Renuevan críticas al oficialismo por la “crisis” del sector olivícola

Para el riojano Julio Martínez, los fondos prestados por seis meses a los productores son un “parche” porque no contemplan el período de la cosecha. Insistió en eliminar las retenciones a la aceituna de mesa y elevar el reintegro por exportaciones, entre otras medidas.

El diputado nacional Julio Martínez (UCR-La Rioja) aseguró que la olivicultura pasa por una situación “preocupante fruto del retraso cambiario y el aumento en los costos de producción”, y se quejó porque ninguna de las soluciones que propuso junto a su par Inés Brizuela y Doria fueron escuchadas por los gobiernos nacional o provinciales.

“Sólo vinieron con un parche”, expresó en referencia al fondo rotatorio obtenido por el gobernador Beder Herrera y que se prestó a los productores por el lapso de seis meses. “Paradójicamente hoy se están cumpliendo esos seis meses y lo tienen que devolver cuando están necesitando el dinero para la cosecha”, remarcó.

Martínez afirmó que “son los medianos y pequeños productores los que más sufren ésta situación porque no tienen mecanizada su cosecha y no tienen posibilidades de adquirir esa maquinaria”.

Explicó que la aceituna de mesa es la más que se cotiza ya que se debe cosechar a mano por lo daños que puede sufrir: “Es probable que la mayoría de la aceituna de mesa quede en la planta y sea destinada a la elaboración de aceites, con la reducción de ingresos que esto genera, por falta de mano de obra y financiamiento”, explicó.

Martínez auguró un “año difícil” para los productores porque “desde el Gobierno nacional no se han preocupado en brindar soluciones al sector”.

Recordó en ese sentido que uno de sus proyectos busca eliminar las retenciones que tiene la aceituna de mesa al momento de su exportación y elevar al 20 por ciento el reintegro de las exportaciones que actualmente es del 10.

El legislador radical también anunció una iniciativa para que se incorpore al aceite de oliva y las aceitunas de mesa entre las 200 posiciones arancelarias en las que se pueden elevar en forma transitoria hasta el 35 por ciento la Alícuota del Arancel Externo Común (AEC), para productos originarios de países extrazona del MERCOSUR. La herramienta del “Arancel Externo Común” (AEC) data de 1995 para los estados miembros del Mercado Común del Sur y se aplica para “atenuar los problemas derivados de desequilibrios con el producto”, recordó Martínez.´

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password