Sin grandes anuncios, Scioli ratificó su rumbo

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, dejó formalmente inaugurado el 140º período de sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa que presidió el vicegobernador y titular del Senado, Gabriel Mariotto.

El gobernador Daniel Scioli llegó una vez más a la Legislatura bonaerense para cumplir con un acto formal la inauguración de un nuevo período ordinario de sesiones, tal como marca la constitución, el primer día hábil de marzo.

Esta vez, el “rito democrático” tenía la particularidad de que por primera vez en la historia se realizaba sin la presencia de fuerzas de seguridad en el palacio, como consecuencia de las decisiones que se fueron tomando en ambos cuerpos legislativos luego de los desafortunados sucesos acontecidos en la asunción del gobernador el pasado 10 de diciembre, que terminaron con militantes políticos internados. En este caso, empleados legislativos velaron por el buen desarrollo de la ceremonia.

Como sucediera en el Congreso nacional, antes de dar comienzo al mensaje del gobernador de la provincia de Buenos Aires, el presidente de la Asamblea Gabriel Mariotto pidió un minuto de silencio en conmemoración de las víctimas del accidente del tren Sarmiento, en Plaza Once.

En el aire del recinto de la Cámara baja provincial sobrevolaba el discurso que la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, había realizado en el Congreso de la Nación; también había algo del que en la mañana había expresado el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri. Ahora era Scioli el que tomaba la palabra, el gobernador del distrito más importante de la República.

El mandatario bonaerense insumió sólo 37 minutos en su alocución ante una asamblea concurrida. Entre otros invitados especiales estaba el ex gobernador y actual diputado nacional Felipe Solá, y el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez. También estuvo en un palco especial Francisco de Narváez, que un acto de caballerosidad le cedió la mejor ubicación del mismo al diputado nacional del FpV/PJ Carlos Kunkel.

En su discurso -que fue interrumpido en 14 ocasiones por aplausos-, Scioli enumeró gestiones pasadas, en marcha y por venir. Comenzó diciendo que palabras son de agradecimiento hacia la presidenta de la Nación y luego hubo un párrafo que no suscitó mayores comentarios, pero al mismo tiempo fue señalado por operadores interesados: “Venimos adelantándonos al debate pendiente en el Congreso por un nuevo régimen de Coparticipación Federal a través de una política tributaria progresiva y de deuda sustentable como pilar de nuestra gestión de gobierno”, dijo.

Scioli hizo un repaso de manual por las distintas áreas en su discurso; habló de salud pública, producción, turismo, trabajo e inclusión, niñez y adolescencia, derechos humanos, justicia y seguridad. Ahí volvió a ratificar que “como siempre, yo estoy al frente y me hago cargo como máximo responsable”.

Párrafo aparte merece el ítem de Medio Ambiente: Scioli tomó un atajo y cruzó el Riachuelo; “en este marco institucional -dijo- solicito al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que se haga cargo de la aplicación de la Ley de Basura Cero, de la reducción de los volúmenes de residuos que vuelcan diariamente en la Provincia, implementando en su territorio las nuevas tecnologías de tratamiento que lo posibiliten”, y les arrancó un generoso aplauso a los muchachos de La Cámpora que esta vez tuvieron los palcos a su entera disposición, sin competencia de “remeras naranjas”.

También el gobernador bonaerense, al “dejar inaugurado el primer período de sesiones ordinarias de mi último mandato como gobernador de la provincia de Buenos Aires”, se refirió a la Educación Pública. “El esfuerzo y la colaboración a los gremios para asegurar el normal desenvolvimiento del ciclo lectivo. A la educación la sostenemos entre todos: el Estado y los gremios consensuando, los padres, los docentes enseñando y los alumnos en las aulas aprendiendo”.
Las palabras del gobernador dejaron gusto a poco, había gran expectativa respecto de esta cuestión.

Palabras de aliento

Para el vicegobernador Gabriel Mariotto, el discurso de Daniel Scioli “transitó por los logros de la gestión y los objetivos para este año, son ejes muy importantes que el gobernador advierte con gran sensibilidad y nos da cuenta de ello, proporcionándonos mucho trabajo que vamos a asumir con gran responsabilidad” y consideró que su alocución “se inscribe en lo que dijo hoy la presidenta”.

