“La Ciudad se aisló de la Nación”

El primer candidato a legislador porteño de la lista del Frente para la Victoria, Juan Cabandié, sostuvo que la ciudad “hoy está aislada, mientras la Nación creció en forma constante en los últimos 8 años".

El legislador Juan Cabandie encabeza la lista de candidatos a diputados del FpV de la Ciudad de Buenos Aires. En diálogo con parlamentario.com no ahorró criticas a la gestión de Mauricio Macri. Promete además reestructurar la Policía Federal para combatir la inseguridad, enfrentar los problemas y solucionarlos. En otro tramo de la entrevista, el legislador hiperkirchnerista afirmó que el disenso es parte de la política, por lo que no debería extrañar que la Legislatura sea el ámbito en el que se discutan las ideas aunque -señaló- que el arco opositor podrá hacer aportes siempre que vayan en línea con las propuestas del Ejecutivo.

– De ganar el FpV la elección el 10 de julio próximo, ¿cuál será el rol de la Legislatura en el esquema de Gobierno?

– Como lo establece la Constitución, un rol importante. Es uno de los tres poderes que conforman el sistema político en el que vivimos; tiene que ser una Legislatura -eso es lo que tratamos de construir- que acompañe al Gobierno que encabezarán Filmus y Tomada, una vez que ganemos las elecciones. Un Gobierno que pueda comenzar a resolver los problemas que tiene la Ciudad y para ello es necesario el acompañamiento de este Cuerpo legislativo.

– El jefe de Gobierno ha vetado más de 70 leyes. ¿Qué opinión tiene al respecto?

– Hay 73 leyes vetadas por el PRO y muchas de ellas son de autoría de los legisladores macristas. Ello habla de una falta de comunicación entre el Ejecutivo y el bloque oficialista; aunque también podría reflejar visiones distintas sobre los problemas.

-¿La Legislatura no desempeñó el rol institucional que la Constitución le adscribe?

– La verdad que no estoy seguro que se pueda decir que no desempeñó el rol institucional que le corresponde, ejerció el rol que le permitieron ocupar. En eso tiene mucho que ver el Ejecutivo a partir de los proyectos que envía; de la voluntad o no, de discutir ciertos temas que son de suma importancia. Por ejemplo, cuando nosotros nos dispusimos a debatir propuestas directamente ligadas a temas sociales, el PRO se ha negado a hacerlo. Cuando aprobamos la prórroga de la emergencia habitacional el macrismo lo vetó; ello es un reflejo de los lineamientos que adquiere cada Gobierno de turno.

-¿El macrismo ha fracasado respecto a las promesas electorales?

– Es cierto aunque no es mi concepción; son datos objetivos: cuando prometió 40 kilómetros de subte y no lo cumplió; comprometió la construcción de ocho a diez mil viviendas por año, no lo ha llevado a cabo y sólo se construyeron mil ochocientas viviendas, de las cuales mil ya venían siendo construidas desde años anteriores y éste Gobierno las terminó. La verdad que realmente no cumplió con sus promesas. Prometió la construcción de 20 escuelas y solamente hay dos, es decir un diez por ciento de lo que se comprometió. Pero no es que yo opino eso, son datos de la realidad que alumbran la profunda contradicción que existe entre lo prometido y lo realizado.

-¿De ganar el FpV, qué políticas se implementaría con el arco opositor?

– El ámbito para los debates es la Legislatura. Nosotros tenemos que exponer nuestras posturas y tratar de acordar con las demás fuerzas políticas si éstas coinciden con los objetivos que proponemos para la Ciudad. El ámbito legislativo es justamente el espacio para confrontar ideas. Yo no le tengo miedo a la confrontación y a las diferencias de ideas, me parece que es parte de la política. Aquellos que reclaman diálogo y diálogo y exigen diálogo, la verdad que es difícil sostener ello, porque la política está justamente para disentir y el disenso es parte de la política. Todos aquellos que quieran perfeccionar lo que nosotros sostengamos como proyecto que provenga desde el Ejecutivo cuando seamos Gobierno o todos aquellos que quieran mejorar algunas propuestas de ley de la fuerza oficialista serán aceptados; pero obviamente buscaremos la discusión y el acuerdo como dos ejes centrales de nuestra gestión. No hay acuerdo si no hay discusión. Si hay acuerdo sin discusión, hay una corporación.

– De ganar el 10 de julio, ¿la administración local será el brazo extendido del Gobierno nacional?

