Despacho postergado

Llamó la atención que Amado Boudou se hiciera cargo de la presidencia interina en el despacho del vicepresidente del Banco Nación. Algunos sugirieron que, en ese caso, mejor hubiera sido…

Llamó la atención que Amado Boudou se hiciera cargo de la presidencia interina en el despacho del vicepresidente del Banco Nación. Algunos sugirieron que, en ese caso, mejor hubiera sido que se quedara en el Senado y aprovechara para seguir familiarizándose con el Parlamento. Otros, con más tino, dijeron que era mejor que estuviera cerca de la cocina de las decisiones, más allá de que su papel fuera permanentemente monitoreado por el entorno presidencial y la propia mandataria cuando fue dada de alta.

La cuestión es que el hombre no pudo ejercer desde el despacho que le corresponde al vicepresidente de la Nación en la propia sede de la Casa Rosada, porque mientras ese ámbito perteneció al denostado Julio Cobos, ni soñar con que fueran a arreglarlo acorde a como sucedió con el resto de la sede gubernamental. La pregunta del millón es si ahora que el vice es “amigo y leal”, el mantenimiento de ese espacio estará en la agenda y gastos presupuestados de la Rosada.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password