Perón ausente

Por Cristian Ritondo

Los peronistas de Perón llamamos a las cosas por su nombre. Para homenajearlo en serio. Para poner en práctica los valores que nos legó. Hoy la Argentina está desgobernada. Y lamentablemente muchos compañeros y compañeras creen que están haciendo una “revolución nacional y popular”.

Hay desgobierno porque el Poder Ejecutivo parece una monarquía.

Porque los kirchneristas pisotean la Constitución y las leyes.

Porque la inflación galopante y el antiperonista impuesto al salario empobrecen al pueblo entero.

Porque han instaurado el monólogo populista por cadena nacional.

Porque el kirchnerismo ha hecho de la mentira un dogma, de la desintitucionalización un método y de la corrupción un sistema de enriquecimiento ilícito.

Hay desgobierno porque fueron por la República y la saquearon. Y sin República no existe la Justicia Social, el pivote arquitectónico sobre el que gira una verdadera política de gobierno justicialista.

Por eso, a 38 años de su fallecimiento, la ausencia del teniente general Juan Domingo Perón es tan notoria. Él vino para quedarse. Con grandeza. Se arrepintió de los errores y se abrazó con todos. Inauguró un momento distinto, desde la pluralidad y el consenso. Regresó para dialogar y escuchar la más maravillosa música que es la palabra del pueblo argentino.

Resulta imposible saber qué haría hoy. Sí podemos inferir lo que no haría: enfrentar a los argentinos, vaciar de contenido al justicialismo, tergiversar la historia, negar el diálogo, mentir todo el tiempo.

Nosotros hacemos lo que hizo Perón. Cuando apoyó a Arturo Frondizi no se fijó en su camiseta partidaria sino en sus cualidades de estadista y en su proyecto de país. Eso es lo que necesita la Argentina y lo que decidiremos en 2015. O elegimos a un estadista con un proyecto de país moderno y sustentable, o nos hundiremos en la decadencia. Creemos que la solución es Mauricio Macri. Tengámoslo presente. Más que nunca. Como a Perón.

Cristian Ritondo
Corriente Nacional PROpuesta Peronista
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 1 de julio de 2012.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password