Siderar quiere que el Congreso trate la “injerencia política en la vida de las empresas”

El titular de dicha entidad, Daniel Novegil, quiere que se debata en el Parlamento el DNU que permite ampliar la presencia de la ANSeS en firmas donde cuenta con participación accionaria.

El presidente de Ternium-Siderar, Daniel Novegil, pidió que el Congreso debata en el Parlamento el DNU que permite ampliar la presencia de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) en firmas donde cuenta con participación accionaria: según sus palabras, quiere que se trate en el Parlamento la “injerencia política en la vida de las empresas”.

Novegil señaló en declaraciones radiales que “la injerencia del Estado en la marcha de las compañías, los controles de precios y la no intervención del Congreso tiene una cierta similitud” con lo que el Grupo Techint “vivió en Venezuela”, y agregó: “En nuestro criterio no tiene justificación la aplicación de un Decreto de Necesidad y Urgencia, ya que la Constitución Nacional sólo justifica que el Ejecutivo legisle en circunstancias muy excepcionales que hicieran imposible ir al Congreso”.

Ternium-Siderar, que es la mayor empresa siderúrgica del país –y forma parte del grupo Techint-, presentó este martes un amparo en la Justicia para rechazar la resolución de la Comisión Nacional de Valores (CNV), que declaró como “irregulares e ineficaces” las decisiones adoptadas en la última asamblea de accionistas, en la que la ANSeS buscó, sin éxito, ampliar su participación en el directorio.

Novegil explicó: “Ha habido bastante confusión con todas las declaraciones que han ocurrido, incluidas las de la Presidenta –Cristina Fernández- de ayer. Esto se inicia en 1993, cuando se crean las AFJP. Para evitar la injerencia en el manejo de las compañías, el Congreso fija en cinco por ciento el poder de voto de las acciones que la ANSeS tenía en las diferentes empresas”. Luego de la nacionalización en 2008, el empresario detalló que “el ministro -de Economía de la Nación, Amado- Boudou, fue al Congreso y, como número uno de la ANSeS en ese momento, mantuvo explícitamente el cinco por ciento para lograr la aprobación”.

El titular de Siderar se lamentó por la situación actual, ya que dejó en claro que “hoy, dos años y medio después, el Gobierno dicta un DNU anulando la limitación del cinco por ciento y, en definitiva, permitiendo la injerencia política en la vida de las empresas”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password