Sanz intenta juntar a los radicales a través de una carta

Hablamos a través de papel. El senador y precandidato presidencial del radicalismo, Ernesto Sanz, envió una carta a todos los afiliados y dirigentes del partido para poder impulsar un debate…

Hablamos a través de papel. El senador y precandidato presidencial del radicalismo, Ernesto Sanz, envió una carta a todos los afiliados y dirigentes del partido para poder impulsar un debate de ideas y “un ejercicio de grandeza política, para sumar voluntades ciudadanas, más que establecer fronteras partidarias”.

Sanz, que durante el verano pedía definir las candidaturas “cuanto antes”, decidió no competir en la preinterna que se iba a realizar el 30 de abril contra el diputado Ricardo Alfonsín y ahora se dedica de lleno a su campaña. El mendocino, que durante los pasados meses expresó sus opiniones en innumerables entrevistas, decidió -los últimos días- resguardarse y hacer declaraciones en Twitter o a través de comunicados de prensa.

El papel que recibirán los afiliados y dirigentes está acompañado por el documento “Ejes fundamentales para el Programa de Gobierno de la UCR – Del crecimiento excluyente al desarrollo para todos”.

La carta enviada señala: “Mientras la opción de continuidad -el oficialismo- es clara y unitaria, la opción de cambio -la oposición- aparece fragmentada, sin referencias comunes e incapaz de actuar eficazmente frente a la acumulación de poder del partido gubernamental. Un gobierno fuerte y unido, frente a una oposición débil y dividida, es el retrato que muchos argentinos se han hecho de la realidad actual”.

El senador propone abrir un diálogo “en un marco lo más amplio posible, sin condiciones previas, sin prejuicios y sin exclusiones, salvo la de quienes se autoexcluyan”.

Por otra parte, Sanz asegura: “No quiero que nos encerremos en el Congreso para seguir resistiendo desde allí los embates del poder kirchnerista. Lo que quiero es dar a la Argentina un gobierno nuevo y distinto, que apueste por el auténtico progreso y por la regeneración democrática. No un gobierno fundacional, sino uno que sea capaz de cambiar lo que está mal y preservar lo que está bien. Un gobierno que no esté sometido a extorsiones de ningún tipo y que sólo responda de sus actos ante los ciudadanos.

Finalmente, el mendocino deja en claro que cree “sinceramente que la victoria en octubre es posible”, y que un “cambio político en la Argentina es posible y necesario”. Y concluye: “Creo que si levantamos la mirada, sintonizamos con la ciudadanía y actuamos con ambición y con inteligencia, podemos llegar lejos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password