“La oposición siempre ve el vaso medio vacío”

El legislador Enzo Pagani rechaza las acusaciones de la oposición que sostienen que el Gobierno del PRO “obra con desidia” sobre la problemática social y habitacional que aqueja a vastos sectores que habitan la Ciudad. Dice que Macri es la única alternativa de poder a Cristina Kirchner.

Para el legislador del PRO la integración y la urbanización “fueron dos ejes que permitieron que la zona sur de Buenos Aires se incorpore al resto de la Ciudad”.
Además sostuvo en diálogo con Parlamentario que “la presencia del Estado ha sido un factor relevante para establecer políticas que perduren y lograr la inclusión de todo el tejido social de la zona, que por tantos años ha sufrido el abandono y la marginación.
Enzo Pagani, es vicepresidente de la Comisión de Vivienda y en tal sentido aseveró que la gestión macrista construyó alrededor de seis mil viviendas.

– ¿Cuál es el balance que hace a tres años de la gestión del PRO respecto al problema habitacional?

– Hemos tenido una política muy activa en todo lo que tiene que ver con fomentar la integración del sur de la Ciudad, tradicionalmente relegado y abandonado por gestiones anteriores. Me refiero específicamente a una parte de la problemática de vivienda, que evidentemente es la más extrema, la más vulnerable y tiene que ver con las villas de emergencia, los asentamientos, los núcleos habitacionales. En ese esquema hemos puesto un fuerte esfuerzo a través del programa Prosur Hábitat que lleva adelante la Corporación del Sur, trabajando desde distintas áreas del Gobierno. Hemos hecho una línea novedosa de gestión tratando de no concentrar exclusivamente en el Instituto de la Vivienda lo relacionado con las políticas del sector. Se ha delegado una parte importante en la Corporación del Sur.

– ¿La gestión estuvo enfocada hacia la construcción de viviendas?

– En realidad más que la construcción de viviendas hemos tomado la decisión política de atacar la problemática desde distintas áreas. El IVC por un lado, Corporación del Sur por otro y la Unidad de Gestión e Intervención Social (ente creado específicamente para abordar la emergencia habitacional). Estas dos últimas dependen del Ministerio de Desarrollo Económico. La realidad es que con estos ejes nosotros hemos llevado adelante un programa muy fuerte, que apuntó básicamente a generar la inclusión del tejido social de todo el sur de la Ciudad. Hemos logrado una interacción muy importante, por ejemplo la urbanización de la Villa 19.

– ¿Al implementar esta forma de trabajo se notó un cambio?

– Lo que nosotros hicimos a través de este ataque desde distintos flancos a la problemática que se encuentra básicamente en el sur de la Ciudad es lograr, luego de tres años de Gobierno, poder empezar a cambiar la realidad de esa zona.

– ¿Es cuantificable ese modelo de gestión?

– Es cuantificable no sólo en cantidad de viviendas construidas, ya que si se tiene en cuenta las que construyó el IVC, la Corporación del Sur y algunas –muy pocas- que se construyeron con fondos de la Nación, estaríamos hablando de unas seis mil viviendas tranquilamente. Además de la cuantificación en términos de construcción de unidades habitacionales es muy importante destacar el espíritu con el que se lleva esta tarea. Que la Villa 1-11-14 comience abriendo sus puertas al barrio e integrarlos a través, por ejemplo, de actividades deportivas que se realizan en los polideportivos de la zona. La finalización de la pavimentación de la avenida Perito Moreno como ocurrió en el Bajo Flores, es otro hecho que está permitiendo la integración de la villa con el barrio; ya no hay una barrera entre esos vecinos, esto tiene que ver con una decisión política de llevar el Estado a las villas y a los barrios más carenciados, con más necesidades básicas insatisfechas.

– El PRO ha implementado una política inclusiva en cuanto a lo social y habitacional en la Ciudad…

– Sin ninguna duda. Por eso tomamos la decisión al inicio de nuestro Gobierno de modificar la forma en la que las administraciones anteriores venían trabajando; nosotros creemos que entregar ladrillos, chapas y materiales para que la gente se construya una casa como quisiera, de la manera que quisiera y sujeta a la voluntad política del puntero del barrio no era la forma de integrar las zonas carenciadas con los barrios. Creemos que hay que fomentar la presencia y la participación de la gente que vive en esos barrios, porque no solamente tendrán un mayor compromiso con lo que hacen y con su trabajo, sino que además tendrán una identificación con el proyecto que a mediano plazo exista para ese barrio; por eso las cooperativas de trabajo, por ello la decisión política de devolver la dignidad desde la participación, pero también con el agregado de tener una remuneración por el trabajo.
Nosotros hemos llevado adelante una política inclusiva, en materia de atacar la problemática no sólo habitacional, sino también de emergencia social que existía en el sur de la Ciudad. Establecimos políticas de Estado que perduren en el tiempo, dentro de unos cuantos años podremos eliminar definitivamente.

– ¿Las partidas para viviendas fueron incrementadas para 2011?

– Hubo prácticamente una duplicación en la partida para vivienda con respecto al año pasado. El monto gira un poco más de 800 millones de pesos. El destino de este dinero es diverso, en algunos casos tiene que ver con continuar complejos que se encontraban en ejecución, pero la prioridad seguirá siendo el sur, a través de la integración de todos sus barrios y las villas de ese sector de la Ciudad.

– En cuanto a la Villa 31, ¿cuál es el estado de la misma?

