Boudou denunció un “ataque a las instituciones” y cargó contra Magnetto y Rafecas

Un día después del allanamiento en una propiedad suya en Puerto Madero, el vicepresidente expuso ante la prensa argumentos en su defensa, en los que atribuyó todo a operaciones de “las mafias”, habló de “esbirros” que a través de la prensa lo atacaban y la emprendió también contra el juzgado de Daniel Rafecas, hablando de la existencia de “la agencia de noticias de Comodoro Py”. Grave denuncia contra el titular de la Bolsa de Buenos Aires.

El vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, salió al cruce de las últimas noticias conocidas en la casa Ciccone, cargando contra los medios y el Poder Judicial, fundamentalmente el juez Rafecas, a quien calificó muy duramente, llegando al punto de hablar de “la agencia de noticias de Comodoro Py”.

En el Salón Arturo Illia del Senado de la Nación, Boudou comenzó hablando de la tormenta que azotó el miércoles la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, quejándose porque “es una vergüenza que en un día tengamos como hoy tengamos que estar ocupándonos de operaciones mediáticas en vez de los temas que le interesan a los argentinos”.

En ese sentido y marcando la dirección que tendría toda su exposición, Boudou se refirió a su intención de hablar de “las cuestiones de la Argentina real y no de la Argentina de Magnetto, La Nación y Perfil”. Señaló al respecto que el Ministerio de Desarrollo Social está llevando adelante acciones para acompañar y poder solucionar “los problemas que están sucediendo”.

“Estamos hoy aquí, yo como vicepresidente de la república argentina, electo en elecciones democráticas, repito: como vicepresidente de la Nación, para compartir con ustedes el brutal ataque a las instituciones que se está llevando adelante por las mafias”, dijo el presidente del Senado, que calificó como jefe de esas mafias al CEO de Clarín, Héctor Magnetto. Y se refirió también a “actores menores que llegan hasta el Poder Judicial”.

En su exposición ante la prensa en la que no se permitieron preguntas, Boudou cargó contra la tapa del diario de Clarín, y dijo que “no es la primera vez que me escuchan hablar de las mafias que buscan tratar de hacer lo que hicieron hasta el año 2003: condicionar una y otra vez a la democracia”.

“Ayer decían: están allanando la casa del Vicepresidente, están allanando la casa de Amado Boudou. Esto no era así; es un domicilio de mi propiedad, pero que se encuentra alquilado”, clarificó.

El vicepresidente aclaró que no le extraña esa forma de funcionamiento, y puso como ejemplo lo que sucedió con la Ley de Medios y las trabas puestas por el grupo Clarín ante la Justicia.

A continuación disparó que “los juzgados son verdaderas agencias de noticias para los medios más poderosos”. Expresó que “los periodistas están esperando a los funcionarios judiciales en la puerta en un trámite que tiene secreto de sumario habla de la baja calidad institucional de la justicia de nuestro país”.

“Se trata de una telenovela mediática del señor Magnetto y de la agencia de noticias de Rafecas para atacar la voluntad popular, porque no he hecho nada en contra de la Ley en mi función como ministro de Economía de la Nación o como Vicepresidente de la Nación”, prosiguió al tiempo que puso de relieve que la tapa de hoy del diario Clarín “muestra la ilegalidad, a menos que los juzgados fueran agencias de noticias para los medios más poderosos”.

El vicepresidente reiteró respecto de la causa Ciccone los argumentos dados en anteriores reportajes, asegurando que no había llevado adelante ninguna acción a favor de esa firma, y que sólo había respondido una nota remitida por la AFIP, en la que no buscó más que “cuidar el empleo de las empresas argentinas”.

Afirmó que “como ministro de Economía no llevé adelante ninguna acción para favorecer a Ciccone” y aclaró que lo que hizo fue “responder una carta a la AFIP, donde deje en claro que nuestra responsabilidad es cuidar los puestos de trabajo y las firmas que los generan. Esto tiene que ver con políticas centrales de este Gobierno”.

