“El Gobierno utiliza los fondos públicos para propaganda propia”

Ricardo Gil Lavedra confió a Parlamentario los temas de la agenda legislativa que la UCR buscará imponer este año, sin perder las esperanzas de lograr consensuar algo con el FpV.

Titular desde este año del principal bloque de la oposición, el radicalismo, Ricardo Gil Lavedra vislumbra un año legislativo complicado por el calendario electoral, aunque no pierde las esperanzas de que buena parte de la agenda de la oposición pueda llegar al recinto. Preocupado por la “corrupción estatal”, el diputado radical presentó el primer proyecto del año precisamente sobre ese tema y la creación a tal efecto de una Bicameral que controle ese flagelo.

– Comienza un nuevo período de sesiones ordinarias, pero teniendo en cuenta que es un año electoral, parecería que la actividad en el Congreso será muy escasa…
– Tradicionalmente si uno analiza cual es la producción legislativa del Congreso, nota que en los años electorales cae verticalmente. Incluso en el primer semestre de 2009, cuando fueron las últimas elecciones, la producción fue bajísima, casi inexistente. Este año que tenemos elecciones presidenciales y que se renuevan los mandatos de los gobernadores y las intendencias de todo el país, tenemos un cronograma que dificulta enormemente la tarea del Congreso, teniendo en cuenta de que este es un cuerpo integrado por los representantes de cada uno de los distritos electorales. Por lo tanto, creo que el principal desafío que tenemos todos los legisladores es lograr que esta institución tan importante pueda funcionar con relativa normalidad.

– ¿Cuál será la agenda legislativa que propondrá el radicalismo?
– Nosotros hemos hecho una suerte de “retiro” del bloque el pasado 9 de febrero, en el que estuvimos discutiendo la estrategia parlamentaria de este año y cuales son cada uno de los temas. Más allá de que el bloque tiene que recuperar su autonomía, estamos dispuestos a asumir claramente ante la sociedad las posiciones del bloque y los representantes de los otros bloques que se hagan cargo de lo que le corresponde. Nosotros vamos a impulsar algunas leyes que entendemos impostergables y para las cuales creemos que puede haber consenso.

– ¿En cuáles cree que puede haber acuerdo?
– La ley penal juvenil es una de las normas a las que hasta la propia Presidenta le ha asignado enorme trascendencia. Le he pedido al presidente del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, que este tema figure entre las primeras leyes a considerar. Y hay otras leyes que pueden figurar en esta agenda, como en materia de cárceles hay algunos proyectos que cortan transversalmente a todos los bloques, uno en materia de educación obligatoria en las cárceles, otro sobre los derechos laborales de los penados. Creemos que se podría llegar a un acuerdo sobre el estatuto del servicio doméstico. Es decir, estamos hablando de proyectos que ya fueron publicados en el orden del día.
Está también el proyecto de comunicación electrónica, en materia de rogatoria judiciales, un proyecto que ayudará muchísimo a modernizar el funcionamiento de la Justicia; tenemos el conjunto de resoluciones de la Comisión Mixta Revisora de Cuentas, que tiene que tratar el Congreso, cualquiera sea el resultado final.

– Habrá algunos proyectos que propondrá la UCR y que seguramente el oficialismo no acompañará, por ejemplo el 82% móvil para los jubilados…
– Por supuesto que el oficialismo se opondrá a lo que nosotros hemos planteado: una consulta popular sobre el 82% móvil para los jubilados. Esto también lo vamos a conversar con otros bloques de la oposición. Nosotros vamos a impulsar otros proyectos en los que estamos seguros de que el oficialismo no nos va acompañar, por ejemplo el de la publicidad oficial. Es escandalosa la manera como el Gobierno utiliza los fondos públicos para propaganda propia, por lo tanto es muy difícil que el kirchnerismo quiera limitarse en lo que es el manejo de plata. Otro tema que vamos a impulsar es el aumento del mínimo no imponible en materia de Ganancias, que tampoco creo que el Gobierno acompañe, y no se si el oficialismo nos acompañará en una ley que es fundamental de la democracia como la de acceso a la información pública que ya tiene dictamen.
Si queremos que todas estas leyes salgan, vamos a necesitar el concurso de los restantes bloques no oficialistas. El bloque de la Unión Cívica Radical quiere tratar todos estos temas y va a prestar quórum para todos estos temas.

