Mentiras y ausencias en el discurso presidencial, según la oposición

Inflación, inseguridad, narcotráfico, son algunos de los temas mencionados. Opinan Juan Carlos Zabalza, Federico Pinedo, Fernando Solanas, Omar de Marchi, entre otros.

La presidenta Cristina Kirchner inauguró el 131 período de sesiones ordinarias del Congreso y formuló su mensaje ante la Asamblea Legislativa sobre el estado de la Nación. Previsiblemente, muchos legislador del arco opositor salieron a cruzarla por lo que consideraron mentiras y temas ausentes en el discurso presidencial.

Por ejemplo, el jefe del socialismo en Diputados, Juan Carlos Zabalza, cuestionó que la mandataria brindara “un montón de números que no reflejan la realidad, y en los cuales la inflación sigue sin existir”. “El análisis respecto a la inseguridad fue absolutamente superficial y no hubo ninguna mención al crecimiento del narcotráfico en la Argentina, y mucho menos algún plan concreto para combatirlo”, agregó sobre dos temas calientes en su provincia, Santa Fe.

Zabalza también se quejó porque “la presidenta hizo mención a la corrupción y la falta de transparencia” pero omitió la necesidad de una Ley de Acceso a la Información Pública”.

El jefe bloque del Pro, Federico Pinedo, dijo que “el discurso de la presidenta parece indicar que tiene más pasado que futuro. El 95% del discurso fue sobre el pasado”.

“La famosa democratización de la justicia que propone el kirchnerismo resulta ser solamente una política para dominar a los jueces. Donde hay un juez independiente quieren poner uno político para que resuelva lo que el gobierno quiere”, añadió.

Por su parte, la macrista Cornelia Schmidt – Liermann dijo que “la presidente pide tribunales populares y reclama más transparencia e información sobre la actividad del Poder Judicial pero no impulsa la Ley de acceso a la información pública”. Dijo que la mandataria “dice que el mundo nos quiere castigar porque no nos hemos vuelto a endeudar. Pero la realidad es que nadie confía en nosotros por incumplidores y por la inseguridad de nuestro marco jurídico”.

El vicepresidente segundo de la Cámara de Diputados, Mario Negri, opinó a su vez que Cristina Kirchner “se olvidó del crecimiento de la pobreza, del trabajo en negro, de la inflación, el control de precios y la pérdida del poder adquisitivo”. A su juicio “es poco serio que haya negado que exista indigencia basándose en las estadísticas del Indec”, sentenció.

El diputado aseguró que “la presidenta, en su discurso de cuatro horas, se refugió en el crecimiento del pasado, y escondió el estancamiento actual”. En cuanto al anuncio sobre el Consejo de la Magistratura, Negri opinó: “Vamos a ver qué dicen los proyectos, no podemos basarnos sólo en los anuncios. En un principio, estaremos atentos a que no esconda una politización de carácter institucional, y que no sea inconstitucional”.

El diputado nacional por el Frente Peronista Alfredo Atanasof advirtió que “la Presidenta quiere intervenir la Justicia, no democratizarla”.

“Luego de la ajustada votación por el memorándum de Irán, la Presidenta se dio cuenta que está lejos de tener el número necesario para modificar la Constitución, por eso quiere intervenir la Justicia, empezando por el Consejo de la Magistratura”, señaló Atanasof.

Por su parte, el diputado Fernando “Pino” Solanas dijo que el discurso de Cristina fue “esquizofrénico” y estuvo “plagado de falsedades y mentiras”. “La presidenta sigue utilizando los datos truchos del INDEC sin reconocer la inflación real. El 45 por ciento de los trabajadores está en negro, y ella nos vende un país con datos dibujados por sus ministros”, dijo el líder de Proyecto Sur.

De igual manera, para el titular del bloque Demócrata de Mendoza, Omar de Marchi, la jefa de Estado “no ha dicho nada importante, solo un relato de números mentirosos acompañados por aplausos fingidos”. “El discurso de la Presidenta es una puesta en escena mediática. No se refirió al tema más importante que hoy afecta a los argentinos: la inflación. Habló de aumentos de jubilaciones y de aumentos de sueldos mínimos por cerca del 1000 por ciento, pero no dijo que la nafta y el pan han aumentado casi más del 2000 por ciento”.

