Acuerdos y desacuerdos

La inminente alianza electoral entre Elisa Carrió y Fernando “Pino” Solanas de cara a las legislativas de octubre abre un interrogante en la centroizquierda porteña. Posiciones encontradas en el Frente Amplio Progresista.

Mientras el Pro y el kirchnerismo cierran filas ante situaciones adversas, el progresismo -sobre todo en la Capital Federal- se vive a sí mismo como un problema, dispuesto a devorarse con rencores internos y descalificaciones que pasan raudamente de la opinión crítica a los agravios.

Esta capacidad autodestructiva ha marcado a casi todo el firmamento de la centroizquierda desde la vuelta de la democracia. La crítica a los apoyos prestados a gobiernos de diferentes signos que habitaron la Casa Rosada sólo supone la parte más vistosa de una amplia tendencia a la negación y al desprestigio que suele mezclar las ambiciones personales.

La izquierda porteña, como cualquier formación política, necesita delimitar su espacio propio y sentirse útil a la hora de intervenir en la vida del día a día. Resulta curioso que este movimiento político y social haya vivido sus peores crisis luego de haber participado y salir airosa en determinados procesos electorales realizados en la Ciudad de Buenos Aires. Valga los ejemplos de 2009 y 2011, en las elecciones legislativas en las que la Coalición Cívica-ARI y Proyecto Sur desempeñaron un papel relevante.

Quizá sea el instinto de autoflagelación el que sumado a los bajones electorales a nivel nacional han hecho olvidar a los militantes de la centroizquierda porteña que en ningún momento, ni siquiera con el doble de votos y de diputados, ese espacio ha podido colaborar de una manera clara en la definición progresista de la política en la Ciudad.

En la actualidad está en ciernes el armado de una alternativa que, con vigor anuncia de que la prioridad de los sectores progresistas pasa por derrotar el neoconservadurismo agresivo del macrismo y el kirchnerismo. Sin embargo este fin ya ha sido objetado por algunos de los integrantes del mismo; varios de sus protagonistas públicamente manifestaron su negativa a participar del armado político, en tanto tal o cual actor ingrese al espacio.

Sin embargo, la centroizquierda porteña deberá dejar de engañarse a sí solo; las debilidades de ese espacio no provienen de actuaciones políticas individuales, sino de la dificultad para renovar e impulsar una organización sólida en una época de baja presencia institucional. Suele decirse que cuando hay poco que repartir, es difícil calmar los sentimientos de los viejos dirigentes o las ambiciones naturales de los jóvenes. Quizá ello sea, mucho de lo que pasa puertas adentro del progresismo.

Para conocer más en profundidad los alcances que pudiera tener esta propuesta pluripartidista, que hoy tiene como principales referentes a Fernando “Pino” Solanas y Elisa Carrió, Parlamentario consultó a algunos representantes de los espacios políticos con representación en la Legislatura.

En ese marco, Semanario Parlamentario entrevistó al legislador Fabio Basteiro, presidente del bloque “Buenos Aires para Todos” sobre el casi acuerdo político entre Elisa Carrió y “Pino” Solanas. Al respecto Basteiro dijo que “en principio creemos que sólo es una foto, no creemos que ello se pueda transmitir en una opción electoral. Nosotros somos parte de un frente amplio que consideramos que tiene que ser amplio, pero profundo en sus definiciones, teniendo siempre presente la etapa que nos ‘toca’ transitar y por ello creemos que “Pino” Solanas debería sumarse como candidato a senador dentro del esquema del Frente Amplio y Progresista en la Ciudad. También creemos que Carrió ha tomado otro camino desde hace tiempo y a la vez por sus posiciones públicas respecto al FAP, me parece que no es de la misma partida”.

A continuación el legislador remarcó que “nosotros venimos trabajando desde hace mucho tiempo con ‘Pino’ Solanas, hubo diferencias que se fueron discutiendo y salvando, tratando de tener una inteligencia común y ahora lo que nos falta es tratar de ver si ello se trasunta en términos electorales. No creemos que Carrió deba ser parte de esta experiencia porque sus expresiones respecto a la centroizquierda la ha alejado desde hace mucho tiempo”, enfatizó Basteiro.

