Rivas, muy duro con la oposición por las críticas a ley antiterrorista

El diputado socialista k dijo que la mayoría de las críticas fueron formuladas “por impresentables opositores, que empecinadamente cirujean por el escenario político" tratando de "erosionar al Gobierno con mentiras”.

La polémica por la lay antiterrorista sancionada por el Congreso a fines de 2011 durante sesiones extraordinarias se renueva a pesar del receso vacacional. Esta vez fue el diputada socialista del Frente para la Victoria Jorge Rivas, quien cargó contra la oposición y fundamentó su posición favorable respecto de la iniciativa.

En una nota publicada en Página 12, Rivas recordó que durante el tratamiento en comisión, firmó el dictamen en disidencia parcial debido a “cuestiones técnicas”. “Por ejemplo, no me parece feliz la idea de agregar una nueva agravante en la parte general del código y también me parece que el tipo penal podría ser más preciso, o menos abierto”, dijo. Aún así, agregó que las razones políticas dio el Gobierno para impulsar la ley le parecieron “atendibles”.

Respecto de las críticas opositoras acerca de la posible criminalización de la protesta social, el diputado socialista k enfatizó que “para cerrar la posibilidad de que por medio de una interpretación antojadiza algún juez pretendiera torcer el verdadero objeto o espíritu de la ley, el propio Ejecutivo accedió a agregar a la primera versión del proyecto un nuevo concepto.

“Las agravantes previstas en este artículo no se aplicarán cuando el o los hechos de que se trate tuvieren lugar en ocasión del ejercicio de derechos humanos y/o sociales o de cualquier otro derecho constitucional”, dice el texto.

En este marco, Rivas sostuvo que se oyeron voces en contra de la ley, que si bien algunas opiniones fueron “muy respetables, y sus críticas resultaron muy serias y atendibles, la mayoría fue formulada por impresentables opositores, que empecinadamente cirujean por el escenario político tratando de encontrar una hendija para tratar de erosionar al Gobierno con mentiras”.

“Los disparates van desde que con está ley se pretende criminalizar y reprimir la protesta social, pasando por disciplinar a la prensa, hasta llegar a decir que es una herramienta legal para perseguir a los que tengan un pensamiento distinto del oficial”, señaló.

Frente a esto, Rivas sostuvo: “Las últimas elecciones demostraron, entre otras cosas, la suerte que corren en democracia las críticas desmesuradas, las imputaciones falsas y los brulotes mediáticos, pero evidentemente algunos no entendieron nada, e insisten, convencidos de que por ese camino les va a creer alguien”.

Finalmente, el diputado aseguró que por su parte está “seguro de que la ley es mejorable, como también lo estoy de que el de la infamia no es el mejor camino para corregirla”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password