“Los narcos se ríen de los aviones de nuestra Fuerza Aérea”

Pistas clandestinas, radares obsoletos o ausentes, de todo eso habló Parlamentario con Carlos Urlich, uno de los legisladores preocupados por la actividad del narcotráfico sin control en nuestros cielos.

Por Pablo Riveros

Hombre del Chaco, el diputado radical pone como un simple ejemplo de ese “descontrol” aéreo al hecho de que en su provincia, en el término de un año, cayeron dos aeronaves con droga, lo cual es un elemento a tener en cuenta a la hora de calcular el tráfico que esa actividad aérea debe tener no sólo allí, sino en toda la región.

– ¿Cómo considera que se debe controlar el espacio aéreo y combatir los vuelos ilegales?

– Presenté dos proyectos: uno de derribe y otro de pistas clandestinas; y después presenté una resolución del empadronamiento de todas las pistas y aeródromos que hay en el país, para crear un marco legal, controlar el movimiento y la identificación de las naves para contribuir con este flagelo. En nuestra Provincia, en un año se cayeron dos aviones con droga, así que imagínese los que habrán pasado… Así que esta problemática es seria, más cuando se acerca a la política, se acerca a la Justicia, se acerca a la Policía… Es complicado. Y creo que no solo con esto se resuelve, porque hay que controlar también las fronteras. Cómo se ingresa a los ríos Paraguay, al río Paraná… Creo que hay que hacer un control integral. En realidad lo grosso es lo que viene por vía aérea.

– Pero en su provincia se instaló un radar.

– Sí, en el Chaco se instaló un radar donado por España que es obsoleto, que tiene un barrido horizontal y un barrido vertical. En realidad, uno de los barridos, no anda… Además, es ineficiente, porque no identifica las naves con precisión, y por ahora sirve sólo para la estadística. Usted tiene que tener la logística para perseguir el avión y llevar a cabo los procesos de persuasión para que salga del territorio. Además, hay que profundizar la radarización, porque hay, dicen los especialistas, muchos conos que no los capta el radar. Y realmente las organizaciones criminales tienen bien determinado hasta dónde los captan. Incluso, como vivimos en una zona llana, los aviones vuelan muy bajo y a veces los radares tiene dificultades y no son tan precisos como para captarlos. Yo creo que en el Chaco y toda la frontera del NEA hay que radarizar bien, y hay que dar la infraestructura, la logística y los aviones para obviamente actuar en consecuencia. Por ahora, los movimientos que se producen ahí los pueden captar parcialmente los radares que están en Resistencia, pero esa información tiene que venir a Merlo, es todo un proceso muy complicado, al punto que cuando vuelve la información, los aviones ya no están más… Creo que hay que priorizar inversión en el tema radares. Esto es lo que hay que hacer en la provincia del Chaco. Y tengo entendido que acá el INVAP está capacitado y aparentemente el Gobierno tiene intensiones de establecer un acuerdo para radarizar toda la zona. Eso sería lo ideal como un paso importante. Además agregarle la logística, pero eso lleva tiempo; hay mucho personal especializado que tiene que trabajar de la Fuerza Aérea, ahí precisamente en el centro donde están los radares, pero que no tiene tanto presupuesto para trabajar en eso. Hacen falta personas especializadas para leer las señales, pero bueno, es un tema al que el Gobierno le tiene que dar prioridad.

– ¿Y se la está dando?

– Creo que no le está dando prioridad, por ahora. Porque no hablemos exclusivamente del NEA, si ve que de Morón a Ezeiza salieron 945 kilos de cocaína rumbo al Primer Mundo, quiere decir que acá no hay controles que sean fehacientes…

– ¿Por qué creen que no lo han implementado anteriormente?

– Sinceramente le digo que no creo que sea prioridad para el Gobierno. Fíjese que lo escuché al ministro Aníbal Fernández decir que era una “zonzera” el tema de la radarización… Que uno de los voceros del Gobierno diga eso, me parece inadecuado. Además, tengo mis dudas, porque fíjese que a este Gobierno, a la fórmula Cristina-Cobos, la efedrina le financió el 35 por ciento de la campaña. La efedrina, que es prima-hermana del narcotráfico… Por lo tanto, me parece que lo controles son muy laxos en el país y no existe la voluntad política firme para trabajar en este tema.

