“Los argentinos tenemos que propiciar el encuentro y no la confrontación”

El senador radical Nito Artaza trazó ante Parlamentario un balance de su gestión en la Cámara alta y de las perspectivas para 2011.

Por Agustín Alvarez Parisi

Sin duda alguna el trabajo legislativo del senador correntino Nito Artaza sorprendió a todos. Desde su banca propició una serie de proyectos que tuvieron un gran impacto en la clase trabajadora. Ahora prepara otra iniciativa para lograr la restitución de los ahorros afectados por el “corralón”. Dice que su vuelta al teatro es simplemente para dignificar su profesión y para brindar ayuda a instituciones de Corrientes y Córdoba.
Artaza, que está alineado con Julio Cobos en la interna radical, apuesta al diálogo y no a la confrontación.

– Ha cumplido un año de ocupar una banca en Senado de la Nación representando a su provincia, Corrientes. ¿Cuál es el balance de su tarea?

– Para mí es un sueño colectivo, porque uno representa todo una Provincia y además tengo el honor de ser senador nacional. Me parece que mi balance es absolutamente positivo, porque he podido exponer permanentemente a las máximas autoridades las asimetrías que tienen en noreste argentino. En cuanto a mi Provincia, sobre todo por la necesidad de energía, es necesario que el sistema integrado nacional se cierre y sobre eso ya se está a punto de llamar a licitación. Eso generaría radicación de industrias en nuestra Provincia. También he expuesto sobre el tema del gas natural, que en todo el nordeste no lo tienen y eso no permite que vengan muchas industrias.

Además, está la necesidad de una ley de Promoción Industrial para nuestros productos primarios, y he presentado en ese sentido varios proyectos de ley, como es el de los jugos cítricos; baja en las alícuotas de nuestros productos primarios como el arroz y la forestación.

He tenido la suerte este año de que me hayan votado en beneficio de los trabajadores una ley cuyo proyecto he presentado en el Senado, mientras que en la Cámara baja lo presentó el diputado (Norberto) Erro, que fue la cuenta sueldos, que benefició a miles de trabajadores privados que cobran su sueldo y a través del cual hoy se respeta la integralidad del salario y el banco ya no les descuenta nada. El próximo año seguro que se va a convertir en ley otro proyecto de mi autoría, por el cual se extiende esta situación a los empleados públicos, a los que tienen planes y a los jubilados y pensionados. Esto ya tuvo media sanción y espero que se apruebe, sobre todo uno que atañe a las sumas no remunerativas para los trabajadores que cobran parte en negro. Este proyecto lo hemos consensuado con el diputado Héctor Recalde y va ser muy beneficioso para millones de trabajadores que están cobrando en negro.

Le damos un tiempo prudencial de más de 18 meses al empleador para que de a poco pueda incorporar al sueldo que le está dando en negro o no remunerativo al salario que se le abona en blanco. Establecemos además que en 2011 puede haber sumas no remunerativas dentro de los convenios, pero solamente el 50 por ciento, y a los seis meses hay que incorporarlo al sueldo. Con esto también se beneficia el ANSeS, ya que va a recaudar millones de pesos para los jubilados.

– Usted acaba de presentar un proyecto para restituir los ahorros a aquellos que fueron afectados por el corralito.

– Beneficiará sobre todo a aquellos que fueron afectados por el “corralón”, que terminó cambiando la esencia de la moneda. Hay muchas personas, sobre todo de edad avanzada, que no pudieron hacer sus reclamos, a los que no les salió el amparo.
Hay muchas personas que no recuperaron el ahorro, ya hay varios fallos de la Corte Suprema de Justicia que definitivamente concluyeron, pero los bancos todavía les retienen a los ahorristas sus dineros.

– ¿Por qué?

– Tal vez porque hay planteos de amparos no resueltos, lo que estamos tratando de hacer es una ley que haga que se cumpla con todos esas ahorristas que son alrededor de cien mil. El proyecto hará que se cumplan los fallos de la Corte y que los bancos pongan a disposición en forma inmediatamente el dinero para los ahorristas, ya que hoy no afecta para nada el sistema financiero. Las entidades financieras deben cumplir con el reintegro, sea de plazo fijo, depósitos a cuentas corrientes, cajas de ahorro u otro método por el cual las entidades bancarias se constituyeron en depositarias.

