalidad en los gastos va a surgir en el debate de la comisión en Diputados. Queremos que el gobierno tenga su Presupuesto con algunas de las pautas que proponemos nosotros”.

Durante la exposición realizada en la sede del Comité Nacional, los dirigentes anticiparon el deseo de incorporar la suba de las jubilaciones al 82 por ciento móvil en ese cálculo, más allá del veto presidencial que recibió esa norma.

Asimismo buscarán incorporar al Presupuesto 2011 el importe por la Asignación Universal por Hijo.

“El Gobierno vuelve a cometer los mismos errores que en los últimos siete años en el Presupuesto de 2011: discrecionalidad en el uso de los fondos; concentración en el Ministerio de Planificación Federal; y subestimación de recursos”, agregaron los dirigentes radicales.

Para sustentar el 82 por ciento móvil, hablaron de los excedentes presupuestarios y del superávit de la ANSeS, como así también la eliminación del programa “Fútbol para todos”, que ya lleva consumidos en el año un gasto de 950 millones de pesos.

A su turno, el jefe del radicalismo, Ernesto Sanz, sostuvo que al Gobierno le asiste “el derecho” de tener “su propio Presupuesto; pero buscamos controlar y establecer límites y pautas que permitan que pueda ser ejecutado”.

“No hay que dejar que el oficialismo se refugie en la excusa de los planteos de la oposición para no tener el Presupuesto”, destacó el senador Sanz, quien se preocupó de reiterar que “no hay que dejar al país sin Presupuesto, porque eso daría lugar a más discrecionalidad en los gastos del año próximo”.

En caso de que no sean aceptadas las sugerencias aportadas, se anticipó que ahí “se buscará la posibilidad de consensuar un proyecto propio entre la oposición”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password