“Con De Narváez estamos listos para gobernar la Provincia”

La vicepresidente del bloque de diputados de Unión PRO Mónica López mostró su convicción en una entrevista con Semanario Parlamentario. No duda que Francisco De Narváez será el próximo gobernador bonaerense y considera “un improvisado” a Daniel Scioli.

La diputada de Unión PRO Mónica López se ha convertido -en poco tiempo- en una especie de referencia dentro de la Cámara baja. Es una de las espadas que despliega, dentro y fuera de la Legislatura, el candidato principal del espacio, Francisco De Narváez, en Unión Celeste y Blanco.

López se caracteriza por un trabajo legislativo que intenta dar respuestas a demandas latentes que existen en la principal provincia de la República y considera que Daniel Scioli es un gobernador “improvisado”, que “no tiene poder de decisión” y que sólo se limita a relatar “las angustias de las víctimas”.

En la arena política se comenta la actividad que la legisladora realiza a través de una convocatoria permanente a las mujeres dentro de la red social “Unidas por la Provincia”, nucleamiento que se extiende en las ocho secciones electorales que compone el distrito.

– ¿En qué consiste la red de mujeres “Unidas por la Provincia”?

– Es una red de mujeres bonaerenses que se encarga no solamente de lo político, sino también de lo institucional. Nosotros decimos que el primer eslabón es la gente, y la articulación con el Estado se da a partir de las instituciones.

– Entonces, ¿cómo es la relación con ese eslabón?

– Trabajamos con mujeres representativas de las instituciones que son las que llevan adelante todo lo que tiene que ver con las carencias del Estado. Ellas son las que están reclamando y las que se sientan con los equipos de profesionales y técnicos de Francisco De Narváez, y a partir de allí se empieza a delinear cuál es la mejor política para ese barrio, para el futuro gobierno de De Narváez en la Provincia.

– ¿Qué espacio ocupan las mujeres en el armado?

– Es un lugar preponderante el que tiene la mujer dentro del espacio. De Narváez dice cada vez más hay una bajada de “Unidas por la Provincia”; que a las mujeres las necesita para gobernar. No sólo para la tarea social que van a desarrollar de aquí a las elecciones, sino además para ejercer un rol político activo en la gestión, hoy necesitamos otra visión en la Provincia.

– ¿Por qué?

– Va a ser una elección de valores, de ética, de actitudes que tienen que ver con la familia y Francisco (De Narváez) sostiene que de eso la mujer sabe mucho.

– ¿Cómo es la mecánica de esta participación?

– Convocamos a las compañeras que militan dentro del espacio político, pero también lo hacemos con las instituciones que necesitan ser respaldadas. Esas compañeras convocan a las amigas, a las trabajadoras barriales, manzaneras, todas las que estén involucradas con tareas sociales e institucionales. No sólo la figura de Francisco De Narváez les causa entusiasmo, sino además la propuesta que nosotros tenemos dentro del espacio.

– ¿Qué problemas visualizan a partir de este trabajo que están desarrollando?

– En primer lugar el tema seguridad, que afecta a todo el territorio nacional lamentablemente. Pero fundamentalmente el tema social, que tiene que ver con el hambre, con la desnutrición, con la falta de empleo, la falta de oportunidades a los jóvenes. Hay un problema social muy grande y eso se visualiza en el aumento de las cifras de la desnutrición infantil.

– ¿Hay respuestas sociales qué se están articulando?

– Hay muchas instituciones que se están haciendo cargo de darle de comer a los chicos. El Ministerio de Desarrollo Social no baja absolutamente ninguna beca alimentaría a las escuelas, ni a los comedores. La administración de Scioli tiene la filosofía que lo sostienen a rajatabla: estás conmigo o estás en contra de mí. Y a partir de ahí distribuyen.

– ¿Usted está hablando de hambre?

– Sí, y me parece que del hambre no deberíamos sacar réditos. Los políticos debemos estar a favor de la vida. Hay mucho hambre en la provincia de Buenos Aires, mucha mortalidad infantil, las instituciones se están haciendo cargo de la función del Estado y nosotros colaboramos desde dónde podemos.

– Si tuviera que señalar un problema específico de la Provincia ¿Cuál sería?

– Dejando de lado los problemas de resolución nacional que padecemos y por los cuales la Provincia podría hacer mucho más de lo que hace, como es el caso de la seguridad, un área que realmente está muy descuidada, sin duda es el área social, existe una deuda muy grande con los que menos tienen.

– ¿Por qué dice esto?

– Lo digo como peronista, porque en 23 años de gestión peronista nos hemos convertido en una fábrica de hacer pobres, desde el peronismo, desde las banderas de Perón y Evita, desde la justicia social y desde nuestra doctrina, lo único que hicimos fue generar pobres. La conclusión es que algo está fallando y esto es lo que vemos a diario en el conurbano o en el interior.

– ¿Y cómo se podría desandar este camino?

