Hizo Punta con los Juegos

Ivana Bianchi fue hasta el año pasado titular de la Comisión de Deportes de la Cámara baja. Desde ese sitial, tuvo la idea de impulsar a su provincia como organizadora de los Panamericanos 2019. Y la ciudad de La Punta ya es candidata por nuestro país.

Lo que en un primer momento fue apenas un sueño, marcha a paso firme. Fue a la diputada nacional Ivana Bianchi a quien se le ocurrió que su provincia podría ser sede de los Juegos Panamericanos de 2019, y para ello pensó en la ciudad sanluiseña de La Punta, ubicada a 20 kilómetros de la capital provincial. Esa ilusión fue cobrando fuerza y ya consiguió su primer objetivo: ser escogida entre las ciudades argentinas postulantes para realizar el magno evento.

El camino no es sencillo, pues deberá competir con ciudades como Santiago de Chile, Lima, Bogotá, San Juan de Puerto Rico y Miami, pero en su diálogo con Parlamentario, la diputada que fuera esposa del recordado futbolista Juan “Búfalo” Funes, explicó cuales son los argumentos que respaldan ese deseo.

– ¿Desde cuándo ambicionan este proyecto?

– Hace algo más de un año, en plena campaña electoral, siendo entonces la presidente de la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados, asistí a una reunión en el Comité Olímpico Argentino. Allí almorzamos con Bill Clinton, invitado a la reunión y por las temáticas que allí se trataron relacionadas con la organización de diversos juegos, empecé a pensar que mi provincia podía ser candidata a postularse como sede en representación de nuestro país de los Juegos Panamericanos 2019. En esa oportunidad, averigüé qué se necesitaba, y lo conversé con el entonces gobernador de mi provincia, Alberto Rodríguez Saá. Quiero contarle que desde el primer momento recibí un apoyo incondicional en este sueño que recién empezaba a gestarse. Ante lo cual, en septiembre del 2011, presenté ante el COA la carta de intención, suscripta por el doctor Alberto Rodríguez Saá en su carácter de gobernador de la provincia de San Luis.

– Pero eso no quedó ahí…

– En diciembre del año pasado, cuando asumió nuestro actual gobernador, Claudio Javier Poggi, él mismo me brindó su apoyo a esta iniciativa y me manifestó que ponía a disposición del proyecto a la ministro de Deporte de mi provincia y a todo su equipo en pos de todas las etapas que debíamos cumplir para llegar a ser candidata a sede de los Juegos Panamericanos 2019. Es importante dejar en claro que en San Luis estamos acostumbrados a trabajar en equipo y mancomunadamente en pos de un objetivo, un sueño o ideal común, dejando a un lado toda aspiración o rédito personal. Hay algo que siempre nos han enseñado nuestros referentes políticos y es que lo principal y primordial, siempre es la provincia, y en este caso, representando a todo un país.

– ¿Que la llevó a pensar que esa posibilidad era posible?

– En San Luis siempre tenemos sueños, y solemos plasmarlos. ¿Por qué no se podía hacer realidad este? No era fácil, sobre todo sabiendo luego cuales eran nuestros oponentes, pero los puntanos estamos acostumbrados a trabajar en pos de la realización de los sueños. Así que de inmediato nos pusimos a trabajar en ello. En febrero de este año, conseguimos que una importante cantidad de diputados nacionales de distintas fuerzas y de diferentes provincias, dieran el apoyo para que sea La Punta la elegida. Legisladores de Mendoza, San Juan, Córdoba, La Rioja, Salta, Buenos Aires, Ciudad Autónoma, Entre Ríos, Formosa, Chaco, La Pampa, entre otras, los cuales eran integrantes de la UCR, FpV, Peronismo Federal, Demócratas Cristianos, Pro, Socialismo, Unidad Popular… No hubo distinción de fuerzas, todos los que apoyaron lo hicieron convencidos que San Luis era la única que podía llevar adelante esta postulación y cumplir lo prometido como acostumbra. Luego, viajé a Toronto, próxima sede de los Juegos Panamericanos en el año 2015, para interiorizarnos sobre cómo se estaban preparando para llevarlos a cabo.
La verdad es que trajimos una idea mucho más clara de lo que había que presentar en la propuesta, qué puntos había que tener en cuenta para aumentar las posibilidades de ser la ciudad elegida. En ese momento competíamos con Salta, La Plata y Rosario; luego las dos primeras, desertaron. Se necesita mucho esfuerzo para preparar el dossier que exigía la presentación y lo hicimos.
Finalmente, el pasado 11 de junio, el presidente del Comité Olímpico, Gerardo Werthein anunció que La Punta (San Luis) era la candidata a ser sede de los Juegos Panamericanos 2019 y que le había ganado a Rosario.