Asimismo, recordó una frase de esa nota que no aparece resaltada en ningún medio: “sin mengua del interés fiscal. Significa que lo primero que había que cuidar son los recursos del Sector Público, la deuda”. “La AFIP llevó adelante acciones que eran de su propia competencia y avanzó en planes de pago con total normalidad en el funcionamiento de las instituciones del Estado argentino”.

“Cuidamos a las empresas argentinas, protegemos y administramos el comercio exterior”, dijo Boudou, que calificó de “patético” lo que hicieron los diarios que él fustigaba por hacerse eco de las sanciones pedidas ante la Organización de Comercio Mundial.

“Están tirando en contra del trabajo de los argentinos, de las familias de los argentinos”, se quejó Boudou, quien cargó contra “los esbirros que defienden mafias” y en ese sentido dijo que “hay personajes mayores y personajes menores que defienden mafias”.

Luego se remontó al 7 de junio de 2005, cuando se presentó en el Teatro Argentino Cristina Fernández de Kirchner como candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires. Se refirió al discurso “muy medular y emotivo” que dio la hoy presidenta ese día y que dijo que lo dejó a él, como persona “nueva en la política” muy “marcado para siempre”. Cristina dijo ese día que “cuando a alguien se le imponen escollos institucionales para que no gobierne, eso no es un libreto peronista, sino guión y dirección de Francis Ford Copola y el resultado no es manual de conducción, sino El Padrino”.

Boudou dijo que entonces se pensó que El Padrino era por Eduardo Duhalde, pero a su juicio la referencia era para Héctor Magnetto.

A continuación, Boudou recomendó ver la película “El Padrino” y contó que él precisamente la había estado viendo esa noche. “Realmente aparecían los personajes mayores, los menores y los esbirros”

“Por eso me tocó tan fuerte esta mención de la presidenta, por eso en un país en el que el principal anunciante eran las AFJP, a la presidenta y a su jefe del ANSeS, que en ese momento era yo, no nos tembló el pulso para terminar con esa mafia”.

Boudou dijo que “Magnetto y su banda también tienen lazos que llegan a la Bolsa de Valores” y en ese marco sostuvo que ellos “no tuvieron ningún inconveniente en robar la plata a los futuros jubilados. Por eso fue el ataque tan fuerte que tuvimos durante esa batalla dura y hermosa que tuvimos que dar para recuperar los fondos previsionales. Por eso no nos tembló el pulso para terminar con la mafia de las mutuales”.

“Tampoco nos tiembla el pulso cuando hay que ir a defender la producción argentina en otros lugares”, agregó, poniendo como ejemplo lo que hicieron con los productores rurales: “Nosotros no preguntamos a quien votaron, o qué daño le habían hecho al país años anteriores; fuimos a defender los precios al G-20. Estamos acostumbrados a enfrentar a los más poderosos”.

A continuación, Amado Boudou dijo que su problema “es Boldt, no es Ciccone. Va apareciendo con mucha claridad que el juzgado tenía armado para el lunes el gran escandalete que le fracasó, porque cuando cualquier cosa que es contra el vicepresidente, los medios lo saben antes que pase; cuando le sale mal una jugada, nos enteramos de costado a los tres días”.

Luego cargó muy duro contra el grupo Boldt. Habló de Carlos Gabela, quien “no es un personaje mayor”, dijo, sino “un operador político de (el titular de Boldt) Tabanelli, otro mafioso, que es una persona que tiene hace años el juego de las provincias de Santa Fe y Buenos Aires”.

Se quejó en ese sentido porque sus denuncias no fueron investigadas, y advirtió que “en el tema del juego, parece ser que hay personas a las que hay que proteger. Hay dobles estándares paralelos, pero fíjense por ejemplo estaban buscando desesperados la foto de Boudou con Vanderbroele, foto que no existe”.