– Trabajo y pienso desde el peronismo. Este es un peronismo de hambre y miseria, que hace 23 años que genera pobres. Con este peronismo no tengo nada que ver. Yo quiero un peronismo que piense en la doctrina justicialista y que empecemos a pensar en la justicia social verdadera, la que nos enseñó Evita. Hoy hay mucho peronismo que está afuera, somos nosotros, estamos trabajando para revertir la situación.

– ¿Habría otra cuestión que podría señalar?

– La imposibilidad de la Provincia de generar empleo genuino, pero no estoy hablando de generar empleo en el Estado, sino desde la previsibilidad, desde la seguridad jurídica, de la posibilidad que tiene el Gobierno provincial de atraer inversiones; esa es otra gran deuda pendiente que tiene este Gobierno.

– ¿Cómo ve la gestión en Educación?

– Para nosotros en fundamental la contención y formación docente, dos áreas que el Estado descuida permanentemente. Debemos avanzar en la escolarización y doble jornada, para no abandonar a los chicos en la calle. Hay que preocuparse y ocuparse de ese chico que no concurre a clase, hay que encontrar el camino solidario y concientizar a las familias de las posibilidades de progreso, no podemos seguir transitando la senda de la desculturización.

– ¿Desculturización?

– Sí, esta idea que se concretaba de la movilidad social ascendente, lamentablemente quedó en el pasado. Hoy, hay un problema social muy grande y no tiene que ver solamente con el tema educación. Tiene que ver con el tema de la desidia que existe en el Estado bonaerense, que más que un aliado estratégico de los vecinos se convierte en el gran problema que todos padecemos.

– Digamos que el diagnóstico podría seguir…

– Claro. El tema de salud, donde tenemos salarios magros para los médicos, pero además no hay insumos. Donde la mamá que no tiene obra social tiene que ir con el hijo a las cuatro de la mañana a sacar un turno hasta que alguien le dice que no hay más turnos y se vuelve a la casa.

– ¿Haciendo un análisis, cómo podría sintetizar ese cuadro general?

– Como la peor gestión de los últimos años. Esto de los insumos es serio, no hay prótesis en la Provincia. Hace dos años que la gente está esperando prótesis de cadera, qué expectativa de viva pueden tener…

– ¿Por qué razón sucede esto?

– Porque la Provincia paga con bonos, entonces nadie quiere ser proveedor del Estado, hace seis meses que se está buscando interesados para poder licitar prótesis…

– ¿Con este cuadro de situación, cuál es su propuesta?

– Nosotros venimos proponiendo, en este tema, el Seguro de Salud para aquellos que no tengan ningún tipo de cobertura, como el principio de un programa integral, para poder llegar a tiempo a la embarazada que sufre de desnutrición y poder eliminar la mortalidad infantil en la Provincia, que es muy alta…hay un déficit muy grande en esta área. Recientemente se han detectados casos de tuberculosis, una enfermedad que creímos erradicada.

– Sin embargo pareciera que el gobernador está preocupado por estas cuestiones…

– Al gobernador no le alcanza con preocuparse, se tiene que ocupar. Nosotros con De Narváez estamos viendo esto y ya hemos definido programas y sabemos lo que vamos a hacer desde el minuto cero de nuestro gobierno, a partir del 2011.

– ¿Ya hay programas definidos en el espacio?

– Sí, por supuesto. Con Francisco estamos listos para gobernar la Provincia, junto con los dirigentes y los equipos técnicos que componen el espacio, vamos a gobernar en el 2011 para todos los bonaerenses.

– ¿Pero por qué esto de las definiciones?

– Nuestra democracia tiene que mejorar la calidad de vida de la gente, de lo contrario no tiene destino. Estamos acostumbrados a votar candidatos que esperan los resultados de la elección para luego ver que hacen. Scioli, por caso, siempre está detrás de los acontecimientos, es una especie de relator de angustias de las víctimas, hay un término que desconoce que es la prevención, anticiparse a los problemas…es en definitiva un gobernador improvisado, y por lo tanto no podemos esperar respuestas concretas de él.

– Se dice que usted podría ser compañera de fórmula de De Narváez…

– Nosotros trabajamos, ponemos ímpetu, voluntad y ganas, me enorgullece que se me mencione para esa función porque es fruto del esfuerzo de cada día. Pero como dice Francisco, no es tiempo de hablar de candidaturas. Hay que seguir trabajando. Lo que sí estamos concientes y convencidos es que Francisco De Narváez va a ser el candidato de todos y va a ser el gobernador de la provincia de Buenos Aires.

– ¿Cómo toman las versiones de Scioli candidato a presidente, por dentro o por fuera del kirchnerismo?

– En mi opinión personal, Daniel Scioli no tiene capacidad para decidir qué hacer sobre temas importante como la seguridad, no creo que tenga capacidad de decisión para irse del kirchnerismo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password