– ¿Qué sintió cuando anunciaron que La Punta era la elegida?

– Mucha emoción, igual que toda la delegación puntana. Todos lloramos de alegría. Fue muy importante llegar a esta instancia. Es muy fuerte… Nuestra provincia siempre es relegada por las autoridades nacionales y ser quienes vamos a representar a la Argentina nos llena de orgullo.

– ¿Cómo se ha preparado la ciudad de La Punta para perfilarse como ciudad sede?

– Si bien todos saben que la provincia de San Luis, aun siendo la provincia que menos presupuesto posee y es una de las provincias que mas crece y principalmente sabe administrar sus recursos, había que plasmarlo en una carta de intención y que convenciera a los integrantes del COA para representar a la Argentina. San Luis no sólo posee la capacidad para planificar adecuadamente los distintos retos en el orden financiero, organizativo y de gestión medio-ambiental que supone una buena organización para los Juegos Panamericanos 2019 en la República Argentina; sino que además tiene una ubicación geográfica estratégica.
En cuanto a ser ciudad sede de los Juegos Panamericanos 2019, imagínese el orgullo y la responsabilidad que sentimos por delante. En cuanto a la infraestructura requerida para ser sede de los Juegos, hay mucho hecho y también mucho por hacer. Pero nosotros los puntanos, venimos realizando una gigantesca inversión en infraestructura en nuestra provincia hace años ya. Miré sino la obra que venimos realizando en construcción de caminos y autopistas. Con lo cual, si bien faltan muchas obras por hacer que exigen la realización de estos juegos, la ciudad de La Punta y toda la provincia, poseen el medio ambiente y la infraestructura adecuada para recibir no solo a todos los deportistas que participen de esta competencia sino al turismo que venga a visitarnos.

– ¿Qué le aporta a la provincia y sobre todo a la ciudad de La Punta esta candidatura?

– En primer lugar, ser conocida y reconocida como ciudad. Muchos preguntaban que es La Punta. Ahora todo el país habla de esta ciudad. Creo que aumentará el turismo, las ganas de conocerla. Esto va a influir mucho en el desarrollo de la ciudad. El objetivo fundamental de la presente candidatura es promover a la ciudad de La Punta, su imagen en el exterior y atraer la inversión extranjera a fin de convertir a la misma que es netamente moderna, ecológica, tecnológica y autosustentable; en una ciudad turística-deportiva. Y estos próximos meses, habrá que trabajar mucho para que sea la sede definitiva.

– ¿Cómo posicionaría a San Luis a nivel nacional? ¿Podría ser una catapulta con fines electorales?

– Nosotros en la provincia venimos trabajando mucho en algunos temas que creemos de importancia para el bienestar y la felicidad de los puntanos, la verdad es que si este trabajo suma para pensar en la realidad nacional, estamos complacidos. De ahí a que funcionen como una catapulta con fines electorales, hay un camino muy largo que no es nuestra prioridad cuando nos ponemos a trabajar por la felicidad de nuestro pueblo. Le doy un ejemplo: San Luis tiene en la actualidad una tasa de mortalidad infantil que se encuentra por debajo de la media nacional, y esto tiene que ver con el trabajo sostenido en el tiempo que vienen haciendo las administraciones políticas, las direcciones de los hospitales, las capacitaciones médicas, y todos los agentes de salud de la provincia. Sin embargo, no nos dormimos en los laureles. Aunque tenemos una tasa más baja que la media nacional, somos una de las diez provincias que suscribimos un plan con el Ministerio de Salud de la Nación para seguir trabajando en esta línea y mejorando nuestra política pública en la materia. El desarrollo de las prácticas deportivas es uno de los temas de la agenda de las diferentes administraciones de nuestra provincia hace ya muchos años. No es un tema nuevo para nosotros y estamos muy orgullosos de trabajar por esta meta que es tan soñada. ¿Si eso nos va a posicionar a nivel nacional? La verdad es que no podría decirle sí o no a esa pregunta.

