Ahora, el poder de los gobernadores

El fallecimiento del diputado nacional y ex presidente de la Nación Néstor Kirchner genera un cuadro de situación institucional y político del que todavía no se sabe como va a repercutir. En la Cámara baja el bloque de diputados nacionales del FpV que lidera Agustín Rossi, se apresta -tras elaborar el duelo- cerrar filas para cumplir con el mandato urdido por el líder.

“Será muy difícil pensar todo sin Néstor”. El pensamiento del santafesino Agustín Rossi resume lo que más de uno conjetura puertas adentro del oficialismo, no sólo en la Cámara baja, sino también en el Senado.

Es que Néstor Kirchner pese a no haber ocupado casi nunca su banca, tenía una gran influencia a la hora de las decisiones sobre las leyes a votar, en particular las enviadas por el Poder Ejecutivo, como se demostró en los temas conflictivos. Su último accionar se centró en acercar posiciones para lograr el dictamen favorable sobre Papel Prensa y cuando vislumbró que todo estaba encaminado dejó en manos de Rossi y Patricia Fadel, el bordado final.

Una de las pocas oportunidades en que encontró resistencia por parte de la oposición, fue cuando se abordó la sanción del 82 por ciento móvil para los jubilados. Los diputados mendocinos de extracción sindical como Guillermo Pereyra y Juan González se negaron a votar en contra pese a las presiones en una tensa reunión en el tercer piso con Rossi después del comienzo de la sesión. Un posterior relato asegura que Néstor Kirchner los llamó, pero ambos legisladores no cedieron en sus posiciones. Claro que ambos pasaron a la lista negra de la libreta del ex presidente de la Nación, según contaron a Parlamentario quienes protagonizaron ese choque.

En cuanto a los demás intentos de rebeldías siempre terminaron a favor de la vigencia de la disciplina partidaria. Una decisión donde se producía la confluencia de los referentes regionales y de los gobernadores para hacer cambiar una postura de enfrentamiento en el seno del bloque.

Palmariamente quedó demostrado como se fue disciplinando a los varones y mujeres del FpV que integran la Comisión de Presupuesto y Hacienda, ya que se modificaron las partidas destinadas a las obras públicas y otras prebendas para las provincias, en particular las del norte, en sintonía con las demandas de sus jefes.

Dos ejemplos del funcionamiento del bloque de diputados nacionales cuando se presentaban situaciones críticas. En el caso del 82 por ciento los diputados mendocinos de origen sindical se plantaron en sus posiciones, pero no dieron el portazo como algunos imaginaron, sino se quedaron en el bloque. En tanto, para la aprobación del Presupuesto nacional 2011, al igual que años anteriores, se modificaron las partidas mas sensibles para los diputados de las provincias, las que tienen un condimento especial: las mismas se cumplirán en un año electoral.

Las demás iniciativas de interés para la Casa Rosada quedaron expuestas a los vaivenes del enfrentamiento con la oposición, y cuando restan apenas tres o cuatro sesiones, más de una de ellas quedarán para el año que viene, lo que los obliga a cerrar filas para la sanción básicamente del Presupuesto 2011 y las otras dejarlas en las gateras a la espera de una sesión especial.

Juntos

En principio y de acuerdo con los sondeos iniciales realizados a los diputados nacionales con incidencia en el bloque, por ahora se resisten a creer que se viene el desmadre, a lo sumo se van a tensionar la cuerda, pero no con partidas apresuradas.

Es que como uno de ellos dijo a Parlamentario, la mayoría de los 87 integrantes tiene una militancia partidaria muy ligada a los gobernadores, con lo cual se asegura que no tienen margen de independencia cómo para adoptar decisiones individuales. Además algunos de ellos están en la grilla de candidatos para cargos ejecutivos desde una gobernación a un municipio, lo que no es un dato menor, sino que potencia la tesis de que por ahora se avecina una tensa calma.

La historia del peronismo en relación a la lucha por el poder tiene una vocación de no ceder un tranco de pollo para no regalar las posiciones donde los encuentre en ese momento. En tren de seguir siendo habitantes de la Casa Rosada y de la Quinta Presidencial de Olivos van a dar todos los pasos necesarios para que el FpV-PJ no se desangre, de lo contrario la UCR, el socialismo, la Coalición Cívica y el Peronismo Federal quedarán con reales posibilidades de desalojarlos de ambos lugares.

No es descabellado pensar que los gobernadores mas afines como José Luis Gioja, José Alperovich, Juan Manuel Urtubey, Luis Beder Herrera, Jorge Capitanich, Daniel Scioli, entre otros, alumbren un espacio para contribuir a mantener la unidad partidaria, pero para marcarle la cancha al camionero y secretario general de la CGT, Hugo Moyano, en función de su avance en los últimos años a partir de la alianza con NK.

La idea de los gobernadores sería negociar desde este espacio en mejores condiciones, ya que la historia tiene dos norte: la conformación de la boleta presidencial, la nómina de los gobernadores y las listas de diputados y senadores nacionales.

Ese y no otro es el contexto que tiene por delante el proyecto nacional y popular, que a partir de ahora tiene a Cristina Fernández de Kirchner su principal referente, pero en un cargo Ejecutivo y no partidario donde se cocinan a fuego lento las decisiones más estratégicas.

Efectivamente en el Partido Justicialista CFK no desempeña ningún papel, ya que esas tareas habían quedado para Néstor Kirchner, lo que la obliga a tejer buenas relaciones con los dirigentes nacionales de peso para que no la sorprendan. Y acá nuevamente los gobernadores juegan un rol más que decisivo en cómo sigue la historia. De ellos va a depender que los bloques de senadores y diputados nacionales conserven la unidad, para que la Presidenta de la Nación se sienta acompañada y el proyecto nacional y popular siga adelante con sus objetivos.

No se equivoca Rossi cuando dijo “será muy difícil pensar todo sin Néstor”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password