– ¿En qué consiste el proyecto de ley de derribe que presentó?

– Presenté un proyecto que en realidad es para dos leyes. Una ley de derribe, que ya escuché que algunos dicen que es la pena de muerte sin juzgamiento, pero esto no es así. Es una ley que hay que analizar mucho, habrá que hacerle modificaciones, mejorarla, para que sea un instrumento que tenga el Gobierno para llevar a cabo la política para el control. Por ejemplo, me contaba la gente de la Fuerza Aérea que vienen los aviones narcos y prácticamente se ríen de los aviones viejos Pucará, que tenemos nosotros. Hasta le mandan fotos los aviones narcos a los propios agentes de la Fuerza Aérea demostrándole que ellos están capacitados y tienen tecnología suficiente para trabajar. Entonces me parece que hay que darle los elementos suficientes y la ley para que puedan actuar. La ley de derribe tampoco es una pena de muerte, como dice (Nilda) Garré. Yo creo que pena de muerte es la que le aplican a los chicos cuando permitimos que entren drogar. Hasta el obispo de Buenos Aires decía que le venden droga en la puerta de los colegios. La ley de derribe tiene tres niveles. En líneas generales, uno es para la identificación de aeronaves si no tienen plan de vuelo; un nivel de persuasión; y otro que es de intervención. En definitiva, para que se produzca el derribe de la aeronave, el Congreso tiene que autorizar al presidente, y el presidente al que quiera delegar él para el derribo de la nave, cuando crea conveniente. Es todo un proceso que hay que instrumentar, y creo que el Ministerio de Defensa tiene que ser el responsable de aplicación, dándole participación a la Fuerza Aérea, por supuesto junto a la ley de Seguridad Interior, porque ellos tiene los elementos, tiene los aviones o tendrían que tener los aviones porque sino es difícil controlar el espacio aéreo.

– ¿La lógica de persuasión entonces consistiría en estos tres niveles?

– El primero es un proceso indagatorio para identificar. El segundo es de intervención, cuando se lo intercepta y se le pide que vaya por otro lado. El tercero es de persuasión, cuando inclusive se le puede realizar disparos, no a pegar, obviamente, y después está la posibilidad de derribe cuando ya se declara hostil a la nave porque claramente no responde a ninguno de los procesos previos.

– ¿Fue citado el ministro de Defensa?

– Todavía no. En esta época el Congreso no está muy activo, y el proyecto habrá entrado hace veinte días junto a una resolución que habla del empadronamiento de todas las pistas clandestinas, de todas las pistas, de todos los aeródromos, y un control mínimo por lo menos de todos los aeródromos del país. Fíjese una cosa que no se habló mucho: se habrá enterado de que en la provincia de Chaco habían asesinado a dos terratenientes, 250 mil hectáreas del Impenetrable chaqueño tenían, una estancia que era de los Buge & Born en su época, y casualmente los límites del campo de la zona de Formosa están a siete kilómetros del campo del concejal donde habían encontrado 700 kilos de cocaína. O sea que las organizaciones criminales están detrás de esto. Ahí es difícil que se los capte, que se los controle, porque son lugares de una baja densidad poblacional. Hay que hacer un buen trabajo y establecer políticas de Estado, esto no es cuestión de un partido, tiene que convocar el Poder Ejecutivo a los distintos bloques políticos. No es una cuestión para sacar en caja sino para resolver.

– ¿El proyecto ya tiene estado parlamentario?

– Tiene estado parlamentario, no tiene dictamen de comisión ya que entró hace veinte días. El propósito es poner en discusión el tema para modificar y cambiar. También el proyecto de derribe tiene un ídem que habla de la destrucción de las pistas clandestinas. Si hay pistas clandestinas, la idea es como hacen en otros países destruirlas, para poner un límite a esto. En mi Provincia a 140 pistas clandestinas, determinadas por la Fuerza Aérea, que no es poco. ¿Cómo hace para controlar? Es fundamental la radarización.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password