A Julián Domínguez le gustaría una reforma constitucional

Aclaró que esa medida en modo alguno sería para incluir una eventual re-reelección presidencial, cosa que destacó fue descartada por la propia presidenta, sino para recuperar por ejemplo el Colegio Electoral, para “garantizar el federalismo”.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, reiteró su postura expuesta en torno a que el Congreso debe asistir a las necesidades del Ejecutivo, al señalar que el Parlamento es “el genuino representante de lo que la gente expresó con su voto; mucho más la Cámara de Diputados, que somos representantes de los ciudadanos, no de las provincias” como en el Senado.

“Entonces me parece que antes que nada hay que ir definiendo el concepto de Congreso que queremos tener”, señaló, enfatizando que “lo que nosotros tenemos que tener una actitud mucho más comprometida con los problemas: tenemos que ir a las provincias, tenemos que hacer circular las comisiones donde está la gente; tenemos que tener un contacto personal con el pueblo. Nosotros representamos al pueblo y la ciudadanía argentina sabe que cuando le dio a la presidenta la mayoría que le dio en las urnas, entre otras cosas le estaba confiriendo la posibilidad de una Cámara de Diputados que permita la resolución de los temas que estaban trabados”.

Consultado en C5N sobre los temas pendientes, Julián Domínguez señaló que a él le toca, como presidente, generar las condiciones para que todos los bloques puedan expresar y procesar su mirada y sus diferencias en la Cámara de Diputados. “Nos toca a nosotros construir una agenda de temas parlamentarios que contribuyan a darle previsibilidad a la Argentina”, señaló.

A juicio de Domínguez, “el Parlamento tiene que ser el ámbito donde las tensiones se procesen y se construya la previsibilidad que el sector privado nos reclama”.

Señaló que tras la aprobación de la Ley de Tierras, sugirió la necesidad de “generar las condiciones para que los hijos de los productores puedan tener derechos en caso de sucesiones de facilitar la compra de la tierra, para que puedan seguir garantizando la ruralidad”.

Habló también de una ley de semilla, que proteja a los cincuenta semilleros argentinos que generan valor agregado, que investigan y que “se les reconozca a ellos el derecho a la investigación para que Argentina siga disparando en esa brecha tecnológica de conocimientos e investigación que tenemos en materia de agroindustria”.

“Nosotros imaginamos un Parlamento que acompañe en la agenda internacional con políticas parlamentarias con Brasil, que es nuestro socio; con China, con Rusia, con India, con países árabes, con Europa, con Estados Unidos”, continuó, esperanzándose con “un vínculo parlamentario que vaya permitiendo tener una agenda común que proteja los intereses de los argentinos que hacen negocios y comercializan con el mundo”.

Así las cosas, consideró que “este es el Parlamento que tenemos que llevar adelante: el Parlamento que sepa construir unidades de objetivos y garantizar en el debate las miradas diferentes de implementación”, puntualizando que “este es el testimonio que le tenemos que dar a la sociedad argentina: que la dirigencia política es capaz de debatir, de discutir, pero privilegiar el interés de la Argentina sobre cualquier otro interés”.

Consultado sobre si el oficialismo buscará recuperar a peronistas que se fueron, Domínguez señaló que “la política es esencialmente sumar”, y puntualizó que “la política del Gobierno es sumar a todos los hombres de buena voluntad que quieran apoyar este proyecto, y uno siente la satisfacción del convencimiento”.

“No es sumar por sumar”, admitió, pero dijo que “llámese como se llame el dirigente político, siempre es importante sumar en política”.

Ante la pregunta de si imaginaba una discusión en los próximos años en torno de la re-reelección de Cristina Fernández de Kirchner, dijo que “no, me parece muy aburrido, muy repetido”. Señaló en cambio que “lo que imagino es a la Argentina discutiendo cómo fortalece su sistema político, cómo fortalecemos a los partidos políticos, cómo le damos previsibilidad a la economía”.

Empero, no descartó al Parlamento discutiendo eventualmente una reforma constitucional, ya que aclaró que “son dos cosas diferentes”. ¿Para qué habría que modificar la Constitución?, se le preguntó, ante lo cual dijo: “Como bonaerense le planteo un tema: nosotros perdimos el Colegio Electoral que en la provincia de Buenos Aires nos permitía garantizar el federalismo y la defensa de los intereses de la provincia. Hoy la provincia de Buenos Aires no tiene instrumentos jurídicos, porque quedó sepultado definitivamente en la Constitución del año 94; no podríamos discutir una nueva ley de Coparticipación los bonaerenses con los requerimientos constitucionales de esta reforma”.

“La provincia de Buenos Aires es quien, por coparticipación, menos ingresos recibe con respecto al resto de las provincias”, precisó, abundando en una serie de temas que hay que ver, pero de ninguna manera esto debe confundirse con un intento de abrir las puertas a la re-reelección, a lo que tildó como “un disparate”.

Ante la insistencia sobre el mismo tema, Domínguez remarcó que esa era su visión sobre los temas que creía que la Argentina tiene que debatir. “Esta es una agenda pendiente -dijo-. El nuevo federalismo en la Argentina es un tema que se tiene que dar. Nosotros construimos un federalismo en la matriz constitucional del modelo americano, donde sacamos la esencia: los colegios electorales, que eran lo que a Buenos Aires le garantizaba la posibilidad de los nuevos pactos fiscales, los nuevos pactos económicos. Esos instrumentos ya no los tenemos, habrá que rediscutirlo a esto. No nos garantizan los tres senadores el equilibrio y el federalismo que se reclaman en la argentina. Muchas cosas tiene que compensarlas en obras públicas, el Gobierno nacional, sino la situación de Buenos Aires sería de una tremenda asimetría”.

“Yo soy diputado por la provincia de Buenos aires, entonces creo que estas cosas más tarde o más temprano en la política argentina habrá que discutirlas con más tranquilidad”, puntualizó el titular de la Cámara baja, agregando que “no puede ser que nos corra permanentemente el temor del cuco (de la re-reelección); la presidenta tiene una vocación ciudadana y un compromiso democrático, ella misma disipó cualquier posibilidad de este tema”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password