Para Sanz, “el problema del kirchnerismo no es la Constitución, es la sucesión”

“Si se quiere reformarla porque el proyecto nacional no aguanta sin reelección, díganlo”, expresó el senador radical.

El senador de la Unión Cívica Radical (UCR) Ernesto Sanz aseguró, en relación con un probable impulso de reformar la constitución que ya salió a desmentir el kirchnerismo, que “el problema” no es ése, sino “la sucesión”.

Sanz señaló en un comunicado: “Si se quiere reformar la Constitución porque el proyecto nacional no aguanta sin reelección, díganlo. Y si quieren reformarla para avanzar en nuevos Institutos, desistan de la ‘contrarreforma’ fáctica de estos últimos años y otórguenle una oportunidad a los Convencionales de 1994 de ver cómo funciona en la práctica lo escrito por aquellos años”.

Para el legislador mendocino, si “el proyecto nacional y popular estuviera asentado sobre bases realmente sólidas e inmutables, los protagonistas, inclusive el propio liderazgo, serían secundarios, pero está claro que, como lo hemos diferenciado desde siempre, un modelo de poder es algo muy distinto a un modelo de país”.

Sanz sostuvo: “Si verdaderamente el oficialismo tuviera sanas y buenas intenciones respecto a la Constitución Nacional, promoviendo un debate sobre sus vicios y virtudes más allá de las coyunturas del poder, quiero aportar a ese debate una mirada que me acompaña desde hace varios años y que he tratado de defender en importantes debates parlamentarios, algunos de ellos con la propia Presidente de la Nación cuando ocupaba una banca en el Senado”.

El senador, por otra parte, detalló: “El kirchnerismo, en estos ocho años de gobierno, ya reformó la Constitución de 1994. Y lo hizo sin ley que declarara su necesidad y sin Convención Constituyente que la redactara, con el sustento sólo de su mayoría y de su arbitrio”.

Sanz puso como ejemplo “los Decretos de Necesidad y Urgencia”, que “fueron incorporados como medidas excepcionales de legislación por parte del –Poder Ejecutivo Nacional- PEN”, aunque advierte que el Gobierno “los considera de manera habitual, usando al Congreso sólo como de validación puramente formal”.

El legislador radical también señaló el “federalismo actual”, que ha mutado, según él, en “federalismo de sumisión”, tal cual se muestra en las fotos de cada acto público, y lo que es peor, en los números de las transferencias a las provincias, sean éstas automáticas o discrecionales”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password