El sueño de la casa propia

A través de dos iniciativas se solicitó la habilitación de líneas crediticias con el objetivo de financiar la compra de lotes de terreno para la construcción de vivienda única, y se instó a crear un programa que subsidie parte de la tasa de interés que paguen los adquirentes.

La vivienda propia es uno de los grandes proyectos de vida de los argentinos, pero este sueño es cada vez más difícil de concretar. Esto se debe, entre múltiples razones, al complicado acceso al crédito hipotecario, a los elevados precios de los inmuebles y a la inexistencia de instrumentos para ahorrar. Al verse trunco el sueño de la casa propia, la alternativa de alquiler toma fuerza y un nuevo argentino se convierte en un inquilino permanente.

Ante esta situación es que se presentaron en la Legislatura dos iniciativas con el objetivo de ayudar a los bonaerenses a cumplir este gran sueño. Se trata de dos proyectos presentados por el diputado del GEN, Abel Buil. Uno de declaración, para que el Banco de la Provincia de Buenos Aires habilite líneas destinadas a financiar la compra de lotes de terreno para vivienda única y de ocupación permanente; y uno de Ley para subsidiar parte de la tasa de interés que paguen los adquirentes con el mismo fin.

Al respecto, Buil aseguró que “la intención de comprar un terreno es una iniciativa que debe ser favorecida porque habla de la intención de la familia de autoconstruir o de construir por etapas su vivienda, y que de otra manera no podría hacerlo, ya que los ingresos mínimos para solicitar créditos hipotecarios actualmente están por encima de la realidad de los sueldos promedio”.

El proyecto de declaración expresa la necesidad de que el Banco de la Provincia de Buenos Aires “habilite líneas crediticias destinadas a financiar la compra de lotes de terreno para la construcción de vivienda única y de ocupación permanente, de acuerdo a la garantía consagrada en el Art. 36 inc.7 de la Constitución provincial”, en el cual se garantiza el acceso a la vivienda única y se determina que una ley debe reglamentar las condiciones de ejercicio de dicha garantía.

Si bien la banca pública provincial y nacional ofrece líneas de crédito hipotecario para la compra, construcción y ampliación de vivienda familiar, ésta no contempla línea alguna que permita financiar solamente la compra de terreno.

En los fundamentos de la iniciativa se afirma que la creación de un crédito para el terreno es una forma de que Estado y familia “se asocien de una mejor manera para el logro de que ese grupo básico cuente con su vivienda”.

En esta misma línea, Buil manifestó que “la problemática de la vivienda debe ser abordada con sentido social y cumplir el mandato constitucional de promover el acceso, facilitando las vías de acceso al crédito para la compra de lotes de terreno”. Y agregó que “muchos de los bonaerenses a veces están en condiciones de ir haciendo paso a paso su casa, como en el caso de la autoconstrucción, o tiene los materiales o la posibilidad de acceder a ellos, pero la falta de terreno o sus altos costos no permiten que canalicen su propio esfuerzo”.

El otro proyecto presentado, de ley, plantea la creación del “Programa Subsidio a la tasa de interés”, con el objetivo de facilitarles el acceso a los bonaerenses a un sistema de créditos hipotecarios con tasas de interés bajas para la adquisición de la vivienda única y el primer lote con el mismo destino.

El subsidio, según se detalla en el articulado del proyecto, “consiste en el pago que hará el Gobierno provincial a la entidad financiera, a través del Ministerio de Economía, a nombre del beneficiario, con el fin de disminuir la cuota que paga sobre su crédito hipotecario en el componente tasa de interés”.

En cuanto a la financiación, en la iniciativa se establece la creación del “Fondo de Subsidio Intereses Hipotecarios”, con la finalidad de subsidiar la tasa de interés que deban abonar los interesados por las líneas crediticias orientadas a la adquisición de la primera y única vivienda o lote de terreno. Este Fondo se integraría con recursos propios aportados por la provincia de Buenos Aires.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password