Boudou cargó contra la oposición por el Presupuesto

Acompañado por los jefes legislativos, el ministro de Economía aseguró que los dictámenes de minoría presentados por el Grupo A implicarían “tirar por la borda las mejoras alcanzadas”.

En una semana decisiva para el tratamiento del Presupuesto 2011, el titular de la cartera económica, Amado Boudou, encabezó una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, de la que participaron sus principales colaboradores, como así también los jefes de los bloques kirchneristas de ambas cámaras y los titulares de las comisiones de Presupuesto de Diputados y el Senado.

Allí Boudou disparó contra las propuestas presentadas por la oposición, a la que le reclamó “racionalidad y responsabilidad institucional”.

En ese marco, el ministro advirtió que en el caso de no prosperar el proyecto de Presupuesto en el ámbito legislativo “existen mecanismos constitucionales y legales para seguir avanzando con el plan de Gobierno”, con lo cual dio a entender la posibilidad de utilizar el Presupuesto 2010 ante un rechazo opositor del proyecto del próximo año.

Boudou estuvo acompañado por el viceministro, Roberto Feletti, el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, como así también los titulares de los bloques de ambas cámaras, Miguel Pichetto y Agustín Rossi, y los legisladores Eric Calcagno y Gustavo Marconato.

El ministro cargó contra la oposición y señaló que “el Presupuesto es, ni más ni menos, que el plan de gobierno, y los proyectos de la oposición, lamentablemente, marcarían claramente una falta de prudencia fiscal, el descontrol del dólar y políticas centralistas, o sea opuestas al federalismo impulsado por esta administración”.

Respecto de los proyectos de la oposición, señaló que ninguno sugiere algún tipo de modificación en el tema retenciones, y en cambio sí tienen una clara definición en dirección “a ponerle un freno a todos los proyectos de obra pública”.

“Se encuentran en ejecución 7.400 obras que requieren unos 37.000 millones de pesos durante el 2011 y, en el caso de paralizarse estos trabajos, se provocaría una pérdida del 25 por ciento de los 380.000 puestos formales en la construcción”, remarcó el ministro, detallando la construcción de 120.000 nuevas viviendas y de otras 110.000 para mejorar, lo que representa una solución para 1.250.000 habitantes, a la vez que se harán unos 1.200 kilómetros de autopista.

Respecto del proyecto de Claudio Lozano, dijo que el mismo propone “volver al déficit fiscal en forma explícita, por un valor de 3.166 millones de pesos, y le quita libertad de acción a la Argentina frente a los mercados financieros”.

A su vez, para Boudou el otro proyecto tiene características “de un presupuesto de los años ochenta, debilitando el mercado interno y volviendo a la lógica de más intereses y más deuda, con retraso cambiario y pérdida de competitividad”.

Sostuvo al respecto que los dos dictámenes “implican un fuerte ajuste en términos reales y si bien los hemos analizado en detalle y con espíritu constructivo, hacemos un fuerte llamado a la racionalidad de los partidos de la oposición”.

A su turno, el titular de la bancada oficialista en Diputados, Agustín Rossi, consideró “ilógico e irracional que el perfil presupuestario para 2011 sea otro al impulsado por el Gobierno y, si la oposición quiere imponer sus proyectos, que ganen las elecciones”, al tiempo que el senador Pichetto reclamó a la UCR votar el proyecto oficialista, tanto en general como particular, apelando a que “alguna vez ha gobernado y por lo tanto tiene que tener la responsabilidad política e institucional que marcan las circunstancias”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password