El jefe de Gabinete reclamó a los gobernadores presionar a sus diputados

Aníbal Fernández hizo fuertes cargos contra la oposición y detalló los efectos negativos que a su juicio causaría la aprobación de los proyectos alternativos para el Presupuesto 2011.

Cara visible del Gobierno por estas horas en nuestro país -con la Presidenta en Corea, por la reunión del G-20-, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández arrancó bien temprano con definiciones muy fuertes respecto del tema más importante para el PEN por estos días: el Presupuesto 2011.

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario habló de las consecuencias que traería la aprobación de alguno de los proyectos alternativos que propone la oposición y reclamó a los gobernadores exigir a sus legisladores “comportarse con un sentido patriótico”.

“¿Qué ha hecho la oposición, tanto el Grupo A como el grupo de Solanas respecto de la aprobación del presupuesto nacional?”, arrancó Aníbal Fernández, para afirmar que “su vocación mezquina y electoralista, los llevó a presentar sendos presupuestos (verdaderos engendros) que técnicamente dan vergüenza”.

Según Fernández, “el único objeto es privar al Gobierno de la herramienta más importante”, y “para ilustrarlos”, comenta algunas de las medidas y consecuencias que según él provocarían. Dijo que “si pudieran aprobar esos presupuestos, tirarían por la borda el esfuerzo realizado entre 2003/2010, cuyos frutos están a la vista”, y citó “la fortísima inversión pública de 7 años: viviendas, miles de km. de rutas, saneamiento, energía y otras tantas, se detienen arbitrariamente”.

“¿Se acuerdan de la desproporcionada lucha por las retenciones a la soja? Bueno, lo olvidaron por completo. Ahora serían un ingreso corriente”, comentó en otro post.

Aseguró Fernández que “impedirían pagar deuda con reservas ¿Se acuerdan enero de este año? Entonces, p/pagar a endeudarse se ha dicho y a pagar fuertes intereses”.

Para el jefe de Gabinete, el objetivo central de la oposición sería que el Gobierno -en realidad cita a la sociedad argentina- “sufra y mucho. Cuanto más sufra, mejor”, y aseguró en tal sentido que “perderíamos 100.000 puestos de trabajo formales solo en el gremio de la construcción”, y citó un posible “impacto fiscal” sobre la inversión pública, a la que frenaría. “Hoy, el 95 % de esas 7400 obras se ejecuta en forma descentralizada”. Asimismo, dijo, “apreciarían el peso. Esto significa que baja la cotización del dólar, por lo que perderíamos competitividad con nuestras exportaciones”, en tanto que el ANSeS debería vendre 46.620 millones de pesos de títulos en un año, lo cual “implica enormes pérdidas al sistema jubilatorio al venderlos a precio ínfimo”.

“Desde 1983 el Congreso de la Nación acompañó a todos los gobiernos aprobando los presupuestos enviados”, destacó Aníbal Fernández, para concluir preguntándose: “¿No llegó la hora de que los Gobernadores de cualquier signo político exijan a sus legisladores que se comporten con un sentido patriótico?”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password