– La pregunta es: ¿van a tener quórum?
– Repito, el Congreso ahora es un “archipiélago” de bloques de mayor o menor importancia. El radicalismo es el bloque más importante no oficialista. Nosotros vamos a hacer los esfuerzos y a conversar con los restantes bloques. Los diputados del radicalismo estamos dispuestos a impulsarlos a estos temas y a sentarnos para discutirlos. Ahora la responsabilidad del otro es la responsabilidad de lo que quieran hacer la Coalición Cívica, el PRO, el Peronismo Federal y de lo que quiera hacer Proyecto Sur. El socialismo y el GEN nos van a acompañar.

– ¿Esta preagenda ya fue consensuada con otros sectores de la oposición?
– He tenido conversaciones, salvo con Lilita Carrió que estaba de viaje, con los otros presidentes de bloques con quienes hemos intercambiado opiniones y los encontré muy receptivos. Pero vamos a tratar de llegar a un acuerdo más firme porque lo que se plantea este año es que para una sesión especial uno tiene que programarla y asegurar la asistencia, sobre todo con mayorías tan ajustadas como las que hay.

– ¿Harán un trabajo coordinado entre ambas cámaras?
– Yo mantengo relaciones muy fluidas con el presidente del bloque radical, el senador Gerardo Morales, y por supuesto que voy a coordinar con él toda esta tarea, pero le tocará a los senadores cumplir su parte.

– El primer proyecto que se presentó este año en la Cámara baja es de su autoría y es para crear una Comisión Bicameral para control de la corrupción estatal. ¿En qué consiste?
– Argentina tienen un problema estructural con la corrupción, Argentina padece de una corrupción estructural. Y no cabe la menor duda de que la corrupción es uno de los problemas dentro de la región que afecta a la gobernabilidad y afecta también a la propia sustentabilidad de la democracia. La corrupción va corroyendo la confianza popular en sus representantes, con lo cual va deslegitimando cada vez más a la democracia. Por cierto que pensamos que en la Argentina las normas legales en materia de corrupción son escasamente aplicadas y la convención de Naciones Unidas de lucha contra la corrupción establece la obligación de parte de cada uno de los Estados miembro de establecer un órgano de seguimiento de las políticas en materia de corrupción. Esta Bicameral viene a cumplir el mandato de esa convención internacional creando un órgano dentro del Congreso de la Nación y haciendo un relevamiento de las políticas actuales, su grado de aplicación y hacer las recomendaciones para llevar adelante políticas más efectivas.
Creemos también que hay que crear una agencia especializada de lucha contra la corrupción, esto forma parte también de otra iniciativa. A la actual Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas queremos transformarla en una Fiscalía Anticorrupción, tratar de darle más autonomía a la Oficina Anticorrupción, establecer otras reglas en materia de persecución penal en materia de delitos de corrupción.

– ¿Concretamente cuáles son los objetivos de la Comisión Bicameral?
– Esta comisión tiene por objeto establecer un relevamiento de las políticas, ver cómo está la Argentina e impulsar medidas de corrupción para que podamos tener medidas que puedan prevenir eficazmente.

– ¿Sinceramente cree usted qué estos temas podrán ser tratados y en definitiva aprobados por el Congreso?
– Cuando hablamos de cada uno de estos tremas, cuando hablamos de acceso a la información pública, de publicidad oficial, de corrupción, etcétera, es importante que cada una de las fuerzas políticas definan si estos temas les interesan o no. Si les interesan, saber cuál es la iniciativa que tienen al respecto; si tenemos iniciativas distintas, lo dirimiremos acordándolo, pero sí es necesario que estemos de acuerdo en tratarlo. En consecuencia, el que piense que el mínimo no imponible signifique una confiscación a los trabajadores, porque hoy más trabajadores pagan ganancias, los bloques políticos que así lo piensen que den concurso y lo traten, lo mismo en publicidad oficial, la corrupción.
Sin los que crean que todo está bien y que no hay que hacer nada en consecuencia, no tendremos quórum. El oficialismo por supuesto cree que no hay corrupción, piensa que la plata del pueblo la pueden usar los gobiernos a su antojo, por lo tanto no quiere ni van a querer sancionar una ley de publicidad oficial y no va a prestar tampoco quórum. El oficialismo piensa que el Presidente puede gobernar por decreto y que el Congreso no debe trabarle esto, no vamos a pretender que nos de quórum para tratar esto.

Elecciones 2011.