Por su parte, el senador del FpV Sergio Berni manifestó que “nos llena de satisfacción y orgullo como el gobernador colabora con el proyecto nacional, con todas las expectativas que ha anunciado, es un desafío el poder generar foros y lugares de discusión a lo largo y ancho de la Provincia, es lo que a nosotros nos da mucha energía” a la vez que confió en “generar una agenda legislativa muy importante”.

Para el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Horacio González, el discurso de Scioli deja en claro que “la provincia de Buenos Aires se dispone una vez más a ser el motor del modelo de crecimiento que lleva adelante por el Gobierno nacional que encabeza nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

En cuanto a los proyectos que el gobernador anunció que enviará a la Legislatura, el titular del bloque de diputados del FpV/PJ Juan de Jesús dijo que “vamos a ir tratándolo lo más rápidamente posible”, y comentó que “hemos acordado con las autoridades del Senado para trabajar en conjunto y darle celeridad a estas iniciativas que tienen que ver con algunas cosas postergadas como la ley de salud, la ley orgánica de los municipios, entre otras”.

Críticas de la oposición

Tras el discurso del gobernador Daniel Scioli, varias fueron las voces opositoras que salieron rápidamente a cuestionar el discurso en la Asamblea Legislativa. Si bien se pueden observar distintos tonos, escasean las alabanzas para el gobernador.

Uno de los primeros bloques en criticar a Scioli fue la CC-ARI, desde donde expresaron que “esperaban que el gobernador nos explique cuál es su política de seguridad, porque es diferente a la de su vice, y si alguna vez van a coincidir en sus planteos o se terminaron las disputas”.

“La hipocresía con la que esconden sus diferencias en un discurso cargado de optimismo es a esta altura alarmante”, concluyó el presidente del bloque de diputados, Walter Martello.

Por la UCR, quienes salieron a cuestionar el discurso fueron los presidentes de ambos bloques legislativos. Ricardo Jano, titular del espacio en la Cámara baja, aseguró que “el discurso de Scioli se pareció más al de un intendente que al de un gobernador de la provincia de Buenos Aires”.

Desde el Senado, el titular del bloque radical, Carlos Fernández, expresó que “todo lo dicho fue un compendio de frases con buenas intensiones pero con poco contenido”. Y agregó que “fue un discurso plagado de referencias hacia la interna que mantiene con el kirchnerismo, donde el vicegobernador es el ariete”.

Por su parte, los titulares de las bancadas del Frente Amplio Progresista (FAP), Ricardo Vázquez y Marcelo Díaz, se manifestaron “muy molestos” porque “Scioli y Mariotto convirtieron a la Asamblea en un acto partidario que exteriorizó aún más la interna del FpV”.

Desde el FAP pidieron “terminar con esta interna estéril y que empiecen a gestionar, porque desde el discurso de reasunción de Scioli hasta ahora lo único que han hecho es disputarse espacios de poder, teniendo paralizada la Legislatura y de rehenes a todos los bonaerenses”.

En representación del denarvaísmo, el diputado Mauricio D´Alessandro, de Unión Celeste y Blanco, afirmó que esperaba “un discurso más fuerte” de Daniel Scioli en materia de seguridad. El legislador manifestó la necesidad de que “el Gobierno provincial presente un plan integral para el combate del delito, explicitando metas y plazos que permitan un abordaje integral de la problemática y brinde certezas a los bonaerenses”.

“Para hacer esto posible, es imprescindible que el Gobierno nacional cese en su hostigamiento permanente hacia los vecinos de la Provincia y empiecen a trabajar mancomunadamente a favor de todos”, expresó.
Desde Nuevo Encuentro también cuestionaron el discurso del gobernador. Los diputados Marcelo Saín y Adrián Grana expresaron que “Daniel Scioli intenta disfrazarse de kirchnerista criticando a Macri en vez de poner todo su esfuerzo en aplicar políticas públicas que estén en sintonía con el proyecto nacional que encabeza la presidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password