Día Internacional de la Mujer

Por María Cristina Regazzoli

En el Día internacional de la Mujer, renuevo mi compromiso por desterrar todo tipo de discriminación y violencia contra la mujer, y como legisladora y militante seguiré trabajando includicáblemente por una visión de género que impregne las acciones de todos los ámbitos institucionales, y fundamentalmente, por que se arraigue en la cultura del pueblo argentino.

Mas allá de los avances sociales y políticos que a lo largo de los años hemos ido conquistado, aun no pudimos dejar de lado una cultura machista que discrimina y elimina la igualdad de oportunidades por el solo hecho de ser de género femenino. Cientos de mujeres golpeadas o asesinadas, son ultrajadas doblemente a partir de las acciones de una justicia que en ciertos casos carece de una visión de género y cambia los roles haciendo responsable a la víctima como causante del delito. Jamás se ponen a analizar la limitación en las decisiones de propia voluntad que sufren las personas bajo la acción de la violencia, las amenazas y el miedo.

Cada 8 de Marzo debe ser un grito firme que recuerde que aún queda mucho por luchar, que diariamente hay que presentar batalla a las barreras culturales impulsando una educación no sexista y con perspectiva de género, que la democratización de la justicia reclamada por nuestra presidenta también incluya un curso de acción referido a esta temática candente que requiere de urgentes respuestas, pero también un esfuerzo de nuestros gobernantes, legisladores y dirigentes sociales varones, para que asuman esta perspectiva definitivamente y no se conviertan cómplices en la omisión de las injusticias sufridas por tantas mujeres.

Vengo de una provincia que ha sufrido casos gravísimos de violencia de género, y que en ocasiones no encontramos las reacciones institucionales adecuadas para restañar en algo el dolor producido. Esto no nos debilita, al contrario fortalece una lucha que no cejara hasta que el reclamo planteado se haga carne en cada uno de los argentinos y podamos decir orgullosamente que vivimos en un país de efectiva igualdad.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password