Alfonsín reclama construir una alternativa progresista para 2015

De paso por Mar del Plata, el diputado se refirió a las negociaciones que desarrollan con el Frente Amplio Progresista. Abogó por la reconstgrucción del sistema de partidos, que “estalló después del 2001”.

El diputado nacional Ricardo Alfonsín estuvo en Mar del Plata, en el marco de una gira por la costa atlántica, acompañado por los legisladores provinciales Carlos Fernández y Liliana Denot. Por la mañana, en las oficinas del concejal Mario Rodríguez, atendió a la prensa, junto a autoridades partidarias, concejales y consejeros escolares. Allí sostuvo que desde el radicalismo “se está trabajando para construir una alternativa progresista” para las elecciones legislativas del corriente año, aunque consideró que debe tomarse como objetivo los comicios de 2015.

“El desafío es el de articular una fuerza común con aquellos sectores con los que podamos tener afinidad y es imperioso que no se caiga en el noventismo”, señaló.

El legislador interpretó que “si queremos ser confiables para la sociedad debemos demostrar que somos capaces de construir una alternativa progresista antes de 2015” y aludió a las conversaciones entabladas con partidos que integran el Frente Amplio Progresista (FAP).

“Somos optimistas respecto de construir un frente para 2013, pero pensando en 2015”, dijo al referirse a los puntos coincidentes con el Socialismo, el GEN y el Movimiento Libres del Sur, aclarando que estos sectores, a los que calificó como el “núcleo duro” del posible acuerdo, deberían delinear los programas.

Consultado sobre la posibilidad de encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales, advirtió que “no necesito ningún cargo para hacer política, porque a mí es algo que me apasiona y que le da sentido a mi vida”. De todos modos, puntualizó que “con mucho gusto asumiría la responsabilidad de la reelección como diputado si me toca a mí, aunque habrá que ver”.

Alfonsín sostuvo que “en principio estamos preocupados por nuestro partido, una institución que puede aportarle mucho a la República. Pero el principal aporte que nosotros deberíamos hacer es reconstruir el sistema de partidos, que estalló después del 2001. Hoy en día es muy débil en el país, pero en el justicialismo se disimula porque están en el Gobierno. Es muy difícil gobernar en democracia cuando no existen partidos estables. No creo que en el corto plazo se pueda volver al sistema bipartidista tradicionales, deberíamos recuperarlo a través de lo que podríamos llamar bifrentismo. Nosotros estamos trabajando para intentar crear un espacio que sea capaz de reunir a quienes están trabajando de manera separada y piensan igual”.

“A mí me interesa construir un frente con concepciones progresistas que evite que se caiga en el noventismo”, dijo Ricardo Alfonsín, añadiendo que, tanto el gobernador Daniel Scioli como el Pro de Mauricio Macri, implementarían en el país las políticas que impulsó Carlos Menem cuando gobernó en la década del 90.

El legislador radical, que llegó a nuestra ciudad invitado por los dirigentes Mario Rodríguez y Gustavo Serebrinsky, cuestionó al Gobierno nacional por una serie de aspectos, enumerando las “políticas erróneas” en materia de seguridad, en el campo de la educación, en el sector energético, en el transporte público y por la falta de acciones contra la inflación. En este último punto, manifestó su preocupación porque “no puede trasladarse a los trabajadores la responsabilidad del control de la inflación, porque eso se llama ajuste”, al tiempo que destacó la carencia de políticas fiscales monetarias adecuadas.

“En la economía argentina se está observando un peligroso enfriamiento, además de una pérdida de competitividad que reduce la demanda externa y afecta la producción”, dijo.

“La elevada inflación afecta los salarios y el poder adquisitivo de modo directo, mientras que, indirectamente, perjudica las posibilidades de inversión, lo cual significa que se estén destruyendo puestos de trabajo”, completó.

El líder radical enfatizó: “Hay que cambiar el sistema tributario que es muy injusto, lo ha dicho la misma presidenta como si fuera una tributarista más. Es la presidenta de la República y podría haber hecho algo para modificar el sistema. Sobre todo teniendo en cuenta que se dieron dos condiciones propicias para debatir este tema. Uno es el crecimiento económico. Es más fácil discutir un tema así en etapa de crecimiento. Por otro lado tenían mayoría en ambas cámaras y no sólo no propusieron un debate sobre esto sino que además se resistieron a considerar las iniciativas de la oposición”, analizó y añadió: “una de ellas es mía, que modifica los impuestos directos, modifica el impuesto a las ganancias y mejora la condición de los trabajadores”.

Además, Alfonsín declaró: “en Argentina los trabajadores pagan muy por encima de su capacidad contributiva. Y sin embargo hay muchas actividades económicas muy rentables, como la megaminería, el juego o la renta financiera que paga por debajo de su capacidad contributiva o directamente no pagan impuestos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password