A renglón seguido subrayó, “nosotros creemos que ’Pino’ Solanas debe ser parte de la experiencia del Frente Amplio, que tendríamos que ir todos juntos en el distrito capitalino y no creemos –insistió- que Carrió tenga que ser parte de este esquema”.

En esa línea Basteiro expresó que será “Pino” Solanas “el que elija dónde se va a ubicar, nosotros creemos que el Frente Amplio y Progresista hizo una muy buena elección, que se puede sostener y trabajar en forma inteligente y creativa para este 2013 y que de ampliarse podría significar el ingreso de ‘Pino’ Solanas y las fuerzas que conforman Proyecto Sur. No sólo la persona de ´Pino’ Solanas, sino también las fuerzas políticas como el socialismo auténtico, el MST y otros sectores que conforman un espacio con el cual trabajamos desde hace mucho tiempo”.

Generosidad, unión y convergencia

Abordada por Parlamentario, la legisladora Rocío Sánchez Andía del espacio de Coalición Cívica-ARI opinó sobre la inminente alianza entre Carrió y Solanas. “Me parece muy bien que en la Ciudad de Buenos Aires converjan la mayor cantidad de fuerzas de centroizquierda que pueden hoy pelear a nivel nacional, no sólo contra el kirchnerismo, sino tener una propuesta contra el macrismo, porque este Gobierno de Mauricio Macri ha creado una Ciudad para ricos y la sigue profundizando en esta segunda gestión y qué mejor que dos figuras y dos espacios como Proyecto Sur y la Coalición Cívica para poder ser el inicio de la unión de otros espacios de la centroizquierda que actúan en la Ciudad”, sostuvo entusiasmada la diputada.

Consultada sobre el ingreso a ese esquema aliancista del Frente Amplio y Progresista que lidera Hermes Binner, Sánchez Andía señaló: “Yo creo que nadie debe negarse a ello. Me parece que la generosidad, la unión y la convergencia que se propone desde distintos espacios políticos y figuras políticas con nombres propios y una historia propia-personalizados hoy por hoy- en Fernando Solanas y Elisa Carrió que piensan que es necesaria esa convergencia y con lo que coinciden distintos espacios, tanto desde las distintas fuerzas que integran el Frente Amplio y Progresista u otros espacios no solamente partidarios sino también movimientos sociales que acompañan estos lineamientos de trabajar por una ciudad mucho más inclusiva, me parece que no se puede descartar absolutamente a nadie y que al revés, este espacio debe ser lo más grande posible como para poder entender que hoy estamos viviendo una idea de ciudad que no es la que se aplica en la administración porteña y a nivel nacional tampoco”.

En esa línea Sánchez Andía manifestó: “Creo que la centroizquierda debe volver a gobernar la Ciudad. En el 2015 yo espero ser parte de una fuerza que gobierne Buenos Aires; sin lugar a dudas eso no se crea de la noche a la mañana y como fuerza política tenemos que estar también a la altura de las circunstancias”, exhortó la diputada del bloque CC-ARI.

Asimismo Sánchez Andía indujo a “dejar las mezquindades de lado. Así como hoy tanto ‘Pino’ como ‘Lilita’ han dado este paso muchos otros compañeros han mostrado esta vocación de proponer conjuntamente un espacio de centroizquierda”, recalcó la legisladora.

Ante ello Parlamentario recordó que desde el Frente Amplio y Progresista se negaban a converger en un espacio común con Carrió. Esto dijo finalmente Sánchez Andía: “En la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, la Coalición Cívica, el bloque Buenos Aires para Todos, en su momento el legislador (m.c.) Martín Hourest y los compañeros de Proyecto Sur hemos logrado tener una tarea conjunta en muchísimos temas; me parece que ello se traduce en el día a día y que debemos traducirlo como propuesta política en la ciudad de Buenos Aires”, expresó, rotunda la diputada.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password