– ¿Cuál es el plan de acción de aquí a 2019? ¿Cómo establecer políticas a largo plazo en un clima nacional tan cambiante?

– Las políticas de largo plazo no son un tema que nos preocupe en San Luis. Nosotros venimos trabajando en determinados temas y ejes centrales de Gobierno y hemos logrado en estos últimos 25 años, transformar algunos de estos ejes de Gobierno, en políticas de Estado. Lo que quiero decir es que sobre algunos temas centrales como la producción, el trabajo, la integración social, la educación y la salud pública, por nombrarle algunos de ellos, hemos llegado a acuerdos institucionales que le dan permanencia y persistencia a esa tarea que llevan adelante todos los días las diferentes administraciones del Estado provincial. En este sentido, uno de los ejes centrales de esta posibilidad de ejercer el Gobierno provincial es la autonomía económica que hemos conseguido con mucho sacrificio respecto del poder central.

– ¿Cuándo se define quien va a ser sede de los Juegos Panamericanos 2019?

– En agosto del año 2013, en Canadá, se definirá la sede. Competimos con Santiago de Chile, Lima, Bogotá, San Juan de Puerto Rico y Miami. Tenemos a favor que los últimos juegos se realizaron en México y los próximos en Canadá. Para el 2019 debería ser elegida una ciudad de América del Sur. Pero tenemos que trabajar fuertemente en el desarrollo de la propuesta.

– ¿Qué conclusión o mensaje quiere expresarnos?

– Como dice el slogan: “Yo tengo un sueño, y esperamos que se concrete plenamente”.

Violencia en el fútbol

– En las últimas semanas se han ido acrecentando episodios de violencia en el fútbol, ¿cuál sería la solución para comenzar a concientizar al respecto? ¿Qué herramientas legislativas podrían aplicarse?

– Es difícil dar alguna respuesta a este tema que me pregunta. Uno observa a veces las decisiones que toman las personas por el club al que pertenecen y parece increíble que adopten estas conductas que conducen a la violencia, poniendo en riesgo su integridad física y las de otras personas. Creo que hay algún grado de conciencia en la gente común que va a las canchas, porque antes el fútbol era un deporte que reunía a la familia y hoy es mucho menos frecuente ver una familia, sobre todo con hijos chicos, en un estadio de fútbol.
Hace algunas semanas, leía un artículo en el que entrevistaban a un sociólogo, un comunicador social y creo que a un abogado. Los tres habían estudiado el tema del fútbol desde sus carreras universitarias, y trabajaban en investigación sobre este tema. Una de las sugerencias que hacían era sobre la legalización de las barras bravas. Esta sería una alternativa legislativa para empezar a transparentar el tema, es decir, armar un registro de barras y que cada uno de sus integrantes deba estar registrado. No sé hasta qué punto ésta sería una solución o un intento de inicio de solución sobre el tema. Sin perjuicio de ello, creo que la clave es tener la decisión política, gubernamental, policial , judicial y de los dirigentes del fútbol de que esta violencia indiscriminada e impune llegue a su fin. Sin decisión y sin voluntad, las canchas van a estar solo ocupadas por los mismos violentos de siempre y tendremos que lamentar más muertes.

– ¿Existe connivencia entre las barras y el poder político y policial?

