Legislador radical exige la renuncia de Schiavi

Para el tucumano Juan Casañas, el secretario de Transporte debe presentar “ya” su renuncia porque “lo de Ezeiza es un caos y un papelón”.

El diputado nacional Juan Casañas dijo que el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, “debe presentar su renuncia inmediatamente para facilitarle la labor a la presidenta Cristina Kirchner porque lo que estamos viviendo en Ezeiza es un caos”.

De esta manera, el legislador salió a replicarle al funcionario nacional, quien lo había culpado de haber liderado el amotinamiento de pasajeros días atrás, en el vuelo 1476 de Aerolíneas Argentinas a Tucumán. “La verdad es que yo fui un pasajero más y ahora dicen que es politizado porque soy diputado. El tema acá es que Schiavi tiene que hacerse a un lado porque está demostrando que no tiene capacidad para manejar la cosa. De última, que deje de hacer papelones y se ponga a trabajar en el área que le compete”, disparó Casañas a través de Radio de la Ciudad.

En ese sentido, el diputado tucumano insistió que “lo que pasó no fue político, ya que uno tenga que estar once horas en un avión no tiene ningún trasfondo político ni nada por el estilo. La verdad es que fue la gota que rebalsó el vaso; me hablan de sensación de inseguridad, de que la inflación es un problema de los ricos y no de los pobres y me hablan de que lo de Ezeiza es un tema político porque había un diputado nacional de la oposición”. Casañas, más adelante, dijo que los más de 100 pasajeros de ese vuelo “fuimos víctimas de la desinformación, del descontrol, de la impotencia y de la incapacidad de la gente de Aerolíneas para organizar algo bien, porque hace como nueve meses que vienen programando esto del traslado a Ezeiza y el primer día, ya hubo 10.000 pasajeros varados”.

Sobre lo que le tocó vivir como pasajero, el legislador opositor puntualizó: “Aerolíneas no quería admitir que tenía problemas gremiales por lo que te hacían subir al avión, te hacían esperar dos o tres horas y ahí te decían que no había comunicación con la torre y te hacían bajar. Teníamos el vuelo a las 18.15 y recién nos hicieron subir a las 19.30. A las 22.30 nos dijeron que no podían volar y que nos iban a llevar a un hotel, para esperar hasta el otro día”.

En ese punto, Casañas enfatizó: “La gente saltó y dijo que no, que no se quería mover. Eramos 106 pasajeros encerrados, sin ventilación, la ambulancia tuvo que venir tres veces por los desmayados. Cuando nos dijeron que teníamos que bajar, decidimos tomar el avión y obligamos a la tripulación a que se quede con nosotros. Se abrieron las salidas de emergencia para que circule un poco de aire y se creó un clima bastante tenso, con discusiones aunque no hubo escenas de violencia”.

Finalmente, el legislador señaló que “gracias a la mediación del responsable operativo de la aerolínea, Fermín Luque, quien nos garantizó que al otro día nos íbamos a Tucumán y que él se iba a quedar con nosotros hasta que eso ocurra. La cosa se solucionó. Las autoridades ofrecían un pasaje gratuito ida y vuelta a Buenos Aires por pasajero, una cena, una estada en un hotel y la garantía de que el avión partiría a la otra mañana”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password