En la buena senda

En el macrismo sostienen que el trabajo sobre los derechos sociales, su promoción y la inclusión social son los aspectos que más destacan a la administración. Remarcan que los programas en vigencia son políticas de Estado destinadas a perdurar en el tiempo. Entrevista con la legisladora Carolina Stanley.

La población total de la Ciudad de acuerdo con los resultados provisionales del censo poblacional 2010 ascendió a 2.891.082 personas, de los cuales 1.335.163 son varones y 1.555.919 mujeres. De ellos resultan beneficiarios del Programa Ciudadanía Porteña 274.791 personas que constituyen a su vez 72.441 hogares.

Según datos relevados entre 2004 y 2010, los mismos muestran que tras siete años de crecimiento económico, si bien se registraron mejoras en lo que hace al desarrollo humano, persiste un elevado déficit en la atención de la problemática social que involucra a la niñez, la adolescencia, la tercera edad y a un vasto sector que se encuentra en una etapa etaria en condiciones de efectuar alguna actividad laboral rentada, pero que sin embargo integra la franja de desocupados o subocupados.

La bonanza económica no ha alcanzado a un enorme sector de la población, sino que por el contrario la brecha entre los hogares más y menos favorecidos no se ha reducido significativamente.

Justicia social

Estos núcleos de marginalidad social no sólo se concentran en las viviendas ubicadas en villas y asentamientos precarios, sino que en las propias áreas con trazado urbano, residen hogares en situación de extrema vulnerabilidad, con viviendas deterioradas y fuertes déficit en materia de acceso a servicios públicos adecuados, problemas que, sumados a la deuda social que tiene el Estado para con los niños, la adolescencia y la tercera edad, se torna en una problemática sin dudas, preocupante.

Ello se refleja en que 9,5 % de los habitantes porteños son beneficiarios del Programa de Ciudadanía Porteña según las cifras antes mencionadas y que el 51,5% de los hogares beneficiarios viven en una villa o asentamiento, en inquilinatos o conventillos, en hoteles o pensiones o en locales destinados a viviendas.

Desde distintos actores sociales se ha considerado que “un camino para alcanzar una mayor justicia social” es que los vecinos de los asentamientos “sean escuchados” por el Gobierno de la Ciudad ante la necesidad de definir con la oposición -y en coordinación con la Casa Rosada- políticas de Estado para mejorar esos sectores marginados socialmente.

En esa línea los sacerdotes de las villas de emergencia han advertido que si se pretende saldar la deuda social con los barrios más pobres de la Ciudad, es “necesario más allá de las diferencias políticas, el diálogo, el consenso y las acciones comunes entre el Gobierno nacional y el Gobierno de la Ciudad”. Algo que por el momento parece imposible de llevar a cabo.

“La gestión social del Gobierno no se redujo al asistencialismo, sino que promovió programas y propuestas tendientes a la promoción e inclusión social”, sostuvo ante Parlamentario, la titular de la Comisión Políticas de Promoción e Integración Social, Carolina Stanley.

La legisladora del PRO enumeró luego los diferentes programas de la administración macrista como el Plan Ciudadanía Porteña y la puesta en marcha de otros sistemas de atención social como los de Ticket Social, Estudiar y Trabajar, Adolescentes y los centros de primera infancia y los de la Tercera Edad.

Cree que el gobierno de Mauricio Macri transita un camino de claro progreso social y que se está trabajando en todo los sentidos que requiere la problemática.

– ¿Qué políticas ha adoptado el Gobierno para atender los problemas sociales de la Ciudad?

– El trabajo social que se hace desde el Gobierno tiende a cubrir dos aspectos: por un lado, lo que tiene que ver con la emergencia y la asistencia de la misma; y por otro, todo lo que concierne a la promoción y a la inclusión social.

– ¿Mediante qué medidas se ha enfrentado el problema de la vulnerabilidad social?

– Alimentariamente el Gobierno lo que hizo es sostener el programa que ya existía por ley y que se denomina Ciudadanía Porteña y abrir la inclusión al mismo de nuevos beneficiarios. En la actualidad tiene 72.441 familias beneficiarias. Por otro lado se reemplazó el programa de Casas Alimentarias por otro plan que se identifica como Ticket Social y cuya implementación intenta profundizar la transparencia en la asistencia alimentaria. Es un programa que acompaña a Ciudadanía Porteña y que sirve como mecanismo de ingreso al mismo.

– ¿En qué consiste el programa Ticket Social?

– El Ticket Social es un plan mediante el que se entrega una suma de dinero de 150 pesos a unas 28 mil familias que viven en Buenos Aires, mientras se gestiona la inclusión del beneficiario en el programa de Ciudadanía Porteña, cuyo ingreso tiene un trámite que demora tres meses aproximadamente. Es el tiempo que lleva hacer el contralor para que no exista superposición con otros planes. Además, en los casos en que no están ingresados a Ciudadanía Porteña, ni tampoco al Ticket Social, a esas personas se les distribuye diariamente 40 mil raciones de alimentos en diversos comedores ubicados en diferentes lugares de la Ciudad.

