Resaltan la figura del Padre Pepe

La Legislatura aprobó un proyecto que pone al sacerdote que desarrolló una importante trayectoria en una villa de Barracas, como “un ejemplo de lucha”.

El diputado Raúl Puy expresó su reconocimiento a la labor social desplegada en forma ininterrumpida durante 13 años por el sacerdote José María Di Paola, más conocido como “Padre Pepe”, párroco de la iglesia Virgen de los Milagros de Caacupé en la villa 21-24 del barrio de Barracas que se trasladará a misionar en una diócesis del interior.

Tras la aprobación del proyecto de Puy, queda expreso el reconocimiento a la labor del sacerdote porteño en la villa, que ha trascendido por su intenso trabajo con los vecinos en el ejercicio de acceso a la vivienda digna en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El Padre Pepe Di Paola es coordinador del equipo de sacerdotes para las villas de emergencia, desde 2008, en la arquidiócesis de Buenos Aires, y vicario de las villas de emergencia, desde 2009.

Dentro de la vasta actividad social realizada por el sacerdote se destaca la difusión de un contundente análisis acerca de la caótica situación habitacional en la ciudad. En aquel documento presentado oportunamente a Mauricio Macri antes del ballotage junto a los curas de su grupo, ellos planteaban claramente su posición acerca de la promocionada “urbanización” de las villas y pedían escuchar a los habitantes de los barrios para que participen de los planes de inclusión. Además alertaban ya sobre la urgencia de poner fin a los desalojos.

“El padre Di Paola es una suerte de prócer para los 30 mil vecinos de la Villa 21- 24 que recurren a él y a su equipo de colaboradores y personas solidarias que se suman al trabajo de la parroquia en diversas tareas educativas, recreativas, deportivas y sociales y que se muestran agradecidos por el trabajo realizado y ansían su continuidad”, concluyó el diputado.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password