Pichetto aseguró que la prioridad en el Congreso es el Presupuesto 2011

El jefe del bloque oficialista en la Cámara se mostró dispuesto a sesionar el 10, 24 y 25 de noviembre. Además dijo que no ve factible que los opositores conviertan en ley las iniciativas sobre regulación de DNU y reforma del Consejo de la Magistratura.

Simple, claro y sencillo. El líder de la bancada kirchnerista en la Cámara alta, Miguel Ángel Pichetto, señaló que la prioridad en lo que resta del período de sesiones ordinarias, que terminan el 30 de noviembre, es el proyecto del Presupuesto 2011, que deberá ser aprobado primero por Diputados.

Pichetto expresó en un diálogo con la prensa acreditada en la Cámara alta –del que participó Parlamentario.com– que “en los últimos 20 años salieron siempre los Presupuestos presentados por el Poder Ejecutivo, no dar este instrumento es atentar contra la gobernabilidad”.

El legislador rionegrino ratificó que el pleno del Senado volverá a reunirse en el recinto de la Cámara alta el 10, 24 y 25 de noviembre, y no descartó que “haya una prórroga para tratar sólo el Presupuesto”. Los temas en agenda para estas sesiones son los referidos a salud mental y a la regulación de la actividad de las empresas de medicina prepaga.

Por otra parte, el jefe del bloque kirchnerista en el Senado aseveró que la posición del pampeano Carlos Verna –afirmó que no avalará la iniciativa que establece la eliminación de los superpoderes, ya que apoyará la norma original de la Cámara alta- y de la rionegrina María José Bongiorno –durante el homenaje realizado este miércoles en memoria del ex presidente Néstor Kirchner, la legisladora dejó en claro que estará a disposición de la bancada oficialista porque siempre estará a favor de la gobernabilidad- son “gestos muy saludables, muy positivos”.

Finalmente, Pichetto opinó que ve difícil que los bloques opositores puedan tratar los proyectos que proponen regular los Decretos de Necesidad y Urgencia –DNU- y el que establece la modificación del Consejo de la Magistratura, ya que cree que las arcas antikirchneristas “no tienen el número”.

Las bancadas opositoras seguirán jugando al misterio con el número que tienen para estos últimos dos temas –algo que les sirvió en las algunas de las últimas sesiones-. El camino a seguir, para ellos, se bifurca: jugar a todo o nada, o esperar, con algunos dictámenes, el próximo período parlamentario. Terminar el año con algunas victorias y con la imagen en alto es lo único que vale. El oficialismo, por ahora, espera tranquilo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password