-Nosotros somos una fuerza política nacional, eso lo saben todos, a nadie puede sorprender. Aunque ese es un elemento usado con el propósito de esmerilar nuestra potencialidad. Lo que nosotros queremos es mayor autonomía para la Ciudad, pero ello no implica aislarla del resto del país. La Ciudad hoy está aislada, mientras la Nación creció en forma constante en los últimos ocho años, Buenos Aires está atrasada: hay atraso en infraestructura, en derechos establecidos como la educación, la salud y la vivienda. En esos temas hay un atraso importante. Por eso digo que la Ciudad se aisló de la Nación. La Nación tiene recursos para la Ciudad, hubo una transferencia de estos y ello se refleja en los fondos que van al subte, a la Asignación Universal por Hijo de los que 120 mil beneficiarios que viven en la Capital Federal, además el crecimiento económico que permitió que la Coparticipación aumente se refleja en el incremento de recursos; todo eso fue ayuda para la Ciudad; pero el macrismo no actúo en consecuencia. Entre otras cosas podemos hablar de los temas sociales donde la Ciudad no utilizó los recursos, como por ejemplo el Plan Nacer que es un programa nacional con financiación externa del Banco Mundial y no la utilizó esos recursos que tiene para evitar la mortalidad infantil.

-¿En cuánto a la inseguridad qué planes tienen para combatirla?

– Reestructurando -como venimos haciéndolo- a la Policía Federal. Se han removido 40 comisarios de las 53 comisarías. Para nosotros ese es uno de los temas principales. Más efectivos en la calle y por ello se ha reordenado algunas funciones de la fuerza que en vez de hacer vigilancia en edificios públicos debe estar en la calle, hay dos mil efectivos más en la calle.

– Ustedes fueron muy críticos con el sistema de salud porteño…

– Hemos criticado severamente el descuido en la infraestructura hospitalaria y además en el tema prevención. Una forma de mejorar el sistema de salud es la prevención; ello implica la vacunación, desde el cuidado del medio ambiente, desde la difusión y concientización en cuanto a la prevención son aspectos que hacen a mejorar el cuidado de la salud.

-¿Qué puede esperar el porteño de ganar el FpV?

– Que nos hagamos cargo de los problemas y solucionarlos; hasta ahora no hubo jefe de Gobierno que se haya hecho cargo de los problemas, siempre se culpó a terceros. Siempre el jefe de Gobierno echó las culpas a otro.

– Respecto a la educación, ¿cuál es su visión?

– La infraestructura edilicia de los establecimientos educativos es escandalosa, esta en una situación muy crítica. Se observa recurrentemente cómo los estudiantes protestan por las condiciones de las escuelas; no hubo sin lugar a dudas un trabajo fuerte en lo que hace a la educación.

– El jefe de Gabinete de la Ciudad destacó las obras realizadas en las escuelas…

– Tenemos un 26 por ciento de ejecución en el área de gestión privada de educación; sin embargo en distintas áreas de infraestructura y de alimentación para la escuela pública hay un solamente un 0,3 por ciento y un cinco por ciento en cada una de ellas. Hay un hecho que se da desde el inició de la administración PRO y es el de privilegiar lo privado sobre lo público. Este pasa a un segundo plano; esa es una realidad que se puede apreciar en los informes que ellos mismos elaboran.

-¿Puede haber una ampliación presupuestaria?

– De ninguna manera puede ocurrir ello; lo que se debe hacer es ejecutar lo que ya está establecido en el proyecto de Presupuesto para 2011; En mi intervención ante el Cuerpo fue tratar de esclarecer los conceptos de eficiencia y eficacia. La eficiencia es un concepto muy usado en el sector privado y que esencialmente se mide en ahorro y en optimización de recursos; ahora cuando uno es Gobierno no tiene que ser eficiente, lo que tiene que hacer es gastar o ejecutar los fondos que tiene, es decir ser eficaz. Para ello hay un proyecto de ley de gastos y recursos, en él están incorporadas áreas con sus respectivos presupuestos. Ahora, no ejecutar esos presupuestos y enviarlos a otras áreas es trastocar la voluntad del Cuerpo legislativo que destinó por ejemplo, para vivienda, un determinado porcentaje del programa anual de gastos. De esa manera se modifica la voluntad soberana de este Cuerpo que aprobó un determinado proyecto que luego es replanteado. Por ello es descabellado pensar en una ampliación presupuestaria en este tiempo, cuando en el primer trimestre, no hay ejecución de lo que ya está planificado.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password