– ¿A qué ahorristas alcanzaría su proyecto?

– A los que tienen amparo y que la Justicia les devolvió sólo el 50 por ciento, o no les devolvió nada. No estamos inventando nada, estamos haciendo algo de acuerdo con lo que dicen los fallos de la Corte, y esto también creo que es un beneficio adicional al sistema financiero, porque se recupera confianza y terminaríamos con este asunto que moralmente hay que concluirlo. Fue una de las promesas de campaña y mi compromiso con miles de personas que se vieron afectadas.

– En su primer año en el Congreso, ¿cómo se sintió y cómo lo trataron sus pares?

– Desde el primer día que ingresé a la Cámara alta traté de hacer lo que dije en campaña. Me parece que los argentinos tenemos que propiciar el reencuentro, no la confrontación. Una de mis funciones es dialogar y consensuar. Así lo he hecho, no de palabras, como por ejemplo, acabamos de acordar una proyecto con el diputado oficialista Héctor Recalde. Tengo mucho diálogo dentro de mi propio bloque, que es el radicalismo; como así también tuve dificultades y muchas presiones con la ley del Cheque y el 82 por ciento móvil de los jubilados, que es una de los temas pendientes que quedan para el próximo período legislativo. Pero reitero, he propiciado el diálogo y tengo la mejor relación personal con todos los senadores y cuando hay que discutir lo hago con altura y con respeto. Con el presidente del bloque oficialista Miguel Angel Pichetto tengo un diálogo permanente.

– Pero últimamente las cosas en el bloque radical no están muy bien…

– Efectivamente, al final del año hubo algunas diferencias dentro de nuestro bloque que tienen que ver con la política partidaria…

– ¿Cómo será el 2011, un año electoral?

– Espero que las asignaturas que tenemos pendientes, sobre todo en Diputados, como la ley de Armas, por ejemplo, que ya tiene media sanción, pueda ser aprobada. Me parece muy importante desarmar a los argentinos, las armas ilegales hay que sacarlas de la calle. Si ustedes supieran la importancia que eso tiene para salvar vidas y para evitar que la delincuencia o el narcotráfico se hagan de las mismas y luego terminan matando personas.

– ¿Otros temas pendientes?

– La ley de Cheques, que es vital para las provincias. Me gustaría que podamos debatir el Presupuesto, las asignaciones para las provincias que algunas son discriminadas.
Me siento discriminado cuando pienso que algunas provincias no tienen gas natural y no tienen presupuesto para eso. Obras públicas importantes, como es el segundo puente Chaco-Corrientes o el de Reconquista-Goya que es una de las obras más trascendentes y de avanzada que tiene el Ejecutivo nacional.

En síntesis, creo que va ser un año positivo, porque estamos en plena etapa de discusión y este Congreso de la Nación ha puesto en el 2010 temas centrales en el tapete, independientemente que salgan o no. Tenemos que continuar trabajando para combatir la pobreza y avanzar hacia el desarrollo y de mejorar la calidad institucional, si bien es cierto que no pudimos alcanzar la modificación del Consejo de la Magistratura o los superpoderes, creo que está entablada la discusión y seguramente es una cuestión de tiempo.

– ¿Quién será el candidato del radicalismo para el 2011?

– Yo estoy trabajando desde hace tiempo con Julio Cobos, creo que es la mejor alternativa. Concita el interés no sólo de los partidarios, sino también de los independientes. Además el proyecto que está pensando Cobos resuelve estructuralmente diversos problemas de la Argentina y va a ser seguido con mucha atención por el electorado. Los radicales tenemos dos muy buenos candidatos.

– ¿Son dos o tres? ¿No cuenta a Sanz?

– Mire, los radicales cuando somos dos, tenemos tres internas, así que eso es posible que ocurra… Pero quiero decir que valoro al radicalismo y confiaba que se iba a recuperar con aciertos… y el acierto fue ponerle límites al Gobierno, aun estando dentro de la misma como lo hizo Julio Cobos. Primero, por la pacificación y después por equidad y la justicia social con los jubilados y finalmente el trabajo que han hecho varios legisladores como el senador Ernesto Sanz y en diputados también en momentos de crisis. Tenemos personas muy inteligentes y hay que cuidarlos y no esmerilarlos, los Sanz, los Morales, los Alfonsín, los Cobos tenemos que cuidarlos…

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password