No cuentan con ellos

De los 330 mil extranjeros que están en condiciones de votar a jefe de Gobierno, solamente están anotados para sufragar 11.807 personas. Escaso interés de los líderes políticos para capitalizar el 11,8 por ciento del electorado que representan.

El próximo 10 de julio se realizarán las elecciones para jefe, vicejefe, legisladores y autoridades comunales en la Ciudad de Buenos Aires. El padrón porteño habilita a dos millones setecientos mil ciudadanos a sufragar; de los cuales 330 mil son extranjeros, que constitucionalmente pueden votar hasta jefe de Gobierno, pero solamente -en el 2007- emitieron su voto 10.200 ciudadanos.

Para las elecciones de julio próximo están facultadas a votar 11.807 personas por estar inscriptos en el Registro de Extranjeros. La cifra no alcanza al 0,50 por ciento del total de ciudadanos extranjeros en condiciones de hacerlo. Esta escasa participación se debe a la falta de una política comunicacional y a la poca voluntad política demostrada por los partidos tradicionales para avanzar en la formulación de un proyecto de ley de partidos políticos que habilite el funcionamiento de los partidos comunales, donde talvez estén más representados los ciudadanos extranjeros.

El próximo 14 de agosto se realizarán las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, que se aplicarán por primera vez y que definirán las candidaturas presidenciales para las elecciones generales del 23 de octubre próximo, según el decreto reglamentario número 443/2011 emitido por el Poder Ejecutivo Nacional.

Datos concretos

Los dos millones setecientos mil electores que están habilitados a sufragar en la Ciudad de Buenos Aires no contempla a la inmensa mayoría de extranjeros que, nacionalizados o naturalizados, su voto no es obligatorio sino optativo y, para esta categoría se ha creado un Registro de Extranjeros en el cual deben inscribirse quienes elijan participar de las elecciones locales.

Cabe destacar al respecto que en la “Reina del Plata” residen 330 mil extranjeros censados. Ello representa el 11,50 % de sus habitantes, sin embargo sólo 11.807 –no alcanza al 0,50%- se inscribieron para hacer uso del derecho al sufragio del que gozan a partir de optar por la ciudadanía argentina.

Al respecto debe tenerse en cuenta que los resultados provisionales del censo de 2010 indican que la Ciudad tiene 2.891.082 habitantes, un 4,1% más que en 2001. El relevamiento también indica que la población paraguaya pasó de 29.645 a 46.928, la boliviana de 18.323 a 50.111, la peruana de 3.837 a 38.990 y la colombiana de unos cuantos centenares a casi 23.000.

En cambio la población de los demás países no limítrofes y de los demás fronterizos disminuyó: la primera pasó de 196.294 a 125.269, mientras que la segunda de 74.815 a 50.217.

Estos datos revelan que la normativa que regula el tema, por lo menos es paradójica, ya que mientras para los argentinos el voto es obligatorio para los extranjeros que adoptaron la ciudadanía, es optativo. Realmente resulta curioso que el derecho al sufragio otorgado a los extranjeros, sin otros requisitos que los establecidos para obtener la ciudadanía, no resulte obligatorio el voto como para el resto de los habitantes cuando alcanzan la edad de 18 años y viven en el país

Derecho de los extranjeros al voto

La principal norma sobre el derecho político de los residentes extranjeros en la Ciudad de Buenos Aires es la Ley 334, que crea el Registro de Electoras y Electores, en la órbita del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad.

La Ley 334 en su artículo 2º dispone que “los extranjeros y extranjeras desde los dieciocho años de edad cumplidos están habilitados para votar en los actos electorales convocados en el marco de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, previa inscripción voluntaria en el Registro de Electoras Extranjeras y Electores Extranjeros creado por esta ley…”.

Aunque en el artículo siguiente la norma determina que los extranjeros y las extranjeras inscriptos en el Registro de Electores Extranjeros de la Ciudad de Buenos Aires creado por la Ley nacional 23.510 se consideran inscriptos de pleno derecho en el registro que crea la presente ley.

En esa línea la Ley 334 en su artículo 4º dicta que quienes se encuentren inscriptos en el Registro de Electores Extranjeros de la Ciudad creado por la Ley nacional 23.510, que no desean quedar sujetos al régimen establecido por la norma, dispondrían de treinta días desde la publicación de la ley para solicitar su eliminación del padrón.