– ¿Por qué decidió no participar como candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires?
– Porque he sido electo muy recientemente y creo que tengo que cumplir con los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires abocándome más tiempo para mi mandato, para lo que me eligieron hace muy poco, porque siempre he criticado estos saltos de un lado para otro en función de la coyuntura. Nadie tiene en cuenta el mandato para el cual fue elegido. Porque mis pares me acaban de honrar designándome presidente del bloque y quiero dedicarme a esta función integralmente. Por otro lado, creo que hay otros dirigentes políticos que han dedicado mayores esfuerzos a la visión de la ciudad. Por todas estas razones creo que no era correcto que me presentara como candidato.

– ¿Silvana Giudici o Suárez Lastra?
– Ah, bueno… cualquiera de los dos puede ser.

– ¿A quién apoya usted?
– Los precandidatos que han manifestado la intención de competir entre ellos sé que han hablado de buscar algún elemento de dirimir cual es la candidatura que no pase por las internas, es decir buscar un consenso.

– ¿Las internas del 30 de abril cree que van servir para revitalizar el partido radical?
– Creo que hay una recuperación del radicalismo, creo que el partido exhibe una fuerte recuperación a nivel nacional y esta interna trae una movilización. Creo que las internas le dan vida a los partidos políticos porque es la manera de dirimir democráticamente cuando hay más de un candidato. Me causa gracia cuando algunos partidos dicen: nosotros somos ordenados, no hacemos internas… Pero esos no son partidos, son organizaciones políticas en las cuales prima la decisión de una persona. En consecuencia, que no haya interna para elegirlo a Macri o que no haya interna en la Coalición Cívica, no me parece que sea un mérito. Me parece que toda organización política que se precie de democrática no tiene personalismos predominantes. Creo yo que una cosa son los liderazgos y otra los personalismos excluyentes, esto es malo y ahoga democráticamente a un partido. El radicalismo es horizontal y en ese sentido no es que tenga una enfermedad de las internas, dirime sus diferencias internas por el voto de sus afiliados.

– ¿Será posible que se integren Carrió y Pino Solanas al Frente Progresista que componen la UCR, el socialismo y el GEN?
– Con toda sinceridad a parte del socialismo y del GEN, creo que nosotros estamos muy cerca de la Coalición Cívica en materia de principios y de ideas, es algo deseable vamos a ver si se puede concretar o no. En el caso de Proyecto Sur, me parece más complicado porque ha tenido posiciones más tajantes de querer diferenciarse del resto.

– ¿Está de acuerdo con las listas colectoras?
– No, las listas colectoras son un elemento de confusión que distorsiona la voluntad popular y en esa medida lesiona también la representación. Son todos trucos y triquiñuelas que se pergeñan para obtener mejores resultados a costa del elector. Por supuesto que las colectoras no tienen la gravedad que tuvieron las testimoniales, que eran un fraude inmoral. Me llama la atención que dirigentes que ahora vuelven a postularse no hayan enrojecido de vergüenza cuando le preguntaban si iban a asumir el cargo o no para el que se postulaban. Esto lo digo claramente en el caso de Scioli, por ejemplo, una vergüenza. Las colectoras no tienen esa gravedad, pero tienen una pequeña trampita, en definitiva considero que tendría que ser un candidato por lista.

– ¿Cree que en definitiva Cristina Fernández de Kirchner se va a presentar para su reelección?
– No lo se, este es un campo de conjeturas y apreciaciones mi opinión personal es que sí se va a presentar, sinceramente no veo otro candidato.

– ¿Cómo ve posicionado al radicalismo para las elecciones de octubre?
– Creo que el radicalismo junto con la fuerza que lo acompañen tiene una enorme posibilidad de alcanzar el Gobierno. Sin dudas creo que el país necesita un cambio, requiere un cambio de dirección, ya van ocho años de kirchnerismo y se puede estar mucho mejor de lo que estamos ahora. Considero que hay una sociedad que está un poco desgastada por esta administración y sería bueno y saludable por el país que haya un cambio que consolidara lo que se ha hecho de bien en estos años y rectificar el rumbo de lo que está mal.

– ¿Por qué Ricardo Alfonsín?
– Todos saben que yo apoyo a Ricardo Alfonsín sin que esto signifique un desmérito a Ernesto Sanz, que es un buen candidato, pero creo que éste el momento de Alfonsín, que va a ganar las internas y también en las generales, el radicalismo tiene enormes chances de ser Gobierno.

– ¿Habrá segunda vuelta?
– Todo hace pensar que sí, pero a lo mejor podemos ganar en la primera.

Por Agustín Alvarez Parisi

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password