Reclaman la protección patrimonial de los coches de la línea A

La ONG “Basta de demoler” y la legisladora porteña María Jose Lubertino denunciaron frente a la estación Perú que los llamados “La Brugeoise” de la línea A están en peligro de ser desmantelados. Estos coches, que son los mas viejos de Sudamérica, forman parte de la identidad cultural de Buenos Aires y son un atractivo turístico, remarcaron.

“Hay una gran expectativa ciudadana por la inversión en el subte, de tener mejores frecuencias, mejor calidad para los usuarios y fundamentalmente del cuidado de la gente. Aunque en el subte la seguridad de la gente esta resguardada, ya que la línea A, a pesar de ser la más vieja de Sudamérica es la que tiene menor índice de accidentes”, manifestó la legisladora porteña María José Lubertino.

Si bien fueron declaradas patrimonio histórico nacional muchas de las estaciones, diversos sectores temen que el Gobierno de la ciudad, habiendo ya comparado vagones nuevos para esta línea de subte, los desguacen o vendan. Sobretodo advierten que el jefe de Gabinete de la ciudad Horacio Rodríguez Larreta manifestó la semana pasada que los iban a usar “como maderas para un asado”.

“Esta no es la primera vez que el Gobierno de la ciudad es desaprensivo con la preservación del patrimonio. Como pasó con los adoquines que se vendieron a countries o el piso del Teatro Colón. Algunos diputados venimos liderando una batalla para proteger no solamente el patrimonio inmobiliario/material, sino también bienes intangibles en la ciudad de Buenos Aires”, declaró la diputada.

Lubertino agregó que “he presentado un proyecto de ley para proteger a ‘los brugeoise’, entendemos que no solo es importante proteger y preservar los 94 coches para un museo o una protección histórica, sino que también sería importante que los dejaran continuar con su uso, o que si no se quiere que funcionen en la hora pico, que al menos en los fines de semana haya alguna frecuencia en la cual se puedan utilizar estos vagones”.

Esto implicaría, dijo Lubertino, que los vagones chinos que se compraron se pongan en la línea D, y los vagones de la línea D, que son eléctricamente compatibles con ‘los brugeoise’, se pongan en la línea A”.

Aclaró la legisladora que “no nos resistimos al recambio, lo que pedimos es que se preserven todos los coches y que se mantengan en uso, aunque sea de algunas formaciones con frecuencias los fines de semana. Tomando el ejemplo del subte de Budapest, que funciona como turístico”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password