Una vez inscriptos en el Registro, los ciudadanos extranjeros tienen la misma obligación de participar en las elecciones locales que los ciudadanos nativos.

La inscripción les permite participar en la vida ciudadana porteña a través de distintos mecanismos creados para expresar opiniones, intervenir en la toma de decisiones y controlar la gestión local. (Audiencia Pública, Consulta Popular, Referéndum, Revocatoria de Mandato, Iniciativa Legislativa).

Sin duda, los requisitos no resultan complicados, pero la falta de información y de un plan oficial de comunicación que oriente a los interesados en participar del acto eleccionario obstaculiza y dificulta la participación de quienes puedan tener interés de involucrarse en los problemas que aquejan a su ámbito barrial.

Ello choca -sin duda- con lo que establece la Constitución porteña en su artículo 11 que establece que la Ciudad promoverá la remoción de los obstáculos de cualquier orden que, limitando de hecho la igualdad y la libertad, impidan el pleno desarrollo de la persona y la efectiva participación en la vida política, económica o social de la comunidad.

Participación vecinal

En esa línea, la normativa que se ocupa de las Comunas establecía, como deber para el Poder Ejecutivo, que éste debía iniciar un programa intensivo de difusión y formación pública relacionado con el proceso de descentralización; realizar campañas de esclarecimiento y divulgación mediante el uso del sistema de medios de publicidad públicos para divulgar dicho proceso y los comicios que se llevarán a cabo, finalmente, el próximo 10 de julio.

También la falta de acuerdos para confeccionar un proyecto de ley de Partidos Políticos de la Ciudad condiciona la existencia de agrupaciones barriales con capacidad para participar por fuera de las agrupaciones tradicionales, es decir los que conforman el sistema político actual.

La ausencia de agrupaciones barriales de contenido particular, autónomas del sistema político general, es decir los partidos comunales, hará que esta elección se defina entre quienes son parte de él. En ese contexto, se tratará de una elección de carácter plebiscitario, no sólo del macrismo, sino también de los candidatos no oficialistas que aspiran a permanecer en ese esquema partidario en el que poco se hizo para promover la participación de los vecinos.

En tanto la distribución de los ciudadanos extranjeros según la Comuna en la que habitan, el reporte del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad revela que son de origen boliviano los registrados en mayor cantidad (2.653), le siguen los uruguayos(2.268), en tercer lugar se ubican los paraguayos(1.639). A continuación los españoles(1.248), coreanos (1.212) e italianos (814).

Trabajo territorial

En principio las estructuras partidarias que manifiestan expresamente bregar por un modelo inclusivo, igualitario y con ampliación de los derechos sociales una flaca labor han llevado adelante para incorporar a los residentes extranjeros a la vida política de la Ciudad.

A pesar de ello, sin embargo hay espacios políticos que sí han conseguido inserción territorial en las zonas mas marginadas y de ello puede citarse como ejemplo el PRO que en las últimas elecciones legislativas resultara vencedor en todas las Comunas. El trabajo desarrollado por las agrupaciones que responden al titular del bloque macrista Cristian Ritondo tuvieron un rol destacado y es a éste legislador a quien reconocen en vastos sectores de la política porteña como uno de los pocos que posee una fuerza propia.

También la Coalición Cívica ha desarrollado un trabajo territorial intensivo en algunas de las zonas mas excluidas de la Ciudad; en ello tuvo mucho que ver la legisladora Rocío Sánchez Andía quien continuó con el trabajo del ex diputado Facundo Di Filippo, una tarea que se centró en las denominadas Villa 31 y 31 bis en la que impulsa contra “viento y marea” la urbanización de las mismas.

El peronismo -en sus diversas vertientes- también ha llevado a cabo un trabajo político en los sectores mas marginados aunque el mismo es difícil de cuantificar dado la dispersión partidaria que aqueja al movimiento creado por Juan Perón.

Proyecto Sur por su parte –si bien en los últimos comicios se ubicó en segundo lugar- aún tiene falencias en su inserción en los barrios periféricos. Sin embargo también para las elecciones generales de julio próximo se perfila como un adversario de fuste para el oficialismo porteño.

Extranjeros por comunas

Total de electores por Comuna inscriptos en el Registro de Extranjeros

Comuna Electores

1 1220
2 529
3 1099
4 1086
5 703
6 498
7 1352
8 1412
9 872
10 579
11 450
12 344
13 559
14 613
15 491
Total 11. 807

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password