Concluyó en el Senado el Congreso sobre Abuso, Trata y Tráfico

Llega a su término el 1º Congreso Internacional “200 Años después” Abuso, Trata y Tráfico en Infancia, Adolescencia y Juventud, organizado por la Prosecretaría Parlamentaria, la Dirección General de Cultura del Senado de la Nación y ANUA.

Luego de tres días de intenso debate finalizó el Primer Congreso Internacional sobre Abuso, Trata y Tráfico en Infancia, Adolescencia y Juventud, que se realizó en el Salón Manuel Belgrano del Honorable Senado de la Nación, el cual contó con la presencia de más de cincuenta expositores nacionales e internacionales.

El senador nacional Juan Carlos Marino -coorganizador del evento- se mostró “sumamente satisfecho” de haber participado en un Congreso en el cual “se debatió acerca del abuso, la trata y el tráfico de manera multidisciplinaria, tomando en cuenta que se está luchando contra un mafia organizada en la que intervienen infinidad de personas, provenientes de los más diversos ámbitos, por lo que resulta un tema muy complejo que necesita del aporte todos”, afirmó.

En su disertación en el panel de Políticas Públicas, el radical sostuvo que, si bien la Argentina desde 2008 posee una ley que permitió avanzar en la lucha contra estos delitos, la misma de nada sirve si no se realiza en paralelo un cambio de paradigma cultural y de la relación de fuerzas que permiten la existencia de estos flagelos.

El senado ejemplificó su visión del asunto comentando la situación que vive la provincia que él representa: “En La Pampa, donde no somos mucho más de trescientos mil habitantes, estos casos no se pueden dar a menos que exista una clara connivencia con los poderes del Estado, porque allá nos conocemos todos y sabemos bien cuando algo no está funcionando como debiera. Es decir, si no existe una clara política conjunta para acabar con este flagelo jamás podremos avanzar en las investigaciones”.

Asimismo, Marino solicitó a los organizadores que estas Jornadas se realicen pronto en La Pampa y se comprometió a tomar las conclusiones del evento y a partir de ellas analizar las posibles modificaciones que la legislación actual necesite.

Entre los panelistas presentes en la segunda y tercer jornada se destacó la presencia de la Defensora Oficial de la Nación, Stella Martínez quién afirmó –contrariamente a lo sostenido por la Dra. Argibay el día anterior- que a su juicio, no es beneficioso penalizar al cliente de prostitución ya que de esa forma la policía termina persiguiendo a gente humilde que por cuestiones culturales acude a estos lugares, en lugar de ocuparse de los verdaderos criminales que organizan la trata y el tráfico de jóvenes. A su vez, pidió a las autoridades políticas que se encarguen de terminar con la marginalidad, flagelo que colabora a que el delito de la trata siga existiendo.

Por su parte, la procuradora general de la Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, María del Carmen Falbo se mostró “preocupada y triste” tras dar a conocer diversos informes que concluyen que en Argentina existen actualmente un millón y medio de niños que son obligados a realizar trabajos forzados, a los cuales “no sólo se explota de manera vil sino que se les roba la infancia, las esperanzas, el futuro”.

Posteriormente, hizo hincapié en la necesidad de que los Juzgados, Ministerios y Fiscalías provinciales trabajen en conjunto para lograr un registro interprovincial de víctimas y sospechosos que permita “terminar con esta moderna forma de esclavitud que nos castiga hoy, 200 años después” concluyó, aludiendo al título de las Jornadas.

Entre las principales conclusiones del evento se destacó la necesidad de lograr un trabajo mancomunado desde los diferentes actores involucrados en la lucha contra la trata, tanto a nivel local como provincial, nacional y mundial debido al nivel de interconexión global que ha alcanzado este delito.

A su vez, se resaltó la necesidad de lograr un cambio cultural que permita que desde la sociedad se deje de culpabilizar a la víctima y que se desarraigue la cultura de la prostitución. Los aportes realizados por los expositores internacionales resultaron claves a la hora de analizar las diversas formas de actuar que se pueden adoptar en el país a fin de dar una definitiva solución a lo que se definió como “la moderna forma de esclavitud”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password