Propios, aliados y extraños

Los futuros directores del Banco Ciudad ya tienen luz verde de la Junta Etica y Acuerdos de la Legislatura. El titular del bloque de la CC Fernando Sánchez objeta la designación de una integrante de La Cámpora a la entidad crediticia.

El zorro cuidando el gallinero? Sería la metáfora que mejor sintetiza el panorama que describe el presidente del bloque de la Coalición Cívica, Fernando Sánchez respecto a la nómina de integrantes que conformarán el nuevo directorio del Banco Ciudad cuyos nombres envió el jefe de Gobierno Mauricio Macri a la Legislatura.

Si bien reconoce la legitimidad del titular del Ejecutivo para designar a las personas que más crea conveniente para ocupar un cargo en la entidad crediticia, no deja de remarcar la sorpresa que le causó que la lista sea integrada por la licenciada en Economía, Andrea Verónica Pietrabuono, una joven profesional que obtuvo su título en 2009 en la Universidad de Buenos Aires, pero de quien objeta su compromiso político con el Frente para la Victoria, el espacio oficialista que en el Congreso de la Nación impulsó el proyecto de ley a instancia de la diputada nacional Diana Conti para traspasar los depósitos judiciales del Banco Ciudad al Banco Nación.

¿Cuál es su intención? ¿Destruirlo? Son los interrogantes que desvela al titular de la bancada de la Coalición Cívica. A continuación los párrafos más salientes de la entrevista concedida a Semanario Parlamentario.

– ¿Se recibió en la Legislatura la propuesta del Ejecutivo con los nombres de quiénes integrarían el directorio del Banco Ciudad?

– Si, se recibió hace un tiempo. Se supone que deben hacerse una serie de trámites en la Junta de Etica y Acuerdos, la que luego deberá brindar su información respecto a las calidades de quienes fueron propuestos por el Gobierno de Mauricio Macri para integrar el directorio del Banco. En ese aspecto he podido observar algunas particularidades, como que algunas personas propuestas cultivan simpatía y participan del Frente para la Victoria y ello sinceramente me llama la atención. ¿No es el Frente para la Victoria el que propone desde el Congreso de la Nación vaciar el Banco Ciudad? ¿Entonces cuál es la lógica? Vamos a darle a una fuerza política que propuso vaciar el Banco que, en realidad no es el Banco de Mauricio Macri, sino es el Banco de la Ciudad de Buenos Aires. Una herramienta que tiene que ser fomento a la Pymes, que tiene que ser fomento al primer hogar, fomento de emprendimientos e iniciativas, que tiene que financiar el progreso de la Ciudad. ¿A quién se lo vamos a dar? ¿Para qué lo gerencie y lo administre quién está decidido políticamente a vaciarlo?.

– ¿Esta propuesta del Pro obedecería a la proporcionalidad qué existe en el seno de la Legislatura?

– En realidad la ley no dice que la conformación del directorio debe obedecer a ninguna proporción, sólo establece que es a propuesta del jefe de Gobierno. Este elige las personas según sus respectivos perfiles y los envía a la Legislatura para que los diputados acepten o no. Este es el mecanismo. Ahora si el jefe de Gobierno tiene algún arreglo por abajo -a pesar de que se pelean en público todo el tiempo- o el Pro tiene algún compromiso por debajo de la mesa con el Frente para la Victoria y la presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, que le explique a la Ciudad de Buenos Aires cómo hace para defender el Banco que tiene un interés social en la Ciudad y se lo va a dar a alguien que ya lo aclaró que lo va a destruir.

– Sería preocupante ya que el Banco Ciudad cumple un rol social y económico importante en el distrito…

– Cumple un papel importante y puede llegar a cumplir un rol mucho más importante todavía. Tiene una de las carteras de créditos hipotecarios que en el resto del país casi no existe, y no hay manera de tener casa sino se tiene un crédito hipotecario. O es corrupto, o tiene una herencia o tiene dos mil hectáreas de soja para acceder a un techo propio, muchos de nosotros no somos ninguna de esas tres cosas. Lo que hay que hacer es tener el mejor financiamiento dentro de un país que no tiene créditos para casi nada o sólo los hay a tasas extraordinarias. Pero el Estado de la Ciudad puede ayudar a solucionar la crisis habitacional que es gravísima; lo vimos en un montón de conflictos. El Banco Ciudad tiene más capacidad todavía para hacer, a pesar de que es uno de los bancos que más créditos hipotecarios ha dado en su cartera, más que otros bancos privados y públicos de la Argentina y tiene a la vez una línea de créditos de índole social.

Esas herramientas así como los créditos para Pymes, para emprendedores tienen que multiplicarse, porque esa multiplicación hace al progreso y a la calidad de vida de la Ciudad. Entonces, vuelvo decir, no entiendo qué quiere hacer el Pro con el Banco; sí, entiendo qué quiere hacer el FpV con el Banco, destruirlo. Ahora no puedo creer que la decisión del jefe de Gobierno sea ser cómplice de quienes quieren destruir el Banco, esa entidad es una herramienta fundamental y yo no lo voy a apoyar.

