Impulsan un proyecto para mejorar la alimentación de los niños

La medida busca prevenir el sobrepeso infantil, estableciendo un régimen impositivo especial para aquellos que produzcan comidas o bebidas que se vinculen o predispongan al sobrepeso infantil. Aclaró su autora que el proyecto no busca convertirse en “un impuesto a la hamburguesa o el choripán”.

La diputada Olga Guzmán impulsa una ley para aplicar un impuesto a los alimentos y bebidas vinculados al sobrepeso infantil.

De acuerdo con lo manifestado en los fundamentos de la ley, es su objetivo primordial mejorar la salud de nuestra sociedad, especialmente de los infantes. Se trata de un régimen impositivo especial que tributará desde un 5% hasta un 20% del precio de referencia confeccionado por el INDEC, para las bebidas azucaradas, alimentos ricos en grasas saturadas, en cloruro de sodio o de cualquier otra índole, que debido a su composición, se vinculen o predispongan al sobrepeso infantil.

La nómina de alimentos y bebidas o de cualquier otro tipo de alimento, que estimule el sobrepeso, será confeccionada y puesta a estudio por el Ministerio de Salud para determinar su composición, grado e influencia directa en el sobrepeso infantil, salvaguardando de gravar aquellos alimentos, bebidas o productos que sean de primera necesidad para la población.

Tal como se expresa en su artículo 3° el proyecto, “el ámbito de aplicación de la presente ley será la Secretaría de Comercio Interior, quien regulará y publicará una tabla de alimentos o materias primas a las que se aplicará la escala impositiva determinada en el artículo 1° de la presente ley”.

Guzmán remarcó una vez más que “el motivo de este proyecto es comenzar a gravar algunos productos de forma paulatina, dando la oportunidad a sus fabricantes que los mismos puedan ir tornándose más saludables” Por ello, se le dará plena capacidad a la Secretaría de Comercio para regular los mismos, orientarlos y ajustarlos a las necesidades políticas, sociales y económicas.

En cuanto a la industria alimentaria, me animo a avizorar que la futura normativa nacional, establecerá paso a paso la necesidad de utilizar tecnologías e ingredientes que minimicen el contenido de las grasas saturadas, azucares y sal de mesa. También aclaró la diputada que “de ningún modo, es mi intención aquí, gravar alimentos que están arraigados profundamente en nuestra idiosincrasia y cultura, como pueden llegar a esgrimir algunos. El proyecto no apunta a convertirse en el impuesto al choripán o a la hamburguesa”.

Asimismo se expresa en el proyecto de ley, que “atenta a las medidas anunciadas por la Sra. Presidenta de la Nación, que son de público conocimiento, es que he contemplado la posibilidad de que el 50% de lo recaudado por este gravamen sea destinado al Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES). Respecto del 50% restante, propongo que sea girado al Ministerio de Salud de la Nación, para fortalecer y desarrollar los Programas activos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password