“Esa foto cerraba la causa, porque era la prueba de una cuestión que no existía”, dijo y la emprendió contra Macri: “Cuando hay fotos, nadie dice nada; en el caso Martins, caso en el que Macri aparece en la foto, no hay allanamientos, no hay nada, parece ser que los esbirros de Magnetto tienen que quedarse tranquilos. Fíjense ustedes la doble vara de aquellos que se dicen periodistas y son esbirros de un mafioso”.

Recordó que a Guillermo Gabela lo llevaron a declarar y a un tercero “como que era el que había organizado una reunión con un español y el fiscal lo citó y ante él negó esto que había dicho el mafioso menor Gabela. Y mientras declaraba, el fiscal permanentemente le decía que estaba bajo juramento, esa fue la diferencia entre el primer testimonio amigable y el de quien contradijo a Gabela”. En el careo, dijo Boudou, Gabela se desdijo, pero eso no se conoció enseguida en los medios, porque para el vicepresidente “parece que Comodoro Py es una agencia de corresponsales, porque no salió enseguida”.

“La mafia mediática es así”, se quejó Boudou, quien a continuación dijo que “lamento muchísimo que parte del sistema judicial se involucre en estas cuestiones2.

“Tenía una imagen del juez Rafecas muy distinta -dijo-. Pero en este caso aprendí que el juez enviaba mensajes de correo de texto a un abogado diciéndole ‘salgan con la nota que eso no pasa nada’. Pero no pude salir de mi asombro la última vez que concurrí al programa de Gustavo Sylvestre y le envió dos mensajes de texto”-

“Entendí un poco más como funciona la agencia de noticias de ese juzgado”, dijo.

“Hemos hablado en otras oportunidades del entramado mafioso dentro de la política, pero yo voy a seguir con este entramado mafioso dentro de la justicia”, señaló luego Boudou, quien dijo haber tenido 20 causas penales, de las cuales al menos 18 ya están cerradas, afirmó, “porque eran causas mediáticas, sin ningún contacto con Comodoro Py2.

Luego la emprendió contra el presidente de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi. Dijo que le pidió una entrevista el 3 de marzo de 2011 y allí le expresó que “estaba muy asustado por mí, el señor Tabanelli me iba a destruir, pero que yo podía arreglar. El viajaba a Punta del Este y se iba a encontrar seguro con Tabanelli e iba a poder encontrar un número y solucionar todo este problema”.

El 11 de marzo de 2011 volvió Adelmo Gabbi, contó Boudou. “Y le dije obviamente que no, que estas cuestiones de mafiosos las arreglaba en otro ámbito”.

“Pasó algún tiempo, lo que pasa es que uno nunca aprendió a interpretar las ramificaciones de la mafia, cómo pretenden apretar, cómo pretenden sobre todo llevarse puestas la voluntad popular”.

Hoy, afirmó Boudou, las decisiones las toma la presidenta de la Nación, mientras que “en otras épocas Magnetto mandaba por fax a los organismos públicos las resoluciones que había que sacar”.

Por eso dijo Boudou estar “con la tranquilidad y la alegría de formar parte de este gobierno, de estar muy cerca de nuestro pueblo. Vuelvo a poner a la opinión pública de todas estas cuestiones a través de ustedes, que muchas veces no lo toman con mucha objetividad, porque tampoco en el tema de las ramificaciones políticas se han ocupado mucho de ir avanzando. Por suerte los diputados de la provincia de Buenos aires se han ocupado de investigar esto que seguramente van a poner mucha luz”.

“Voy a seguir trabajando como vicepresidente, acompañando a la presidenta en todas y cada una de las tareas que ella ha ordenado para seguir adelante”, aseguró, para cargar a continuación una vez más contra Rafecas: “Me queda claro el funcionamiento de este juzgado que pone como testigo estrella a un mafioso que como mínimo es parcial. Seguro que si ustedes investigan de verdad, van a seguir encontrando un libreto; si no trabajan como esbirros y lo hacen como profesionales, van a poder descubrir muchas cuestiones que han hecho daño”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password