– ¿Cómo estaría conformado el directorio del Banco según la propuesta del Ejecutivo?

– Hay directores técnicos que vienen por supuesto con participación política dentro del oficialismo; la lógica muestra que eso ocurre actualmente en el Banco; también hay personas que se supone tienen participación política pública y decidida en otros ámbitos; vuelvo a decir, yo no tengo ningún problema, porque el Banco siempre estuvo cogobernado: hubo directores de distintas fuerzas políticas y probablemente sea una de las causas por las que haya funcionado relativamente bien. Eso creo yo o al menos, no me llegó nada en contra de una integración plural del directorio del Banco. El problema es que nadie antes se decidió a ser director de la entidad para destruirla.

– En la anterior integración la Coalición Cívica estuvo en contra de la misma, ¿cuál será la posición en esta oportunidad?

– Nuestra intención no es tener un director. Nuestra intención es que haya gente que entienda la entidad, que entienda cual es el rol estratégico que tiene que tener para la Ciudad y por supuesto para sus habitantes y que se sepa de antemano cuales son las intenciones; yo no creo que tengamos que ponernos la soga al cuello para después lamentarlo. Reitero, yo no lo voy a hacer. Y se lo advierto al jefe de Gobierno, que tiene todo el derecho de proponer a quien quiera, ahora de la responsabilidad de quien resulte electo, se tiene que hacer responsable también él.

– ¿Usted duda respecto de las capacidades técnicas de los propuestos?

– Sus capacidades las estamos evaluando, porque el trámite prevé una audiencia pública y tienen que exponer allí cada uno de ellos. Lo que resulta preocupante, es la definición política que tienen algunos de ellos. Y la definición política tiene que ver finalmente con las decisiones técnicas que se tomen. ¿Yo qué explicación podría dar a los ciudadanos de Buenos Aires si después los directores del Banco por mayoría o por lo que fuera?, deciden seguir la línea nacional plasmada en el Congreso y en los proyectos que tienen estado parlamentario destinados a retirar los depósitos judiciales del Banco Ciudad al sólo efecto de hacerle daño a la entidad. La verdad es que en ese sentido el Banco lleva bien el trabajo y así lo confirma el Poder Judicial, pues tiene capacidad de hacerlo y sabe hacerlo. ¿Entonces cuál es la intención? Transferirlo al Banco Nación para que vuelva a prestar fondos al Tesoro nacional y entonces tenemos dos bancos vaciados, porque el Nación ya está vaciado y lo vació el Tesoro de la Nación. Vive prestándole a la presidenta de la Nación para que no se noten los problemas económicos que tenemos. Lo que toda la vida fue el Banco Nación y lo que toda la vida fue el Banco Ciudad, terminan por mezquindad y para tapar los defectos de la macroeconomía y de hecho terminarán siendo herramientas muertas o debilitadas; yo no quiero que eso pase. Todo lo contrario, los bancos públicos -sean nacionales, provinciales o de la Ciudad de Buenos Aires- deben tener conciencia de su rol diferenciado del resto del sistema financiero, para que cuando lleguen los buenos momentos es mejor que sirvan como herramienta para el progreso y que cuando los malos momentos lleguen, sirvan para apoyar a la gente.

– Esta señal de Macri hacia el kirchnerismo, ¿cree qué es una manera de subsistir?

– Creo que es una manera perversa de subsistir. Porque uno tiene que juntarse y acordar con los que tiene coincidencias, no con los que le piden pagos, y esto es un pago.

– Las relaciones con el Gobierno nacional se renovaron, ¿el nombramiento qué se impulsa en el directorio del Banco sería parte de una negociación?

– Las conversaciones con el Gobierno nacional son obligatorias y lógicas, porque compartimos el mismo territorio y la Ciudad, además de autónoma es Capital de la Nación. Entonces es una obligación, no hace falta pagar por ello. Si el Pro quiere poner todos los directores del Banco Ciudad que lo haga, a mí que me traigan personas con idoneidad, solvencia técnica y decisión de mantener el Banco como una herramienta de progreso. Ahora si me traen cualquier encubierto, que en realidad lo que quieren es fundir al Banco, conmigo que no cuenten.

– Respecto a los currículum de cada uno de los propuestos, ¿ustedes aún no los vieron?

– Todavía no los analizamos, pero ya se publicó el currículum de cada uno; lo que estoy esperando es la audiencia. Esperando que venga cada uno a decir que es lo que va a defender y qué no; estoy esperando ver si a la candidata del Frente para la Victoria le parece bien y razonable el proyecto de la diputada Diana Conti en el Congreso nacional.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password