“Massera debió morir en la cárcel”

“Por la lentitud de la Justicia murió impune, pero nuestro pueblo ya lo había condenado”, dijo la diputada de Proyecto Sur Victoria Donda.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Victoria Donda, dejó sus reflexiones luego de la muerte del represor: “El ex dictador Emilio Eduardo Massera muere impune, lo cual representa un profundo agravio a la democracia, a sus instituciones, a todas las personas que pensamos que el único lugar posible para un genocida es la cárcel. En fin, un agravio a toda la humanidad. Para la memoria de este pueblo Massera aparecerá siempre como un ser nefasto, alguien a quien la historia terminará condenando al sitio mas oscuro.”

Por otro parte, Donda explicó que “debemos reflexionar profundamente sobre cómo un personaje semejante puede vivir más de 30 años en total impunidad. Su muerte permite ver claramente que es mucho lo que falta por conquistar. Se ha avanzado a grandes pasos en los últimos años en cuanto a la condena de los crímenes del terrorismo de estado, mes a mes se van acumulando penas. Pero el caso de Massera no puede menos que dejarnos un sabor agridulce. Pero el pueblo argentino lo ha condenado. Estaba siendo juzgado en Italia por el asesinato de tres ciudadanos ítalo-argentinos durante la dictadura, en ausencia, pero proceso al fin. En nuestro país había sido declarado insano para afrontar un juicio, y nunca fue extraditado.”

Finalmente, para la legisladora de Proyecto Sur “no hay que olvidar que Massera fue el gran maestro en la ESMA, por lo tanto fue el máximo responsable de la maternidad clandestina que funcionó dentro del centro de tortura. Hay ciento de familias buscando todos los días a los jóvenes que fuimos robados allí. Es necesario el máximo esfuerzo del poder judicial para que la causa ESMA avance al mayor ritmo posible. No puede morirse otro genocida impune.”

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password