Invitación puerta a puerta

Uno de los legisladores que viajaron a Roma para participar de la entronización del nuevo papa fue el salteño Alfredo Olmedo, quien aprovechó la travesía para entregar en el Vaticano…

Uno de los legisladores que viajaron a Roma para participar de la entronización del nuevo papa fue el salteño Alfredo Olmedo, quien aprovechó la travesía para entregar en el Vaticano una misiva invitando a Francisco a concurrir a la celebración del Señor y nuestra Señora del Milagro. “El pueblo de Salta somos parte del pueblo de Dios, practicantes con una profunda fe, y sería éste nuestro mayor anhelo que en esta Primavera luminosa de Nuestra Santa Iglesia, pueda su santidad visitarnos en la fiesta de celebración del Señor y nuestra Señora del Milagro, quienes en procesión el 15 de septiembre de 1692 dieron alivio a los temblores de un terrible terremoto”.

La del Señor y Virgen del Milagro es una advocación católica venerada en la ciudad de Salta, cuyo origen se remonta al año 1592, época en que el obispo del Tucumán fray Francisco de Vitoria concretara la donación al pueblo de Salta de la imagen de un Cristo crucificado de tamaño natural cuyo destino sería la iglesia matriz de Salta y de una inmaculada concepción para la ciudad de Córdoba. La llegada a tierras americanas de las imágenes y los hechos posteriores sucedidos luego de los terremotos de 1692 fueron, según los relatos, auténticamente milagrosos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password