– ¿Cuántos beneficiarios cubren los programas sociales?

– Si se suman los tres programas la cobertura alimentaria que alcanzan los mismos, abarca al menos a 130 mil familias.

– ¿Los jóvenes también son atendidos a través de un programa social?

– Respecto a los jóvenes, el Ministerio de Desarrollo Social a creado un programa de cobertura destinado a los mismos. Por un lado está el programa Estudiar y Trabajar que se creó como un plan que acompaña al de Ciudadanía Porteña y que consiste en incentivar a los beneficiarios –de 18 a 29 años- a estudiar en cualquiera de los niveles de educación formal, y para ello se les entrega un subsidio de 275 pesos mientras asistan a clases. El programa alcanza a beneficiar a unos seis mil jóvenes y el objetivo es lograr su inserción educativa.

– La franja de adolescentes que no estudian ni trabajan, ¿cómo es atendida?

– También está en funciones el programa de Adolescentes, que se trabaja con los menores de 18 años. A través del programa se insta a que realicen actividades deportivas, artísticas o ingresen al campo de las nuevas tecnologías y además son beneficiarios de un subsidio y de esta manera, a través de asistentes sociales, incentivarlos para que los chicos que se encuentren integrados a este programa retomen sus estudios.

Pero no es excluyente, es decir, que sino no estudian no pueden concurrir al programa. La línea de vulnerabilidad social para el ingreso al programa de Adolescentes tiene que ver con que ingresen los más vulnerables. El objetivo principal es que una vez que desarrollan las actividades que elijan en forma constante, retomen sus estudios. Es un programa esencialmente de contención social y en el participan alrededor de seis mil adolescentes.

– Dentro de las 24 villas que existen en la Ciudad, ¿qué inserción tienen estos programas?

– Absoluta. Se trabaja muchísimo en las villas. De hecho el programa que para mí más tienen que ver con la inclusión social y que conlleva la igualdad de oportunidades se refiere a los centros de primera infancia que trabajan con chicos de 45 días a cuatro años; cuando hablo de inclusión y de todo lo que tiene que ver con la promoción e igualdad de oportunidades es porque está mundialmente comprobado que si un chico es bien alimentado, bien estimulado y bien cuidada su salud durante esos primeros cuatro años llega a su preescolar o su primer grado en igualdad de condiciones que cualquier otro niño de la Ciudad. Hay 20 centros de este tipo en la Ciudad y están ubicados en la zona sur de la Capital Federal, la mayoría en las villas. La idea del trabajo del Ministerio de Desarrollo Social se asienta sobremanera en llegar a la población más vulnerable y que sean los mas vulnerables quienes puedan acceder a los programas.

– ¿El PRO tuvo avances en lo que se denomina la deuda social?

– El tema de la deuda social es un trabajo que lleva mucho tiempo para resolverlo, pero sí estoy convencida de que este Gobierno a dado pasos muy claros en lo que tiene que ver con el avance en la situación social y que se ha trabajado muchísimo en lo que son los derechos sociales; en su promoción y en la inclusión social desde los programas en vigencia que funcionan como verdaderas políticas Estado.
Creo que estamos en un camino de claro progreso social ya que se está trabajando en todos los sentidos que requiere la problemática, tanto desde los programas del Ministerio de Desarrollo Social como la urbanización de villas. Creo que hay muchos programas que dan cuenta de que se está trabajando para saldar esta deuda social.

– En el ámbito habitacional, ¿la Ciudad puede resolver esa problemática?

– La deuda habitacional es del país. Es una cuestión que lleva muchos años, que se ha ido profundizando. La falta de respuestas al tema tiene que ver con una política nacional habitacional general, porque la verdad es que la Ciudad sola, por sí misma, es imposible que logre revertir esta situación.

– En lo que se refiere a la Tercera Edad, ¿cuál es la labor que se ha desarrollado?

– Para la Tercera Edad, lo que se hizo fue generar una Subsecretaría en reemplazo de lo que era una simple Dirección General. En ese campo se trabaja en forma similar a los demás sectores, tanto en la promoción como en la inclusión, y para ello se han generado las postas sanitarias. Hay 25 de ellas distribuidas a lo largo y ancho de Buenos Aires. Se dio inicio a la Tarjeta Mayor que beneficia al sector de la Tercera Edad con importantes beneficios una importante cantidad de comercios. Se ha trabajado mucho no sólo en lo que es la asistencia sino en la promoción y en la inclusión y en el volver a ganar el espacio público para disfrutar de las plazas y que se sientan integrados a la Ciudad.

– Según lo descripto por usted el Gobierno no se redujo sólo al asistencialismo…

– El trabajo del Gobierno no se redujo al asistencialismo, sino que trabajó no sólo en atender la emergencia, también ha generado muchísimas programas y propuestas que tienen que ver con promoción y la inclusión social.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password