– La Villa 31, es un tema especial, se está tratando de consensuar políticas con el Gobierno central. Esta Legislatura tiene una comisión creada por ley que trabaja en ese tema y cuyas funciones fueron prorrogadas para que las personas que están elaborando los dictámenes pudieran finalizar las propuesta de urbanización.

– ¿La problemática en el sur de la Ciudad no es sólo habitacional?

– La problemática de ese sector no es sólo habitacional. Porque si uno construye viviendas, al mismo tiempo lo que se tiene que hacer es dar respuesta a todas las demás necesidades básicas que el Estado debe satisfacer. En ese aspecto un buen ejemplo es el Hospital de Lugano que, me podrán decir que no llega a ser un hospital, pero yo podría responder que es la primera vez que existe, por lo menos, un centro de salud con amplias prestaciones que permite la asistencia primaria de las personas que viven allí; un hecho que no sucedió en las administraciones anteriores. Este centro asistencial existe y es real, nadie lo puede negar; estas son realidades de inversión pública que absolutamente avalan y acompañan la idea del desarrollo integral del sur.

– La oposición insiste con que el Gobierno del PRO no realizó obras de infraestructura, con sorna se refieren a las bicisendas como la mayor obra de Macri…

– Es porque pretenden menospreciar la obra que esta administración ha llevado a cabo. Las bicisendas, son una faceta más de nuestro Gobierno y hay gente que se manifiesta en contra porque le afecta la capacidad de circulación o el tránsito en algunas zonas; pero la verdad que es una apuesta al futuro. Ello genera un cambio de cultura, de hábitos para todos los porteños. Es una decisión que no se ha contrapuesto con ningún otro emprendimiento de esta administración. Porque hacemos bicisendas no dejamos de atender el alumbrado público, de mantener el asfalto, ni mucho menos dejamos de hacer esa obra emblemática, como lo es el entubamiento del Arroyo Maldonado, la que atravesó tres gestiones para poder ser realidad. Sin duda la obra más grande de infraestructura.

– ¿La oposición desarrolla un rol obstruccionista?

– La oposición siempre ve el vaso medio vacío en el mejor de los casos, cuando no inventa el contenido que hay en el vaso. Nosotros estamos convencidos de lo que estamos haciendo, plenamente satisfechos de lo que le hemos brindado a Buenos Aires como política de Gobierno en estos primeros años de gestión. Nos queda menos de un año para completar la primera etapa de un plan de Gobierno, y nos queda seguramente los segundos cuatro años que nos va a permitir mostrarle y entregarle a los porteños en 2015, una Buenos Aires definitivamente cambiada, muy parecida a las grandes ciudades del mundo. No por historia, cultura o su gente, lo cual ya es bien conocido mundialmente, sino por su infraestructura; por la capacidad para responder a la demanda de los tiempos que corren, por su solvencia para brindar educación, salud y seguridad, como una instancia básica destinada a todos sus habitantes. En síntesis una Buenos Aires que esté definitivamente en el primer nivel mundial en términos de infraestructura social y en términos de satisfacer las necesidades de todos quienes habitan la Ciudad.

– La Legislatura está discutiendo el destino de las utilidades del Banco Ciudad…

– Nosotros hemos accedido en el seno de la Legislatura a discutir una propuesta de las autoridades del Banco Ciudad para destinar esos fondos a un fin diferente a lo que determina la normativa bancaria vigente. Creemos que ese plus, que se ha generado a partir de las decisiones acertadas que se han tomado el año pasado y de un banco que tradicionalmente ha funcionado muy bien, se reinvierta en cuestiones que favorezcan a la gente y nos permitan generar incentivos, créditos, microemprendimientos, fomentar actividades a partir de ese plus generado por la entidad.

– La oposición propone destinar esos fondos a la adquisición de viviendas…

– No me parece mal que la oposición acerque propuestas y genere alternativas, es más, creo que es algo que necesitamos. Es mucha más valiosa esa actitud que la de aquellos que sólo critican todo el tiempo; podemos tener desde el oficialismo una visión diferente, ya que el presupuesto para viviendas durante el presente año se ha duplicado, en tanto no necesita generar un plus adicional, porque por una cuestión operativa quizá no sea posible ejecutarlo, quizá sea más adecuado destinar esos fondos a otra actividad o sector de la administración del gobierno.

– ¿Sus expectativas para 2011?

– Tienen que ver con renovar la confianza en el proyecto del PRO en el ámbito de la Ciudad. El desafío es enorme y deberemos enfrentar dos flancos: primero en la Ciudad para renovar el apoyo hacia el PRO y que siga gestionando cuatro años más, donde tendremos la devolución de la voluntad de los porteños respecto a todo lo que estamos haciendo, si ello está bien o mal: entonces se acabarán las discusiones. Luego tenemos el desafío enorme de competir contra este modelo hegemónico, que encarna en su génesis la confrontación, la propuesta de volver permanentemente al pasado y de seguir haciendo debatir a la Argentina en cuestiones cuasi revanchistas, que a nuestro entender todos los argentinos hemos decidido terminar y desterrar de una vez por todas.

– ¿Macri candidato presidencial?

– Escucho permanentemente su voluntad de ser candidato a presidente y creo que ello será muy valioso para construir una alternativa para la Argentina. Me animo a decir que será la única alternativa. No veo que la tercera fuerza, la alianza que podrían conformar el radicalismo y sus eventuales aliados estén en condiciones de disputarle el poder real a Cristina Fernández. Creo que la verdadera alternativa al kirchnerismo será Mauricio Macri y la alianza que se conforme desde el PRO para competir con la Presidenta. No tengo dudas que esa será la única alternativa.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password