Diputados discute el nuevo Régimen de Trabajo Doméstico

Luego del homenaje a Hugo Chávez, la Cámara baja debate la iniciativa que reconoce beneficios relativos a jornadas de trabajo, indemnizaciones, licencias y protección del trabajo de menores.

En su primera sesión ordinaria del año, la Cámara de Diputados busca convertir en ley el proyecto que crea el Régimen de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares, con la presencia del ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

La iniciativa, impulsada por el Poder Ejecutivo, fue defendida en el Congreso por el funcionario y aprobada en Diputados, aunque el Senado le introdujo modificaciones.

La propuesta reconoce a los empleados domésticos derechos y beneficios amparados por la Ley de Contrato de Trabajo en relación a las jornadas, indemnizaciones, licencias y protección del trabajo de menores.

Entre otras cosas, el proyecto establece que la jornada de trabajo no podrá exceder las ocho horas diarias o 48 horas semanales, y fija un descanso semanal de 35 horas corridas a partir del sábado a las 13.

Además, aplica una licencia anual ordinaria con pago de la retribución normal y habitual de 14 a 35 días, y una licencia paga por enfermedad o accidente inculpable de hasta seis meses, ambas dependiendo de la antigüedad del trabajador.

Por otra parte, la iniciativa prohíbe la contratación de menores de 16 años, y establece que la jornada para los trabajadores de esta edad hasta los 18 “no podrá superar, bajo ninguna circunstancia, las seis horas diarias de labor y 36 horas semanales, las cuales serán diurnas y con retiro”, es decir, “sin cama”.

También obliga al trabajador a contar con una libreta de trabajo, y encomienda al Ministerio de Trabajo -junto con la AFIP- elaborar un sistema de registro simplificado en este sentido.

La futura ley también contempla la creación de una Comisión Nacional del Trabajo de Casas Particulares como órgano normativo de este régimen, e incorpora -a pedido del Senado- un tribunal específico para tramitar denuncias sobre trabajo doméstico, que hoy se tramitan ante la Justicia laboral.

En el caso de los trabajadores domésticos contratados antes de sancionada la ley, el proyecto otorga 180 días corridos para que los empleadores regularicen su situación. Cabe destacar que se considera como “trabajo doméstico” también al cuidado de personas enfermas.

En diálogo con parlamentario.com, Recalde sostuvo que la iniciativa habla de “la recuperación no sólo de derechos, sino de dignidad, y de que la democracia salda una muy vieja deuda”, ya que el Estatuto del Servicio Doméstico actual fue aprobado durante el régimen de Pedro Aramburu hace 57 años.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password