Para el referente del socialismo porteño Roy Cortina, “es una vergüenza que en un país donde el 25 por ciento de las personas son pobres, la inflación se devora los salarios y la inseguridad es moneda corriente, Cristina Kirchner haya hablado tres horas y media para presentar como única propuesta una reforma del Poder Judicial”.

“Nadie puede estar en contra de la idea general de democratizar la justicia, pero cuando se presentan estas medidas todas juntas después de haber gobernado diez años, huele más a una intención de presionar a los jueces”, sostuvo.

“El discurso de Cristina estuvo plagado de falsedades, y pretendió insinuar que desde que tenemos retenciones se siembra un 79% más, como si un impuesto tan distorsivo impulsara la siembra, cuando todos sabemos que no es así. Aunque el discurso de hoy nos quiso hacer creer que estamos en el mejor de los mundos, lo cierto es que nuestra política económica sólo frenó al campo”, señaló a su vez el radical Juan Casañas.

Para el legislador tucumano, el discurso de Cristina estuvo lleno de falsedades e inexactitudes. “Según las peculiares estadísticas de Cristina, tenemos el doble de universidades de las que realmente tenemos, y la Ruta 38 fue terminada por su esposo, cuando cualquier tucumano sabe que esta ruta está lejos de concluirse. También se vanagloria de lo bien que andan los Talleres de Tafí Viejo, que no funcionan”, finalizó.

La titular del bloque de diputados del GEN-FAP, Margarita Stolbizer, dijo a su vez que “la presidenta no rindió cuentas de gestión ni expuso un plan anual de gobierno” y agregó que “su discurso de balance autorreferencial de una década fue irrespetuoso. Cifras para generar impacto pero que nada tienen que ver con la vida cotidiana y la economía real”.

Stolbizer también señaló que “nada dijo de la inflación que este año será récord ni del 40% de los trabajadores precarios que están afuera de las negociaciones salariales; ni del derrumbe de la inversión. No hay planes para el sector energético”.

“Anuncia una serie de medidas para llevar adelante una confrontación con el poder judicial, incluyendo propuestas contrarias a la Constitución”, expresó.

El diputado nacional Atilio Benedetti consideró que la mandataria “sigue refiriéndose en su relato a un país que no es el real, ya que no hizo ninguna alusión a la inflación o a la inseguridad, entre otros problemas que aquejan a los argentinos”.

El legislador radical indicó que la presidente “hizo una larga enumeración de logros de su gobierno pero que en realidad se remiten a los primeros cinco años del kirchnerismo, cuando el país tuvo un crecimiento a tasas chinas”. Destacó que “eso le permite ocultar la realidad y no hablar de la inflación creciente, la pérdida de competitividad o el estancamiento de la creación de empleo”.

A su turno, la diputada Victoria Donda dijo que “al escuchar como la presidenta utilizó de forma permanente los números del INDEC como referencia para construir cada uno de sus argumentos, me da la sensación que vive en el país de la maravillas”.

“Lamentablemente muy lejos estamos de eso. El INDEC esconde los números reales de la inflación. La afirmación de que la pobreza está por debajo del 7% y la indigencia o pobreza extrema no llega al 2% contrasta feo con la realidad. La negación del aumento de los precios es la causa por la que estas dos cifras- relevantes en cualquier diagnóstico social- están tan distorsionadas. Por lo demás, cerca del 80% de los trabajadores ganan por debajo de los $5.000 y encima al 20% restante le cobran impuesto a las ganancias. Ni que decir del 70% de jubilados que ganan solo la jubilación mínima -a pesar de los aportes de muchísimos de ellos- y que hoy no cubre la canasta básica. Tenemos, por lo demás, un país con 1.000.000 de jóvenes que no estudian ni trabajan”, expresó la referente del FAP.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password