– Mire, es muy difícil responderle a esto con algún grado de seriedad y responsabilidad. Desde el sentido común, tengo que decirle que sí, que estas relaciones entre las barras bravas, el poder político y policial, son la condición necesaria que posibilita no solo la violencia sino sobre todo, la impunidad con la que cuentan los barras bravas.
Por supuesto que si tuviera prueba fehaciente de ello, tendría que presentarme ante la justicia e iniciar una denuncia. Es un tema difícil de abordar y sobre el que todo el mundo opina con supuesto conocimiento de causa pero nadie hace nada. Yo no se si la Justicia no tiene las herramientas para castigar a los culpables ya que la normativa existe o si es cómplice o esta presa de este sistema corrupto.

– ¿Cree que tenemos una ley de Deportes ya obsoleta y es necesario actualizarla?

– Obviamente que sí. Es dable mencionar que la Argentina a lo largo de su historia, sufrió distintas formas de Gobierno; democráticos, de facto; así como diferentes crisis económicas, que directamente han impactado y marcaron a nuestra sociedad. Pero es importante destacar que pese a todos estos cambios coyunturales y muchas veces a la falta de políticas deportivas, la práctica deportiva, la actividad física, nuestros equipos representativos y principalmente los atletas, supieron sortear diferentes obstáculos y la falta de estructura, para poder desarrollarse y destacarse a nivel mundial.
La Ley del Deporte 20.655 data de 1974, cuando bajo un nuevo Gobierno del general Juan Domingo Perón, se le dio vida a la primera legislación integral para el deporte argentino. Gobiernos de facto posteriores, como el de 1976, pusieron coto a la ley, que fue pensada como punto de partida para que el deporte contara con una herramienta, hasta entonces ausente, que complemente y sirva de apoyo a las políticas deportivas. Recién a partir de 1983, con la llegada de la democracia, comenzó el establecimiento de todo el marco regulatorio nuevamente, hasta que en 1989 se tomaron diferentes decisiones en pos del deporte argentino y su marco regulatorio, llevando al nivel de un ministerio a la cartera deportiva, convirtiéndola así en Secretaria dependiente directamente del Poder Ejecutivo Nacional.
En esos mismos tiempos, se reglamentó la postergada legislación. Con esta legislación, el deporte argentino, transitó bajo diferentes políticas deportivas, pero a través de un mismo marco legal. El camino no fue fácil, y la puesta en funcionamiento de los distintos puntos que allí se incluían, era un desafío constante para quienes debían ejecutarla así como para quienes debían someterse a ella. La realidad es que esta legislación, data de 1974 y prácticamente no sufrió modificaciones hasta nuestros días.
Han pasado más de 35 años, y hoy el mundo ha cambiado de manera radical; han cambiado las formas de comunicación; han cambiado las tecnologías; han cambiado las necesidades de las personas y las formas de relacionarse; han evolucionado las infraestructuras… Pero más allá de esta evolución, lo que sigue intocable y no sufrió modificaciones, son los valores que el deporte nos ofrece: vida sana, logro de objetivos, trabajo en equipo, motivación, liderazgo, que son algunos de los pilares que podemos mencionar.

– ¿Usted tiene un proyecto propio?

– Sí, es por eso que presenté el proyecto de Ley 267-D-2012, a fin de poder adecuar nuestra legislación, a la realidad de nuestros días, aportándole al deporte un marco más completo, acorde a las necesidades actuales. El Estado debe velar por la práctica deportiva y de la actividad física en las personas, como forma de desarrollo social, físico y espiritual. Y para ello debe plasmar políticas deportivas nacionales y provinciales. Estas políticas deben ser de inclusión, y deben considerar al deporte de forma universal, es decir, al deporte formativo, al recreativo, al de competición, al alto rendimiento, como así también al deporte para personas con discapacidad.
Hombres y Mujeres; niños, adolescentes, adultos y personas mayores de edad, deben de tener acceso a la práctica deportiva y al desarrollo de la actividad física, con sus respectivos cuidados, y bajo sus diferentes modalidades. En estos tiempos observamos muchas veces una brecha muy grande, entre los deportes profesionales y los deportes amateurs o para el deporte adaptado. Para paliar esta brecha y considerando la importancia de los valores como la equidad e igualdad, esta ley propone una apertura a inversiones de personas físicas o jurídicas, para fomentar el deporte amateur o el deporte para personas con discapacidad, otorgándoles un beneficio impositivo en base a las inversiones que realicen. Esta ley contempla también, una importante descripción de las entidades deportivas y sus topologías. Y se tipifica dentro de las mismas, el principio de plena responsabilidad cuando se registren incumplimientos contractuales que pongan en riesgo su participación deportiva o vida institucional. Asimismo, es dable mencionar que se incorpora la figura de la Liga Deportiva, concepto que indefectiblemente debe estar incluido ya que en otros países, este modelo tiene tanta o más fuerza que una federación deportiva, con una autonomía y estructura profesional muy desarrolladas.

