“No dejar difundir avisos a la oposición es un claro ejemplo de privación de libertad”

Así se expresó el diputado nacional Gustavo Ferrari ante la denuncia kirchnerista contra dirigentes como Francisco de Narváez, Margarita Stolbizer y Gerónimo Venegas.

El diputado nacional Gustavo Ferrari (Peronismo Federal) criticó el recurso presentado por el Frente para la Victoria para que la oposición no pueda difundir avisos hasta la campaña por las legislativas de octubre.

“Esto no extraña ya que se enmarca en una Argentina donde existen evidentes privaciones a la libertad. Salvo que uno esté en el oficialismo, no se puede difundir la propia imagen o exponer una idea, aun sin pedir el voto o ligarlo a una candidatura concreta. Es un claro esquema de privación de libertad y obviamente al kirchnerismo le molesta que la publicidad de Francisco de Narváez haya sido efectiva. Entonces, con más razón, ha reaccionado negativamente”, señaló el legislador en declaraciones a la radio La 2×4/FM 92.7.

En esa dirección, el diputado denarvaísta enumeró algunos motivos que, para él, fundamentan esa supuesta falta de libertad: “No es posible publicar avisos de ofertas en los diarios; no se puede disponer del dinero propio como uno quiere y en la moneda que uno quiere; no se puede salir de la Argentina con libertad”. Y enseguida volvió a hacer hincapié con la polémica iniciativa oficial sobre la publicidad política. “Es imprescindible y es un derecho constitucional que cada uno se manifieste con toda claridad. Y De Narváez tiene, además, su función de diputado nacional, con lo cual puede darse a conocer a la ciudadanía. Porque si no, después ocurre este desequilibrio ya insoportable en el cual el Estado todo lo puede”.

En este marco Ferrari ejemplificó: “A una evidente candidata en la provincia de Buenos Aires (por la ministra Alicia Kirchner) se la puede ver repartiendo planes y netbooks a través de los canales oficiales y con dinero público, que es de los argentinos y es utilizado todo el tiempo. Pero no sólo se nota en televisión, sino que también hemos visto afiches donde aparecen las manos de la Presidenta junto a las del Papa, con quien ahora parece ser interesante mostrarse. Corrió raudamente a Roma para reunirse cuando antes, a Bergoglio lo tenía a 100 metros y nunca fue capaz de recibirlo en una audiencia”.

Precisamente al hacer referencia al cambio de actitud del oficialismo sobre su visión sobre el papa Francisco, Ferrari puntualizó: “Me parece ilegítimo apropiarse de la figura del Papa, sea oposición u oficialismo. Francisco es de todos los argentinos y de todo el mundo. El pueblo lo ha abrazado desde el amor y el Gobierno desde la hipocresía. Esto es lo negativo que ocurre ante una administración que nos acostumbra a estas cuestiones y que por marketing o por fines electorales decide posturas incoherentes y contradictorias con lo que ha hecho en el pasado, pero que encajan en su modo de ver la realidad, en la que para mantener el poder hay que hacer cualquier cosa”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password