– ¿Qué otra cosa puede resaltar del proyecto?

– Otro de los puntos salientes de la ley, y que estaba ausente en el anterior marco legal, es la obligatoriedad para todo deportista federado que participe en competiciones deportivas de presentar y tener vigente un estudio médico de aptitud que avale su posibilidad de participar en dicha competición. Será potestad de las federaciones respectivas, controlar el cumplimiento de lo mencionado recientemente. El Estado debe acompañar en todo momento la evolución constante del deporte, y para ello, se debe fomentar con fuerza la aplicación de los fondos necesarios para infraestructura deportiva, investigación y desarrollo de nuevas técnicas, así como al desarrollo de competencias provinciales, nacionales e internacionales que posicionen a nuestro país a la vanguardia en el desarrollo deportivo y social. Otro punto que es de vital importancia en la presente ley es que no podemos dejar de lado que la realidad social que impera en nuestro país, refleja hechos de violencia en cualquier punto del país, y el deporte no está exento de ello.
Más allá de encontrarse vigentes, leyes que regulan los distintos hechos de violencia cometidos en el marco del deporte, esta norma, crea una Comisión Nacional contra la Violencia en Espectáculos Deportivos, en pos de generar acciones para prevenir estos hechos en el deporte y así contar con un deporte para todos, limpio de todo vicio o agresión que lo altere.

– ¿Qué opina sobre los proyectos de despenalización de la marihuana?

– En primer lugar, quiero dejar en claro para que la población esté informada que las distintas iniciativas legislativas presentadas en esta Cámara apuntan a despenalizar el consumo de estupefacientes para consumo personal. O sea, todos los estupefacientes. La generalidad de la opinión pública y el ciudadano común, creen que estamos debatiendo la despenalización del consumo de marihuana. No es sólo el consumo de marihuana como quieren minimizar o tergiversar algunos sectores que están a favor de estos proyectos de ley. Yo considero que si bien es un deber como ciudadana, legisladora y persona respetar la autonomía de la voluntad, no podemos avalar que dejemos decidir sobre sus vidas a gente que está enferma. O sea, que tiene viciada su voluntad. Sin perjuicio de ello, no creo que la solución al problema del aumento del narcotráfico en nuestro país sea penalizar al consumidor, pero sí que los mecanismos del Estado estén dirigidos a prevenir, a curar y a resocializar al adicto.
Uno de los denominadores comunes que encontramos en los fundamentos de esos proyectos es la invocación del artículo 19 de la Constitución nacional, que hace referencia a las acciones privadas de los hombres, considerando el consumo de estupefacientes como una de esas acciones privadas, íntimas, en las cuales el Estado no puede intervenir. No estoy de acuerdo con varios de los proyectos presentados, porque no están pensando en el adicto como un enfermo sino como un mero consumidor y además, el permitir las cocinas de estupefacientes y el cultivo de marihuana en las casas no solo afecta a quien lo consume sino a toda la población que está a su alrededor.
No vivimos solos. Nuestros actos traen consecuencias. Si permitimos el consumo personal esto va a implicar que los consumidores van a poder manejar drogados o consumir en sus trabajos sin que ello traiga ninguna consecuencia. Ello no es así. Existen reglas de convivencia y principalmente de prevención y cuidado. Es deber del Estado nacional velar por la salud y la integridad de todos los ciudadanos y en el caso de los adictos, rehabilitarlos. Sabemos que la Justicia no está siendo eficaz con los planes de rehabilitación cuando detiene a un consumidor pero la clave no es despenalizarlo sino hacer eficaces las herramientas que posee el Estado.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password